Menú






Compañeros
Crear foro









Click: Afiliados Vip-Élite


Hogwarts
You Know You Love Me Rol




Bvlgaria
Théâtre des VampirestokyoBlood And SinPhotobucketCabaretHogwarts: Marauder TimeSpecialis RevelioVolterra Night Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPicLa obscuridad eternaA bizarre love story     Klinzmann Mental HospitalNomen Sapientiaehttp://secretname.forosactivos.net/forum.htm Academia St. Hathaway






Últimos temas
» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Théâtre des Vampires
Miér Ago 27, 2014 6:07 pm por Tristán Evans

» Luccia Venturi
Miér Jul 30, 2014 6:29 pm por Tristán Evans

» Buenas tardes
Miér Nov 27, 2013 1:51 am por Luccia Venturi

» Los antiguos
Miér Jun 12, 2013 11:54 pm por erick roal

» Dudas
Vie Mayo 31, 2013 10:13 am por Armand

» Lydia Deetz
Mar Mayo 28, 2013 1:48 am por Capt. leon

» Juego de la Verdad.
Jue Abr 11, 2013 5:37 pm por Sayra Luk Richter


Historia de Vampiros (FICS)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Historia de Vampiros (FICS)

Mensaje por Ahani el Jue Jun 03, 2010 1:35 pm

Recuerdo que es ser humano que es sentir ser humano, sentir que puedo morir en cualquier momento. Pero para ustedes debo contarles mi historia

1914 año en el que empezó la primera guerra mundial. Más de 60 millones de soldados europeos fueron movilizados desde 1914 hasta 1918. Yo era uno de ellos luche y lo arriesgue todo, y fue un vampiro quien me dio la oportunidad de cambiar todo mi mundo.
Recuerdo que era una noche fría de invierno, camina por la calle cuando voltee me encontré frente a el. Llevaba una capa negra que envolvía su cuerpo delgado, -quien sois vos-
El vampiro no tuve oportunidad de presentarse tomando aquel, del cuello le clavo sus colmillos tirando su cuerpo al suelo-Lo siento no me gusta presentarme- me inclino para ver como su cuerpo moría como su ultimo aliento de vida escapa, de aquel sujeto que había mordido- tienes la oportunidad o de dejar el mundo, ser pasto para gusanos o de lo contrario puedo, ofrecerte una segunda opción- Adrián observo aquel vampiro, aquel que le ofrecía una segunda opción su cuerpo estaba muriendo sentía que había llegado su hora, pues ¿Qué opción escogió?

Los párpados le pesaban, su paladar no era el mismo, sentía que algo había cambiado en su cuerpo, se incorporó de la cama y miró la sombra que había en la ventana, observándola en silencio como un animalito atrapado.
-¿Qué me has hecho?
El vampiro se acercó mostrando su rostro
-No podía dejarte desangrar en la calle, no soy esa clase de persona, o sí…- esbozó una sonrisa mientras se acercaba hasta la mesa y encendía la vela. Luego se acercó a la ventana cruzándose de brazos y recordando los tiempos en el que antaño era un hombre.
-Yo era como tú, un hombre con sus principios morales, tenía una familia a las afueras de Londres –se volteó y observó a Adrián- y también estaba asustado como tú ahora. Lo único que puedo darte amigo mío, es elegir una nueva vida, una en la que aprenderás más sobre el mundo y llegarás a odiarlo o amarlo, durante mucho tiempo.
Sin saber qué decía o a qué se refiera, Adrián se incorporó y observó a aquel vampiro que atentamente le relataba cosas que para él no tenían sentido.
–No sé de qué me estás hablando, aléjate de mí -observó en el espejo aquellas marcas que tenía en su cuello y se volteó, observando al vampiro que esbozaba una sonrisa de cómplice.
– ¿Qué me has hecho? ¿Por qué estoy sangrando?
-Adrián quieres saber las respuestas, pero no puedo dártelas amigo mío. Si deseas saberlas necesitarías ver el mundo a través de mis ojos.
El vampiro se acercó hasta la ventana, observando la luna, envolviendo a Adrián en su capa negra. Éste fue golpeado por un viento frío que hizo cerrar sus ojos y, confundido por todo, los abrió despacio.
-Ha sido rápido, un buen aterrizaje.
Abrió sus ojos y dio un paso, hace un minuto estaban en aquella habitación, ahora en el parque.
– ¿Qué eres?, o mejor dicho, ¿Quién eres tú?
El vampiro se volteó y observó a Adrián, podía percibir el miedo en sus ojos, hasta leyó su mente, lo atormentado que estaba por todo lo que pasó cuando las bombas caían a su alrededor y sus compañeros morían ante sus ojos. Cómo podía vivir con aquel tormento que le comía día tras día.
- Sé que vives con ese tormento, no pudiste salvarlos a todos… sufres cada día por ello.
Adrián dio un paso más y tomó al vampiro del cuello.
-Se me acaba la paciencia, ¿Cómo sabes eso?
El vampiro observo a Adrián.
–Lo sé… porque he leído tu mente amigo mío.
-Estoy cansado de este juego, quiero regresar a casa con mi mujer e hijos -Adrián soltó al vampiro se volvió y camino rápido. Pero el vampiro tenía un destino para Adrián no podía dejarlo escapar. Le tomó con fuerzas clavando sus colmillos en su cuello.
- Lo siento por ti, pero no podrás verlos más, nunca más.
Adrián cayó al suelo, sentía como su cuerpo no respondía.
–Entonces si vas a matarme, mátame ya y acaba con mi tormento.
El vampiro mordió su muñeca y le dio de beber a Adrián. Éste tomó impulso para tomar de la muñeca del vampiro con fuerzas y bebió el néctar de la inmortalidad.
–Ahora, amigo mío, eres el hijo de la noche eterna. Bebe, sáciate y únete a la vida eterna.


En la actualidad

Alicia observa su portátil escribiendo palabras, sin sentido o tal vez tenia sentido. Era una locura transitoria. Ella conoció a Adrián en un viaje a Londres, se reencontrándose como unos viejos amigos, tras verse muy a menudo llegaron a tener un fuerte lazo que nadie podría sepárales. Un vampiro y una humana, tales uniones nunca se habían visto en antaño. Las cosas pueden cambiar en un abrí cerrar de ojos como esta historia
Alicia había terminado su carrera de periodismo, pero tenia un sueño: “ ser escritora” al conocer a Adrián ese sueño se cumplió, fue el quien lleno de dolor agonía, y soledad quien encontró a su compañera y su guía en el mundo de ahora. Y el le enseño lo que es ver una vida de soledad a través de sus ojos de vampiro, a cambio ella le enseño que es ser de nuevo humano, el sentirse como tal.

Pues la vida de un vampiro no es nada fácil, ver como todos a los que querías se va marchando. Van muriendo solo quedas tú con tu pena y dolor. Comiéndote cada día que pasa, deseando morir ser libre de la condenación de la vida inmortal.

Alicia era consciente de que aquel vampiro, le dio la fama. Se una escritora pero a dentro de ella, su pena le comía. Ya que Alicia algo que no soporta es el sufrimiento ajeno, y sabia que cada día que pasaba con Adrián el sufría. Porque siempre en la vida de un vampiro debes aceptar algo, y ese algo es la muerte.
Un fuerte viento hizo abrir las ventanas de su cuarto, volteo camino despacio para dirigirse hasta, la ventana cerrarla. Algo callo al sueño un pequeño peluche que conservaba de pequeña, el único recuerdo de su padre, volteo camino hasta recogerlo, colocándolo de nuevo en la estantería.

-Aún le sigues recordando

Alicia volteo observo a Adrián, esbozando una sonría abriendo sus brazos. Ella se apretó fuerte a su pecho frío como el mármol, necesitaba el afecto de alguien que añoraba, ese era Adrián. A pesar de que su cuerpo estaba muerto. Para ello no era un simple vampiro era su vida, quien le dio la oportunidad de hacerse conocer en el mundo.

-Has tardado en regresar- aún apretando aquel frío cuerpo, podía sentir que estaba a punto de empezar a llorar.

Adrián respiro profundamente. Se había equivocado en aquella elección de ausentarte largo tiempo, pero el lo necesitaba más que nada. Ya a veces los recuerdos de su anterior vida le comían por dentro como un gusano gigante devorando sus entrañas. Sentía tal dolor que necesitaba escapar de ello.

-A veces necesitábamos alejarnos por un tiempo, pero ya estoy aquí.- Adrián frunzo el ceño noto, como temblaba Alicia en sus brazos –No temas ya estoy acá contigo no dejare que nadie, te haga daño.

Alicia se despego, dejo de temblar –Ya estoy a salvo –Esbozo una sonría, se dirijo hasta la mesita donde tomo, un libro pesado donde en su portada ponía: Adrián

Adrián tomo el libro, que Alice deposito en sus manos –Es el primero, es mi historia.

Alicia asintió, y bajo la mirada. Pensando en la posibilidad de que no le gustaría aquel libro. Aquel que se dedico mucho tiempo de su vida, editándolo hasta llegar a ser la novela más vendida. –No te gusta…lo se no es gran -

-Me gusta Alicia, porque en este libro se cuenta mi vida mi historia como empezó las tiemblas- Adrián se quedo pensativo, sumergido por un momentos recordando pequeños fragmentos de su anterior vida como humano, como vampiro.-Aún recuerdo cuando era como tú…alguien que lucho, en una guerra. A veces creo escuchar los sonidos de las bombas, la gente gritando, soldados muriendo en el campo de batalla.

Alicia se quedo observado a Adrián, siempre le gustaba observarlo cuando recordaba su anterior vida. Al igual de su físico, quien extrañamente se sentía atrapada y a la vez enamorada en secreto de el. De aspecto fuerte ojos que podrían hipnotizar a cualquiera que se proponga, labios que un solo beso podría desmayar a cualquiera. Pero lo que más amaba Alicia era su personalidad, pues ella aprendió que solo no es una cara es mucho mas que eso, es un hombre dulce a la vez fuerte cabezota, su compañero, su mejor amigo. Su amor platónico ese era Adrián para Alicia.

-Entonces te gusta, la verdad es que me he pasado casi demasiado tiempo escribiendo. Creo que mis ojos no serán los mismos hasta ahora. –Alicia sonrío, río de aquel comentario tonto sobre sus ojos, pues casi siempre se ocultaba tras sus gafas.

-Aun sigues siendo hermosos Alicia

Alicia se sonrojo no estaba acostumbrada, a que los hombres de dijeran cosas hermosas. Siempre pensó que era una simple chica normal, se ocultar tras miles de mascaras para que nadie le hiciera daño. Pues lo que más temía era que alguien le hiciera daño. El dolor era lo que mas temía, pero sentía dolor no por ella si no por la lucha interna que Adrián llevaba consigo. Aún no podía creer porque fue la elegida, porque fue ella quien le abrió sus ojos inmortales le contó su vida.

-Porque yo Adrián

Adrián se sorprendió por la reacción de Alicia, sabia que anhelada muchas respuestas. El porque la eligió a ella. Pero fue en aquel viaje cuando cambio todo



Alicia se encontraba en un profundo sueño. Un sueño donde no quería despertar. Contemplando el rostro de su padre risueño. Ella sabía que aquel sueño se iba a desvanecer aquello le embargaba un dolor terrible en su corazón, un profundo dolor que le consumía por dentro.


Por desgracia todo el mundo se va tarde o temprano dejando una profunda huella imborrable en el alma –papa- el padre de Alicia se encontraba caminando observando el cielo azul bajo un monto de flores en un campo verde. Parecía estar dentro de su propia imaginación, y era así –Te quiero hija – Dijo Fran antes de despedirse de su hija. Alicia se dirigió rápidamente antes de que se desvaneciera su padre, en aquel sueño –No te vallas papa – decía con todas sus fuerzas, tropezando y volviéndose levantar para correr junto a su padre –No te vallas no me dejes con este tormento, quiero recuperarte- Su plante era serio pero se podía ver en la expresión de su rostro que Fran era antes de todo un padre y lo que más quiso era por encima de todo a su hija Alicia y a su mujer. Pero un cáncer le atrapo tomando el rumbo de su vida hasta que le consumió tanto, que acabo con el, dejando a una maravillosa mujer a su hija pequeña. Nunca sabes cuando llega tu hora o cuando, algo tenía que pasar porque era su destino. Pero Alicia no lo quería verlo, así nunca quiso admitirlo de que el había desaparecido de su vida dejándola, con su tormento con su dolor, y agonía. Despertó de aquel sueño observando el peluche de la estantería. Respiro profundamente apoyando sus pies sobre aquel frío piso, y se dirigió para tomar aquel peluche abrazarlo con todas sus fuerzas. –Nunca te olvidare- musito por lo bajo escapando dos lagrimas que resbalaban por su rostro, sin poder aguantar el dolor que sentía por dentro, tomo aquel peluche. Se dirigió despacio hasta su cama, para cubridse el rostro apretando su pecho contra aquel único recuerdo de su padre después de su muerte.




Adrián caminaba por las calles de Londres como un humano más. Recordando su anterior vida lo que era, lo que dejo ser hasta convertidse en lo que es, un vampiro. Observando una mujer ofreciendo compasión, por unas monedas por las calles, se acerco a esta para soltar varias monedas la mujer, no podía hablar ya que esta le había cortado la lengua. Fue en ese momento en ese instante cuando algo vino a su mente.

Se encontraba sobre aquel lecho observando el techo pitando de ángeles, -Vos sabéis lo que sois verdad?- Dijo aquel vampiro el cual no había dicho su nombre, se acercaba hasta Adrián para sentarse a su lado observando su rostro. Adrián se encogió de hombros ante la pregunta del vampiro – No entiendo la pregunta- El vampiro esbozo una sonrisa mostrando sus colmillos, Adrián los observo con espanto recordando lo que había pasando –Me has matado, me has condenado a la muerte maldito bastardo,-El vampiro comenzó a reír tan fuerte que solo se escuchaba su risa como una hiena. –Vos sois un muestro- Dijo Adrián enojado sintiendo un odio, por aquel ser aquel que le arrebato su ultimo aliento de vida. –Muchos me llaman monstruo o vampiro. Eso es lo que eres ahora, golpéame mátame si lo prefieres o tal vez. Quieras saber que es vivir entre humanos siendo un monstruo. –Dirigió una mirada a Adrián una mirada de odio-Vas a matarme- El vampiro bajo la mano-Solo quiero enseñarte que es vivir entre las sombras –Adrián bajo la mirada observando el piso, volvió observar aquel vampiro que quería mostrarle, algo más un mundo nuevo ante sus ojos. Movió la cabeza con indignación –Me has convertido en un monstruo- El vampiro tomo fuerte a Adrián del cuello, elevo su cuerpo hasta apoyarlo en la pared con una fuerza sobrehumana. Una fuerza de que ni mil hombres podrían contra ese monstruo de la noche, aquel que le arrebato su vida para una segunda oportunidad. –Quieres morir Adrián o prefieres saber, que es ver el mundo a través de unos ojos inmortales. Donde puedes ver más allá, donde puedes aprender, a sobrevivir entre humanos, ocultando tu verdadera naturaleza.

oFF: soy terrible para los puntos comas saludos, se lo quiero dedicar alguien a Kory

Very Happy

Ahani
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 29/04/2010
Edad : 34
Localización : Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Historia de Vampiros (FICS)

Mensaje por Kory Bouguereau el Jue Jun 03, 2010 3:44 pm

Me lo he leido todo, todo Smile
Ha sido interesante la verdad.
Me gusta el vampiro que convirtió a Adrian (xD no puedo evitarlo)
Tan dramática la historia.

cat Esperaré la continuación.

Kory Bouguereau
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 493
Fecha de inscripción : 24/04/2010
Edad : 130
Localización : Castillo Lancaster (Inglaterra)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Historia de Vampiros (FICS)

Mensaje por Ahani el Jue Jun 03, 2010 6:54 pm

Adrian es complicado pero espero inspirarme escribir mas, gracias Kory

Ahani
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 29/04/2010
Edad : 34
Localización : Francia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Historia de Vampiros (FICS)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:07 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.