Menú






Compañeros
Crear foro









Click: Afiliados Vip-Élite


Hogwarts
You Know You Love Me Rol




Bvlgaria
Théâtre des VampirestokyoBlood And SinPhotobucketCabaretHogwarts: Marauder TimeSpecialis RevelioVolterra Night Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPicLa obscuridad eternaA bizarre love story     Klinzmann Mental HospitalNomen Sapientiaehttp://secretname.forosactivos.net/forum.htm Academia St. Hathaway






Últimos temas
» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Théâtre des Vampires
Miér Ago 27, 2014 6:07 pm por Tristán Evans

» Luccia Venturi
Miér Jul 30, 2014 6:29 pm por Tristán Evans

» Buenas tardes
Miér Nov 27, 2013 1:51 am por Luccia Venturi

» Los antiguos
Miér Jun 12, 2013 11:54 pm por erick roal

» Dudas
Vie Mayo 31, 2013 10:13 am por Armand

» Lydia Deetz
Mar Mayo 28, 2013 1:48 am por Capt. leon

» Juego de la Verdad.
Jue Abr 11, 2013 5:37 pm por Sayra Luk Richter


Duros recuerdos...

Ir abajo

default Duros recuerdos...

Mensaje por Elisabeth zu Bayern el Vie Jul 09, 2010 8:59 pm



Criada en una familia noble, adinerada, me casaron cuando era muy joven, con apenas 16 años, con un hombre que me doblaba en edad, y todo por que con ello, mi familia ganaba prestigio y riquezas, sin importarles si yo era feliz o no.
Con la boda me nombraron Baronesa, y en los años que estube casada con el Barón, le dí dos hijas, que crecieron sanas, felices y bien cuidadas, ajenas a todo cuanto el Barón hacía fuera del hogar

Una de las noches en las que mi esposo volvía borracho a casa, yo me hallaba cosiendole unas camisas junto a la luz y el calor de la chimenea. Me giré en mi asiento al oir el portazo que dió él al entrar.

- Esposo, bienvenido - pude decir mientras me levantaba, justo antes de que él lanzase mi labor por los aires al otro lado del cuarto, y me besaba, ebrio, arañando mi piel con sus manos temblorosas. - No... no asi no ....

Gemía descontrolada, entre sollozos de dolor, sintiendo como me desgarraban el alma una y otra vez. esa noche. Cada vez que intentaba apartarle de mi, recibía un golpe en el rostro, y me agarraba ambos brazos con sus fuertes manos, inmovilizándome contra el pilar de la cama.
Tras pasar esa horrible noche, acurrucada en un lado de la cama, sollozando en silencio para no despertarle, abrazada a mi propio cuerpo, tragándome mi orgullo de nuevo.
Cuando el Barón se despertó, al mirarme no ví arrepentimiento en sus ojos, ni siquiera un asomo de culpa, solo indiferencia…

Yo sabía de sus múltiples amantes, y no me importaba, el tiempo que él pasaba con ellas, era tiempo que utilizaba para dormir tranquila, o dedicarme a mis quehaceres, libre de sus golpes e insultos.
Una vez, se me ocurrió decirle que fuese más discreto, que no se pavonease por la corte con ellas, cuando yo iba con él a las fiestas a las que nos invitaban, y me respondió cogiendo el atizador del fuego de la chimenea al rojo vivo, y golpeándome con él, me dejó varias laceraciones en los brazos, pero la peor herida no fue la gran quemadura con forma de “S” de mi espalda que me hizo con el, sino le desgarro de mi alma, pues pese a todo yo seguía amando a mi esposo.

Trás años de maltratos, mis hija mayor se había casado, y yo pasaba el tiempo contenta de que una de ellas estubiera a salvo de su padre, protegiendo a la pequeña siempre que podía.
Una noche de tormenta no podía dormir, era más de media noche, pero algo me dió mala espina, y con el corazón encogido... fuí a la alcoba de mi hija Jaqueline, la pequeña, para ver si estaba dormida.
Lo que ví me hizo sentir como si me desgarrasen el alma en mil pedazos, mi esposo, con el camisón de dormir, intentando violar a mi hija, a nuestra hija...
No llegué a saber muy bien lo que pasó esa noche... solo recuerdo que al despertar, mi camisón estaba cubierto de sangre, y Jaqueline lloraba acurrucada entre mis brazos, y mi esposo yacía muerto en el suelo del cuarto.

- Ma-madre... ¿que hemos echo? - mi pequeña Jaqueline me abrazaba aterrada.
- No te preocupes, yo me ocuparé de todo - decía cojiendole el rostro entre ambas manos, mirándola a los ojos, intentando calmarla.

Convencí a mi hija para que hiciese vida normal, me la llevé a mis habitaciones para que pudiera vestirse, sin que tubiera que contemplar el cadaver de su padre y pudiera hacer como si no supiera nada.
Yo me vestí también, y me deshice del camisón manchado de sangre.
Llamé a uno de mis sirvientes de confianza, el esposo de mi dama de compañía más fiel, y él se ocupó del cuerpo de mi esposo. Lo escondió en la alfombra del cuarto, también cubierta de su sangre, y entre él y otros dos sirvientes, se la llevaron fuera del castillo.
La dejaron en la parte de atrás, lejos de la casa, en un terreno llano, donde le prendieron fuego a la alfombra. El cuerpo sin vida del Barón, fue llevado a caballo lejos del hogar, como yo había ordenado, y fingieron que él había fallecido en un accidente, como si le hubieran asaltado. El único testigo, era el marido de mi sirvienta, quién le había acompañado en su viaje.

.....

CONTINUARÁ


OFF: espero que os haya gustado, más adelante escribiré la siguiente parte ^^

avatar
Elisabeth zu Bayern
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 03/07/2010
Edad : 323

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Duros recuerdos...

Mensaje por Katherine Lefevre el Vie Jul 09, 2010 11:02 pm

Está muy bien Elisabeth ^^
Síguela que tengo ganas de seguir leyendo ehh!!


Katherine Lefevre
Maison ~ Conóceme ~ Relaciones


La Douce Folie :
avatar
Katherine Lefevre
Admin - Clase Alta
Admin - Clase Alta

Mensajes : 527
Fecha de inscripción : 21/03/2010
Edad : 634
Localización : París

Ver perfil de usuario http://cantico-de-sangre.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

default Re: Duros recuerdos...

Mensaje por Elisabeth zu Bayern el Sáb Jul 10, 2010 8:09 pm

De nuevo, llorando en mis habitaciones, abrazada a la almohada, otro amanecer me sorprendía. Había pasado la noche en vela pensando en mi difunto esposo. Cruel destino, emparejarme con semejante ser, cruel, despiadado, sin corazón ni sentimientos... y pese a todo, hubo un tiempo en el que fuimos felices.

Recordé el dia que me prometieron con él. Yo apenas tenía 16 años, era aun una niña que jugaba con sus mascotas, y su hermano Rodirc, cuando una de las criadas me dijo que padre requería mi presencia ante él. Con premura y obediencia, dejé mis labores y acudí con presteza al despacho de padre, siguiendo a Mery, la criada.

La estancia estaba muy bien iluminada, puesto que tan solo era media mañana. Al entrar, ví allí reunidos a padre, sentado en su sillón, trás su escritorio de caoba, desde donde asomaba la incipiente redondez de si abdómen. Detrás de él, dándonos la espalda, estaba el Tio William, vestido con la ultima moda de la corte. También ví a madre, sentada muy quieta frente a padre, vestia un traje azul, con bordados negros, mirando la nada, rehuyendo mi mirada.

Me extrañó mucho su reacción al verme entrar, dió un pequeño respingo y bajó la vista al suelo. Fruncí el ceño, ella no solía portarse asi...

- ¿Me habeís llamado, padre? - pregunté, inclinando la cabeza ante todos.
- Si, hija, asi es.... - respondió padre. - Queríamos anunciarte algo.
- Hija - habló el tio William esta vez - debes saber, que hemos recibido una proposición de matrimonio para ti.

Me quedé atónita, sin saber que decir, sin saber como reaccionar.

- P-Pero si solo tengo 16 años ... no podeis casarme aún... - me temblaba la voz debido al pánico repentino que se apoderaba de mi.
- Hija mia - mi madre me miraba, con expresión culpable - hemos pensado que es lo mejor para ti ... y para la familia, ese hombre es muy buena persona ...
- Y muy rico, además ... - añadió el tio Will.

Asi que era eso lo que pretendían, casarme contra mi voluntad, para ascender en la escala social, pues no lo iba a permitir.

- Me da igual lo rico que sea, no pienso casarme con el....
- Se acabó jovencita, vete a tu cuarto ahora mismo - era mi madre quién gritaba, y no me lo podía creer, ella nunca me trataba asi...

La miré con odio un momento, antes de darme la vuelta y correr a mi cuarto, sollozando. Cuando entré, cerré la puerta de un portazo y me tiré sobre la cama, abrazada a mi almohada a llorar.
Rodric entró poco después, caminó despacio hacia la cama, y se sentó junto a mi.

- Hermanita, debes comprenderles ... padre y madre hacen esto por tu bien ... - hablaba calmadamente, acariciandome el pelo.
- ¿tu sabias todo esto? - le miré con ira, incrédula de que me lo hubiese ocultado él también.
Le oí suspirar.
- Lo siento pequeña, pero le prometí a madre que no te diría nada... - parecía triste, asique intentó animarme.... y fué así como firmé mi sentencia. - Oye, un amigo va a dar una fiesta en su castillo en unos dias.... ¿vendrías conmigo?
- mmm .... - me limpié las lágrimas - esta bien ...

..........

Continuará.... ;P

avatar
Elisabeth zu Bayern
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 03/07/2010
Edad : 323

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Duros recuerdos...

Mensaje por Alma Dupont el Mar Sep 07, 2010 3:59 am

me ha encantado!!! síguelo pronto. Me gusta mucho como escribes. Un saludo
avatar
Alma Dupont
Humano - Clase Alta
Humano - Clase Alta

Mensajes : 454
Fecha de inscripción : 02/09/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Duros recuerdos...

Mensaje por Elisabeth zu Bayern el Miér Sep 15, 2010 9:08 pm

gracias Alma... lamento no haberme conectado, pero es k he estado algo liada, en cuanto pueda, lo sigo ^^
avatar
Elisabeth zu Bayern
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 03/07/2010
Edad : 323

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Duros recuerdos...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.