Menú






Compañeros
Crear foro









Click: Afiliados Vip-Élite


Hogwarts
You Know You Love Me Rol




Bvlgaria
Théâtre des VampirestokyoBlood And SinPhotobucketCabaretHogwarts: Marauder TimeSpecialis RevelioVolterra Night Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPicLa obscuridad eternaA bizarre love story     Klinzmann Mental HospitalNomen Sapientiaehttp://secretname.forosactivos.net/forum.htm Academia St. Hathaway






Últimos temas
» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Théâtre des Vampires
Miér Ago 27, 2014 6:07 pm por Tristán Evans

» Luccia Venturi
Miér Jul 30, 2014 6:29 pm por Tristán Evans

» Buenas tardes
Miér Nov 27, 2013 1:51 am por Luccia Venturi

» Los antiguos
Miér Jun 12, 2013 11:54 pm por erick roal

» Dudas
Vie Mayo 31, 2013 10:13 am por Armand

» Lydia Deetz
Mar Mayo 28, 2013 1:48 am por Capt. leon

» Juego de la Verdad.
Jue Abr 11, 2013 5:37 pm por Sayra Luk Richter


Kamaria De Vurent

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Kamaria De Vurent

Mensaje por Kamaria el Lun Mar 21, 2011 7:31 am

- Nombre: Kamaria De Vurent

- Edad: Se sospecha que Mas de 400 años aproximadamente. Aparenta 22 o un tanto más.

- Especie: Vampiro

- Clase Social: Alta

- Avatar (Nombre del Famoso): Isabelli Fontana

- Lugar de Origen: América

- Poderes:
Primeramente los típicos que otorga básicamente el Don oscuro:
- Telepatía, Celeridad y una fuerza sobre humana.
Aquellos desarrollados por la edad y… quizás el deseo.
- Infringir dolor por medio de la mente, Telequinesis y Levitación.
- Tiene un reducido control del Don de fuego… a penas para encender un papel o una vela.


- Descripción Física:
Piel marmórea que alguna vez fue olivácea y bronceada por las faenas diarias bajo el sol, Cabello largo y rebelde pero lustroso en sus reflejos cobrizos, dorados y chocolates… una melena camaleónica y Silueta esbelta de curvas firmes y seductoras respaldadas por un rostro de facciones que pueden resultar o muy duras o muy atractivas. Su apariencia en general es hermosamente aterradora. Las sombras caen en su rostro y pelean con esa luz sobrenatural de su condición como Hija de la muerte. Las ropas pueden o no cubrir ese cuerpo que de cualquier manera dará a la idea de que se observa a una flor del campo que bajo tormenta o sequia, prevalece imperturbable.

- Descripción Psicológica:
Compleja e impredecible. Puede actuar con completo dominio de sí misma o perderlo de una manera alarmante llegando a parecer desquiciado o loca… temeraria y fría. La franqueza es parte de ella y el desinterés por agradar también. No teme decir lo que piensa en ningún aspecto ni guarda apariencias, es ella simplemente ella ante cualquiera y cualquiera que ose faltarle el respeto es merecedor de su desprecio.
No se anda con rodeos para atacar… tiene una concepción alta de sí misma y no tolera faltas a su orgullo. Ruda y tosca en muchas ocasiones más no por ello falta de gracia y elegancia. Podría devorar un cuerpo con las manos y aun así lucir tan admirable como una pantera en plena caza.
Está siempre envuelta por un atractivo misterio que acentúa su propio aire sensual. Resulta bastante curiosa, exacta al hacer las cosas, directa y observadora pero sin lugar a dudas inestable, cambiante. Tan sencillo como si no perteneciera a ningún lugar.

Rara vez se muestra dulce no es propio de su persona aplicar esos tratos a cualquiera o por cualquier razón. Pero cuando promete cualquier cosa pone su vida y sangre en ello. Así que en ese aspecto es como un autentico y recio caballero. No gusta de la mentira pero la usara si debe hacerlo, ni disfruta la crueldad… pero tiene una particular manera de concebirla y una justicia muy propia en la cual moverse.
Es inteligente a pesar de lo salvaje que se pueda mostrar pero todo en ella puede ser lo anteriormente comentado o… algo absolutamente diferente.

- Orientación sexual: Heteroflexible.

- Historia
Poco más de lo que Dijo aquel hombre sobre el comienzo de todo, solo un poco más que eso puede recordar.

Su alumbramiento sin previo aviso tuvo lugar en una de las más grandes haciendas que se contaban entre los terratenientes de aquella zona. Aquello era un desorden de mujeres negras corriendo por los estrechos pasillos de la casucha de barro donde habitaban los esclavos, sus manos cargaban trapos húmedos mientras otras portaban vasijas de arcilla cocida con agua hervida. Nadie esperaba aquello y muchos lo concebían como un milagro, otros como un maleficio a la blasfemia. Pero el negro alto y fuerte cargado en edad que observaba desde un extremo de la habitación a la mujer parir, sabia la verdad. Sabía porque esa niña era de piel tan clara y porque sus ojos eran de un gris tan puro.
Ah… pero no era el único y cuando la mujer del patrón supo de la noticia y de la criatura… se cuenta que su rostro rubicundo de piel tan blanca y tierna como la de los cerdos recién nacidos, se volvió roja y desencajada en la más pura expresión de rabia.
La niña a pesar de toda creencia entre los esclavos, fue acogida con afecto por ellos. Las jóvenes y viejas se sintieron ligadas a la nueva vida y Los varones tendrían una hermanita que cuidar pero Jerome, el esclavo de confianza del patrón se sintió su padre al instante. Sabía que el verdadero progenitor no la reconocería y que por ese mismo motivo no debía contar sobre eso a la niña. Sería una bastarda pero tendría orgullo a pesar de todo.
Sin embargo no pasaría mucho para que las repercusiones de aquel “desliz” cayeran sobre los menos afortunados. Y era por ese mismo motivo que Jerome no debía sorprenderse por la imagen de la mujer empalada en el campo, él sabía que podía suceder y por ello mismo no tenía porque haberse llevado a la criatura con él dándole a conocer esa cruda realidad. Un cadáver ultrajado tan violentamente por un palo macizo que entraba por los agujeros inferiores y asomaba por la boca… sangrante, grotesco y terrible. Pero estaba hecho. Y la pequeña que observaba absorta la escena solo pudo susurrar el nombre de su madre muerta antes de volver su carita hacia el negro como si le exigiera con urgencia una explicación. Y la obtuvo aunque en ese momento no pudiera del todo entenderla.

Se crió bajo la sombra de aquel hombre y como uno más entre los esclavos. La histérica mujer del patrón había hecho vender a todas las esclavas jóvenes no consiguiendo para su desgracia deshacerse de la niña pero si confiando con que al rodearla de varones al menos le infringiría daño. Quizás alguno fuera un depravado y acabara destrozando su honor… cuanto al parecer soñaba con eso. Pero no fue debilidad y amedrentamiento lo que resulto. Aquella jovencita era brava y cada vez más consciente de la hostilidad en su entorno y más aun de sus capacidades para contribuir en la locura de la asesina de su madre al contar con una singular influencia en el patrón. Más de una vez recibiría una surra, los mismos esclavos y hasta el mismo Jerome en obediencia a sus amos tendría que propinársela para complacer a la blanca pero nada de eso lograría aplacar la ira ni mucho menos su carácter salvaje y déspota. Quizás algún día lograra su venganza pero no vivía por ello si no por la posible libertad.

16 años de vida… quizás fuera demasiado paciente para cada experiencia que requiriera tragarse sus ganas de despellejar a la hembra de risos de oro. Pero… sencillamente no era todo eso el aspecto que de su vida sobreponía importancia. Era la manera en que cada paraje detenía su corazón, en que el tronar de la cascada, de suave rugir del riachuelo con sus diminutas piedrecillas y los resplandores bajo el sol, suponían de un consuelo al dolor hasta volverlo inexistente… todo en la simpleza, todo en la inocencia que se revestía de crueldad al conocer de horrores y ser salvada de ellos e incluso suponerse para sí misma un riesgo pues siendo bonita no extrañaba que a esa edad sus hermanos cambiaran su manera de mirarla… pero no les temía, Jerome la había enseñado a pelear hasta don las uñas, a defenderse como fiera y por ello no era extraño ver luego rostros rasgados y aun así sonrientes pero frustrados al no conseguir hacerse de esa mujer. Todo aquello era la caza… todo eso, en realidad era su libertad. Acaso preferiría ser una hacendada ricachona vestida de muñeca? Para qué?

Oh pero la vida de nuevo daba un vuelco y al retorno de una tarde entretenida con los varones, buscando jabalís y venados para un banquete en la hacienda el origen de un cambio se firmaría con sangre y muertes. Cadáveres devorados por bestias… bestias que debían ser enormes pues… dejaron muy poco. Pero Jerome reconocía a la mayoría… mientras la jovencita paseaba entre los cuerpos buscando curiosa uno en particular… Para su mala suerte lo encontró, sano y salvo en la bodega de la cocina con el cuerpo de una de las criadas afuera, desmembrada y seguramente dejada allí en sacrificio. La mujer se lanzo a brazos del negro mayor a gemir y llorar… su cuerpo tembloroso y atacado de nervios casi conmovió a la morena, casi. El patrón había muerto, otros blancos y familiares del mismo también y las autoridades no tardaron en confirmar que ciertamente habían sido atacados por bestias que muertes así se habían confirmado antes y que posiblemente se tratara de… los lobos. Pero la noticia más alarmarte y que hizo mella superior en la viuda fue la mención de la única heredera de la hacienda y las múltiples tierras que el patrón poseía… y el papel ponía. “A mi hija, niña nacida de mi unión con una de las esclavas, a ella sinceramente le dejo todo… sus ojos grises son los míos, y su sangre es la mía.”

Si aquello significaba locura para la mujer, suponía desconcierto para la joven que mirando a Jerome como la noche en que vio el cadáver de su madre, exigió explicación… y la obtuvo. Esta vez toda quedo muy claro. La mujer del amo era estéril, su madre era hermosa pero una esclava al fin y al cabo, su nacimiento expuso la furia de una mujer repudiada por su marido y ahora su título de “patrona” era el llamado puro a la perdición. Un escándalo que paso muy rápido, un escándalo que supuso alegría para algunos nobles cuando supieron de la entrada de tan hermosa y exótica figura a la sociedad… un escándalo cuando se supo que esta no estaba interesada en las nupcias y lo peor aun es que… nada podía obligarla… era tan libre como antes y más poderosa que nunca. Pero quedaba otra cosa por hacer… y de vuelta al campo una noche luego de la faena, otra mujer era la que estampada en una vara, yacía muerta y ultrajada. – Ojo por ojo… - susurro esta vez y sería la última vez que dirigiera sus palabras a esa blanca presencia.

Sobre su poderío, era inminente, sobre su felicidad, era innegable, sobre su justicia al llenar de comodidad a los esclavos más eficientes era notoria y contar con la noción de lo que significaba ser esclava y privada de mucho, de eso también estaba orgullosa. Ahora podía vestirse de gala e ir a festines… y para qué? La sabana, la tierra fresca y los riachuelos aun eran su pasión… y solía salir con su más confiable compañero cada día solo para darse ese gusto. Jerome, viejo, sabio y silencioso… de ojos pardos y amarillentos sonreía al verla danzar como la niña de antes bajo la luna, reír a mandíbula batiente por sentirse tan fuerte y segura y al final, satisfecho él de su obra… quizás ya no fuera tan merecedor del infierno como antes, pero algo le hacía temer por ella. – Kam… ese orgullo… puede limitarte… puede destruirte. – Pero entonces ella ya no reía, entendía y suspiraba pero… simplemente era así.

- No deje pasar esto Jepa… - decía ella aquella vez mientras nadaba semi desnuda en el rio… - Todo lo mío es suyo… usted fue quien me crió. – Jepa, que era el mismo Jerome pero llamado cariñosamente así solo observaba el horizonte con sus matices moribundo anunciantes de la noche… incapaz de responder de momento… y luego incapaz de enfocar bien con los ojos lo que fuera que tuviera al frente tomándole por el cuello hasta que el “crack” rompió el silencio y luego un grito aterrador seguido de un gemido ahogado. – Mi hermosa flor del campo… mi pantera en la selva… -

El despertar fue un martirio, enterrada en la humedad del lodo… incapaz de gritar o se metería la tierra en su boca… incrédula aun por no saber cómo rayos continuaba con vida. Aquello era un sueño? Una pesadilla? Era lo más terrible, no saber si era real. Aquel ser pálido había roto el cuello de su Jerome? En verdad luego la había abrazado tan fuerte y tan rápidamente que no le había podido atacar… repeler? POR QUÉ?!
Se retorció bajo el fango… sus uñas arañaron la tierra, sus manos se abrieron camino y al fin un suspiro, otro gemido, aire… y a la vez nada… estaba afuera. Llovía, la lluvia lavaba su cuerpo desnudo, tenia alimaña encima que se sacudió con un estremecimiento potente para luego con demasiada ligereza ponerse de pie. Todo era diferente…. Los colores, era de noche y veía a la perfección, su cuerpo… su piel… algo terrible había obrado en ella y tambaleante comenzó a correr sorprendida de su velocidad… de su agilidad… de su voz cuando comenzó a gritar como posesa al olfatear sangre… sangre de quien? La roca donde estuvo Jerome sentado, pero el donde estaba? La casa! De seguro estaba allí! Pero no pudo continuar… no cuando descubrió la sed… la sed ardiente en su garganta, en el pecho… la desesperación era dolorosa. De pronto ya estaba en el rio… pero el agua no era nada! No había saciedad.

No tardo en llegar a la casa donde numerosos esclavos le esperaban con antorchas al parecer preparados para algo. Le notificaron que estaban listas para ir a buscarla de nuevo… que estaban preocupados e incluso la daban por muerta. Que Jerome ya había sido enterrado y que lamentaban eso. Con confianza le interrogaban si sabía que había ocurrido, que donde había estado mientras las criadas corrían por frazadas para cubrir aquel cuerpo desnudo que… insólitamente lucia tan pálido y era tan frio al tacto como el de un cadáver. Todo de pronto le recordaba a Kamaria a la historia de su nacimiento… pero por qué entonces aquello parecía la muerte? Y esos que la rodeaban… que diferentes eran… que tiernos… que aroma mas delicioso brotaba de sus cuerpos abrumándola, enloqueciéndola hasta las lágrimas. Nadie la había visto entonces llorar… y ella prohibió desde ese momento ser vista si quiera. Se interno en su habitación para conocer el horror de la endemoniada transformación a la que había sido sometida y siendo como era, prefirió continuar con “vida” a negarse a sí misma ahora. Así llegaron las muertes, las desapariciones, los esclavos temían pues noche tras noche de a dos morían y la locura, la ceguera… el juego de los sentidos nublados de pronto significo la pérdida de conciencia y tras una existencia que se propago hasta la pérdida total de toda pertenencia humana… sobrevino el sopor y la caída.

El segundo despertar seria turbio… no había conciencia concreta de los hechos reales y sentido del ser… para ese entonces solo se dedico a satisfacer a la bestia en su interior. A entregarse a los deseos y las exigencias de esta, a entregarle a sus víctimas jóvenes y puras cuya sangre era más dulce… todo con un sentido. Quizás el nirvana constante le llevara a la respuesta… pero no fue así. Se llenó también con la sangre de neófitos más jóvenes… descubriendo entonces que no era la única pero no deteniéndose a preguntar nunca a ellos el por qué de que también fueran unos cadáveres chupa sangre andantes.

Otra caída, otro agujero en su conciencia, en su memoria en la cordura y sin embargo sin dejar de ser ella cada vez que regresaba entre idas y venidas… idas y venidas… 10 años sola en la realidad, no se sabe cuántos sumergida en la oscuridad antes de emerger otra vez y sembrar terror a su manera.
La penúltima vez que regreso, cansada de su soledad consiguió consuelo en un hombre de ademanes refinados…. Un mortal que se enamoro de ella con la sinceridad que ninguno anteriormente fue capaz de demostrar y que capto su atención con la belleza de sus tonadas, sus conciertos íntimos de violín y piano… y las vistas que ofrecían sus cuadros… la sumergió en una pasión, le enseño entonces algo en lo cual invertir su tiempo y le ayudo a quedarse… la dama misteriosa era para él, la mujer que solo en las noches podía mirar y aun vestida siempre como ser fantasmal de vestiduras gastadas y sucias despertaba en él la más profunda admiración. El arte le recordaba a su sabana, a sus riachuelos, quería que él los viera como ella podía hacerlo y así pintarlos más soberbios y reales… fue ese el motivo de su acción al casi matarlo para darle de la maldición. Él podría verla de otra manera y sacarle el provecho que ella poco le encontraba… entonces viajarían juntos y con sus entretenimientos ella quizás se quedara un poco más. Pero… aquella alma no era como la suya y no deseaba la selva como ella, ni la tierra… y era un horror ver la sangre, la sangre de las victimas que ella vaciaba como copas de vino ante él. Niñas, jovencitas… varones enfermizos y hombres robustos… demasiados aterrador conocer esa realidad… y de nuevo venían las ganas de no estar.
De nuevo… la oscuridad del auto sepulcro, esta vez en el sótano de un edificio abandonado.

1800…

Eso decía un papel junto a la puerta de la bodega. Un cadáver a sus espaldas yacía vacuo de sangre… cuanta sorpresa había visto en su expresión al entrar al sótano y encontrar a una mujer esquelética vestida de harapos que aun con ese aspecto, contaba con facciones hermosa… que amable había sido el hombre al acercarse para ofrecerle su chaqueta y al abrazarle ella y verlo sonrojarse, que delicioso había sido entonces probar de nuevo la sangre manar hasta dar la muerte. La aventura iniciaba de nuevo y su primer hallazgo fue descubrir la muerte de su antiguo consorte a quien al menos esperaba encontrar por allí… su historia la sustrajo de las mentes y no le costó nada dar con las chiquillas que se hacían llamar “sus hijas” niñas con su sangre, sangre que ella no autorizo dar… a todas las conoció, las interrogó y luego las mato costándole más la escurridiza que decían era la mayor. En su búsqueda viajo hasta la mismísima Francia… un terreno nunca antes conocido y allí, la segunda noche de su llegada dio muerte a esa niña de quien obtuvo un nuevo dato… la existencia de una más…

Su sangre, su estirpe… quizás sea el camino a la “vida” u otro designio de la muerte.

- Temores:
Enamorarse… Piensa que eso le podría restar libertad, la verdad es que le teme a eso que desconoce.

- Casa (lugar donde está situada): De momento… el mundo y cualquier bosque o pedazo de tierra donde decida dormir.

-Datos extras:

Le gusta la sangre joven y pura, sobre todo de niñas. Tampoco es raro que consuma la de vampiros

Es virgen

Tiene por costumbre dormir enterrada es por ello que siempre aparece cubierta de tierra y sucia.

Se maneja en los extremos… o ama u odia.

El único instrumento que realmente sabe tocar es el arpa, pero también invierte fácilmente horas en el piano… este instrumento puede relajarla en sobre manera.

Es capaz de cerrar su mente a los telepates.

Presenta cierto agrado por los lobos... mientras no le hagan enojar con alguna estupides.

Aun acostumbra ir al rio y danzar bajo la luna.

Kamaria
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 21/03/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Kamaria De Vurent

Mensaje por Marius de Romanus el Miér Mar 23, 2011 12:24 pm

Fixa Aceptada


Marius de Romanus
Conoce a Marius ~ La Isla del Mar Egeo

"Mi mundo es el infierno de los infieles. Mi sangre, el placer de los inmortales"


Marius de Romanus
Admin - Clase Alta
Admin - Clase Alta

Mensajes : 663
Fecha de inscripción : 22/03/2010
Edad : 1836
Localización : Venecia

Ver perfil de usuario http://www.cantico-de-sangre.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

default Re: Kamaria De Vurent

Mensaje por Kamaria el Miér Mar 23, 2011 2:12 pm

Muchas graxias.

Kamaria
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 21/03/2011
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Kamaria De Vurent

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:25 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.