Menú






Compañeros
Crear foro









Click: Afiliados Vip-Élite


Hogwarts
You Know You Love Me Rol




Bvlgaria
Théâtre des VampirestokyoBlood And SinPhotobucketCabaretHogwarts: Marauder TimeSpecialis RevelioVolterra Night Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPicLa obscuridad eternaA bizarre love story     Klinzmann Mental HospitalNomen Sapientiaehttp://secretname.forosactivos.net/forum.htm Academia St. Hathaway






Últimos temas
» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Théâtre des Vampires
Miér Ago 27, 2014 6:07 pm por Tristán Evans

» Luccia Venturi
Miér Jul 30, 2014 6:29 pm por Tristán Evans

» Buenas tardes
Miér Nov 27, 2013 1:51 am por Luccia Venturi

» Los antiguos
Miér Jun 12, 2013 11:54 pm por erick roal

» Dudas
Vie Mayo 31, 2013 10:13 am por Armand

» Lydia Deetz
Mar Mayo 28, 2013 1:48 am por Capt. leon

» Juego de la Verdad.
Jue Abr 11, 2013 5:37 pm por Sayra Luk Richter


El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

default El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Miér Oct 06, 2010 1:26 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Caminamos por el pedregoso suelo sin decir palabra, ¿porque para qué? Yo estaba bien tranquilo, y eso me hacía entrar en un estado de mutismo ¿tendría algo interesante que contar aquella joven? Bueno, eso habría que verlo.
A los cinco minutos tras haber ido a paso acelerado por las calles llegamos a la entrada del hotel, después de este día tan abrupto me cogería un buen resfriado, y eso no va nada bien con mi profesión ¡qué asco! Solté su mano aunque aún la tenía sujeta por la cintura, y me dirigí con ella al mostrador, la calefacción del lugar comenzó a hacer efecto. Todo el recibidor estaba plagado de espejos. Yo tenía mis manías a lo que concierne a los hoteles, si me gastaba dinero pensaba tener un buen trato, y unos lujos mínimos ¡claro!

-¿Qué desean señores?- preguntó el hombre, aunque ya me conocía.
-¿Está libre la suite 200?- pregunté sin más. Me pillaba cerca de mi habitación, no deseada patearme el hotel de un extremo a otro. El hombre se giró y miró el estante donde colgaban las llaves, afortunadamente la 200 estaba libre. Sonreí con satisfacción.
-¡Qué suerte! Tenga, ¿desea algo más?
-Traed lo que sea de comida…apúntelo en mi cuenta.- Le guiñé un ojo y nos dimos la vuelta. Una suerte que no exclamase mi nombre a los cuatro vientos, ya después de habérselo dicho o amenazado mil veces ya había desistido.
Mientras nos disponíamos a subir las grandes escaleras yo jugueteaba con el llavero, estaba ¿animado?
Había personalidades conocidas sentadas en los sofás del hall, que tuve que saludar con la mano. A ver qué se iban a pensar, yo no tenía que ocultar nada, nunca había traído una prostituta al hotel porque no había requerido nunca de sus servicios.

Al rato estuvimos en frente de la puerta, la cual no tardé en abrir, volví la cabeza hacia la joven y acaricié su mejilla con cierta ternura. La verdad es que me habría gustado tratarla con la pasión que me es propia, y de la que ella misma había sido testigo, pero ahora sería por el cambio de temperatura o yo que sé qué, mis impulsos se habían sosegado.

-Por favor.- murmuré haciéndola una señal para que pasara, ¡qué caballero! Cerré la puerta después con un golpe y me quedé mirando cómo caminaba, tan atrayente a los ojos, realmente la estaba acechando, ella no podría huir, pero sabía que no quería hacerlo, tampoco había nada que temer ¿no?
Las lámparas de gas ya estaban encendidas. En aquella habitación había una gran cama dorada, bien mullida, unos cortinajes del mismo color, unos sofás bastantes acordes, flores…en fin, de todo. Solo faltaba la comida. Sonreí al pensar en eso, de verdad tenía hambre.
-Ponte cómoda, guapa.- pasé por su lado conteniéndome la risa y me senté en uno de los sofás.


Última edición por Tristán Evans el Dom Oct 17, 2010 10:35 pm, editado 1 vez
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Dom Oct 24, 2010 7:36 pm

Dejó la copa sobre la mesita de noche que quedaba a su lado de la cama, introdujo las piernas en la cama, recostándose y esparciéndo el molesto pelo por la almohada mientras él se preocupaba de cubrirla con el edredón. Se dió el gusto de mirarle mientras se acomodaba a su lado. El hecho de dormir desnuda con aquel hombre al lado no le hacía mucha gracia, habría preferido coger algun tipo de camisón o algo por el estilo... Pero, ¿quién le aseguraba que no acabaría sin ropa de nuevo? Puede que permanecer así fuese la mejor opción para ahorrar tiempo.

Se quedó mirándole cuando se hubo recostado del todo, se colocó de lado frente a él pasando uno de los brazos por debajo de la almohada, abrazándola así, de una manera mas cómoda.
-Ahora podríamos hablar un poco antes de coger el sueño -¿hablar? Asintió una vez con la cabeza. Se preguntaba qué tipo de cosas le preguntaría, ¿de verdad estaba interesado en su vida? Tampoco estaba obligada a decirle todo- Dime linda ¿a qué te dedicas?... Porque…imagino que te dedicaras a algo ¿no? -enarcó una ceja, mirándole con un brillo de curiosidad en los ojos. ¿Esa pregunta? ¿Cómo podría decirle?

-Me dedico a viajar y estudiar. Permanezco poco tiempo en un mismo sitio a no ser que halla algo que realmente me llame la atención -se encogió levemente de hombros. Los dedos de él no paraban de rozarle el vientre haciendo pequeñas dibujos que repetían un patrón. La piél se le erizaba al roce bajo las sábanas- ¿y tú? ¿Te dedicas a algo en especial? -algo tendría que ser cuando no le importaba traer a una perfecta desconocida a un hotel de esas magnitudes. Parecía que podría hacerlo siempre que quisiese, por lo que su economía debía de ser bastante buena y su trabajo importante... o como mínimo, de reconocimiento.
avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Dom Oct 24, 2010 8:16 pm

¿Tan sorprende era que me interesase por cosas? ¡Vale, sí!

-
Me dedico a viajar y estudiar.- “Eso no está mal.”- Permanezco poco tiempo en un mismo sitio a no ser que haya algo que realmente me llame la atención –Fruncí el ceño débilmente.
A mí me pasaba algo parecido, yo me movía por los sitios que más me convenían. Un tipo como yo nunca se está quieto, e imaginé que a ella le pasaba igual- ¿y tú? ¿Te dedicas a algo en especial?
Sonreí prestando atención a sus brillantes ojos. –Soy músico.- la respondí, y terminé por apartar la mano que la acariciaba distraidamente.

Yo no solía dar información sobre mi vida a mujeres que para mí eran de una sola noche, pero como posiblemente no la fuera a ver más dado a sus constantes idas y venidas ¿por qué no contarle cosas de mí? -Soy saxofonista, y de los buenos.- aclaré sin modestia ninguna. –Como te puedes imaginar es una profesión muy sacrificada, pero tiene sus recompensas.
Agaché la mirada un poco pensativo.–Todo lo que tengo me lo he ganado por mi mismo…- murmuré con calma. Volví a mirarla con una perceptible sonrisa.
– ¡Así que estudiosa!…debes ser una joven muy inteligente ¿Sería raro si te pregunto qué estudias?- me quedé en silencio unos segundos antes de exclamar un: -¡Sí!- negué con la cabeza.

En mi infancia no había tenido tiempo para estudiar materias que no fueran musicales, mi vida solo se había volcado en eso, no es que fuera un inculto…por suerte me gustaba leer y así me ilustraba a mi mismo. No me avergonzaba de ello.
-¿Qué te interesa?
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Dom Oct 24, 2010 9:10 pm

Suspiró levemente, acomodando la cabeza en la almohada y encogiendo algo las piernas bajo las sábanas.

-Soy músico –dijo y apartó la mano de ella. Se quedaron ambos en silencio un momento, él como pensando en si darle más detalles o no y ella esperando a que dijese algo. No iba a obligarle a que le contara todo, de todas formas, ¿para qué le serviría?- Soy saxofonista, y de los buenos. Como te puedes imaginar es una profesión muy sacrificada, pero tiene sus recompensas… Todo lo que tengo me lo he ganado por mi mismo… -acabó diciendo esto, que realmente fue lo que más le agradó. No hay nada mejor que conseguir algo por tus propios esfuerzos. Muchas veces te las ves solo para afrontar tus problemas, pero eso es lo que al fin y al cabo te hace más fuerte. Seguramente de esa forma había adquirido una personalidad tan suya.
Le devolvió la sonrisa amplificada cuando éste la miró de nuevo, la verdad es que empezaba a caerle bien.

- ¡Así que estudiosa! –se sobresaltó al escucharle con tanto ímpetu en sus palabras- …debes ser una joven muy inteligente ¿Sería raro si te pregunto qué estudias? –ladeó la cabeza, torciendo la sonrisa. ¿Qué le iba a decir? ¿Qué estudiaba a seres paranormales? Es posible que con esa contestación la tomara por loca o algo parecido.
-¿Qué te interesa?

Bajó la mirada hacia el dobladillo de la colcha, se entretuvo repasándola con uno de sus dedos mientras pensaba una décima de segundo qué leches decirle. Total, si le decía que investigaba tampoco podría ser nada extraño. Había gente de hecho que le gustaba la Historia y dedicaba su vida al estudio del pasado, claro, eso podría valer.
-Digamos que estudio un poco de todo, la Historia en general –no era mentira- y desde siempre me ha atraído lo misterioso… -alzó la un poco, mirándole de reojo- ya sabes, cosas inexplicables que pasan sin razón e intento investigarlas para sacarles la lógica.-al final acabó por decírselo, o... dejarlo caer. Se preguntaba qué reacción vería en él.
avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Dom Oct 24, 2010 10:06 pm

La miré con insistencia ¿qué era eso que estudiaba que tanto le costaba expresar con palabras? ¡Qué intriga!
-
Digamos que estudio un poco de todo, la Historia en general y desde siempre me ha atraído lo misterioso… -sonreí divertido al ver cómo me miraba de reojo ¿buscaba mi aprobación para continuar? - ya sabes, cosas inexplicables que pasan sin razón e intento investigarlas para sacarles la lógica.
Abrí los ojos un poco más haciendo círculos como las agujas de un reloj. No entendí muy bien de lo que me estaba hablando.

–Mmmmh…- asentí con la cabeza un poco desubicado. -¿Cosas misteriosas?- Sonreí un poco, intenté tomármelo en serio, de verdad que lo intenté. –Mentiría si dijera que comprendo lo que me estás contando.
Dejé mi espalda reposada sobre el colchón y crucé mis manos sobre mi pecho mirando el techo tan bien decorado. –Bueno, imagino que es como todo…mientras a ti te guste lo que haces…no hay problema.- opiné con sinceridad. –Aunque… hay cosas que las mires por donde las mires no tienen lógica ¿no?- pregunté volviendo la cabeza hacia ella.
-¿Por qué cuestionarse cosas que no están hechas para ser entendidas? –sonreí dejando que mis ojos deambulasen por la habitación. –Estamos muy lejos de saber el por qué de las cosas, o así pienso yo.- Por ese motivo no me molestaba en pensar cosas que no fueran conmigo, ¿para qué molestarme en perder mi tiempo en cosas que no tienen solución? -Dime… ¿soy un conformista resignado?- pregunté al silencio de la habitación buscando algo de "luz".
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Dom Oct 24, 2010 10:20 pm

Dejó escapar una risita por su comentario. Tampoco esperaba que lo entendiese, bastante complicado era el aceptar la existencia de criaturas distintas a nosotros como para tomarse en serio que hubiese alguien que se preocupa por esas cosas y dedica su vida a estudiarlas e investigarlas.

-Aunque… hay cosas que las mires por donde las mires no tienen lógica ¿no? –asintió una vez con la cabeza. Hay de todo -¿Por qué cuestionarse cosas que no están hechas para ser entendidas? –sonrió a su vez. –Estamos muy lejos de saber el por qué de las cosas, o así pienso yo.
Se volvió para apoyar la espalda en el colchón, también mirando el techo de la habitación. Colocó uno de los brazos bajo la cabeza, acomodándose el pelo, al final resultaba molesto. Se rió por lo bajo por el último comentario de él.

-Yo pienso… que en cierta forma tienes razón –pensó en su prometido desaparecido y cerró los ojos dibujando en su rostro una sonrisa- estamos lejos, mucho de saber el porqué de las cosas, pero si no hay nadie que dé el primer paso para empezar a conocer, nunca llegaremos a saber nada –abrió los ojos recorriendo la estancia y se paró en él, girando levemente la cabeza para verle mejor- ¿soy rara? Puede, pero me gusta mi trabajo, y no me va nada mal –acentuó la sonrisa, haciéndola más pícara que otra cosa. Si supiese ese artista la de cosas que suceden a nuestro alrededor.
avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Dom Oct 24, 2010 10:53 pm

-Yo pienso… que en cierta forma tienes razón ¡Claro que sí!- estamos lejos, mucho de saber el porqué de las cosas, pero si no hay nadie que dé el primer paso para empezar a conocer,-di gracias de no ser yo ese alguien. Me daba pereza solo de pensarlo. ¿En la antigüedad no quemaban a la gente por descubrir cosas que no convenían?- nunca llegaremos a saber nada –Sí, era un conformista.
Giré la cabeza al igual que ella- ¿soy rara?- enarqué una ceja sorprendido por la pregunta- Puede,- bueno ya se había respondido ella sola. - pero me gusta mi trabajo, y no me va nada mal.

-Ah ¿sí?- pregunté con tono juguetón, me acerqué a ella peligrosamente, apoyando mi codo en la superficie del colchón. –Me alegro que te entusiasme tanto ese tema, y espero que tengas éxito en eso que haces tan extraño para mí.- Reí melódicamente quedándome muy cerca de su rostro. Saqué la mano de entre las sabanas para acariciar su mejilla. –Eres curiosa.- Concluí irrumpiéndome en sus ojos.
Ladeé un poco la cabeza ¡quería besarla! Y así haría.
Rocé mis labios con los suyos con cuidado, no tengo que tener una razón para hacer este tipo de cosas.
Al rato me separé de ella con una sonrisa, y extendí el brazo para apagar el quinqué de la mesa y girar el interruptor que disminuía la luminosidad de la estancia.
–¿Puedo preguntar si haces este tipo de ‘cosas’ muy a menudo?- pregunté por pura curiosidad cubriéndome bien con la manta, ya poco se podía ver.
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Miér Oct 27, 2010 12:08 pm

-Ah ¿sí?¡por supuesto! Se giró un poco apoyando el codo sobre la almohada y la cabeza en la mano- Me alegro que te entusiasme tanto ese tema, y espero que tengas éxito en eso que haces tan extraño para mi.-no sabía si darle las gracias por su comentario, pero agradeció internamente que no preguntase más sobre el tema. Tampoco le gustaba hablar de trabajo, y menos en ese momento –Eres curiosa.- abrió los ojos un poco, sorprendida. Curiosa era mejor que rara en todo caso.
Sonrió. Él iba a besarla y ella no se lo negaría, ¡qué va! De hecho lo quería, ¿quién sabe si podría volver a pasar una noche así? Rozaron los labios cuidadosamente, apenas fue eso, pero le supo a gloria.
Cuando él se separó para bajar intensidad de luz de la estancia, creía que lo que tenía pensado era dormir. Se mordió el labio inferior apartándose con la mano libre un mechón de pelo. No es que le impidiese la visión, porque poco se veía ya.

Se quedó así, en esa misma posición. No sabía a qué estaba mirando, si a la estancia o al bulto que sentía al lado de ella moviéndose bajo las sábanas para acomodarse bajo ellas. La voz de él la sobresaltó. Pensaba que se iba a dormir.
-¿Puedo preguntar si haces este tipo de ’cosas’ muy a menudo? –ladeó la cabeza mirando sin ver el punto de donde provenía la voz.

-Hm, digamos que viajo demasiado para tener pareja estable, supongo que eso lo entiendes –sonrió para sí y acabó por dejarse caer sobre la almohada, cubriéndose también bajo las mantas hasta el cuello-,si se me presenta una oportunidad no suelo desaprovecharla, pero no lo tengo por costumbre. –se atrevió a pasear una de las manos por la superficie del colchón bajo las sábanas, tanteando el terreno y distancia escasa que les separaban.
-¿Y tú? ¿Sueles presentarte a mujeres y llevarlas a hoteles caros para hacer este tipo de ‘cosas’? –había dejado la pregunta con un intencionado tono pícaro. Había logrado interceptar el brazo de él que quedaba más cerca y fue delineándolo con uno de sus dedos.
avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Vie Oct 29, 2010 5:28 pm

-Hm, digamos que viajo demasiado para tener pareja estable, supongo que eso lo entiendes – Claro, yo soy de los que piensan que el trabajo es más importante que cualquier otra cosa, decidme ¿qué importa más? ¿El amor? No me hagáis reír. - si se me presenta una oportunidad no suelo desaprovecharla, pero no lo tengo por costumbre. “Ya me imaginaba…” ¿Yo fui una oportunidad? me pregunté en una milesima de segundo -¿Y tú? ¿Sueles presentarte a mujeres y llevarlas a hoteles caros para hacer este tipo de ‘cosas’? – Solté una liviana risa, que se fue menguando a medida que lograba qué decir.

– ¡Qué cosas dices, linda!- Bromeé al sentir uno sus dedos perfilando el mío. ¿Responder con la verdad o no hacerlo? Mi atrevimiento de hoy había ocurrido desde el minuto cero en aquella Iglesia, realmente no supe desde que empecé con esto si acabaríamos así, tan cerca de mi habitación. Yo solía hacer este tipo de ‘cosas’ donde mejor pillara, no tomarme estas molestias, así que bueno…
-No, no suelo traer a mujeres aquí.- Respondí con fingida inocencia, había que saber cómo decir las cosas, sin tener que decir toda la verdad, así era mucho más divertido y la mujer que tenías delante no se pensaba que eras un libertino empedernido. ¿Cómo era la lección? “Hay que hacer sentir a la mujer especial, aunque sea por una noche” ¿no? ¡Y así hago!

Atrapé su mano con cierta distinción, y entrelacé los dedos de mi mano con los suyos, en otro gesto fuera de lo normal en mí. –Podrías sentirte…no sé ¿afortunada? – Me reí de nuevo llevando su mano a los labios. –Es broma…- Aunque no del todo. No podía distinguir su rostro en la oscuridad pero eso no me impedía imaginar qué era lo que tenía delante.
– No podrás decir que he sido malo o descortés contigo hoy ¿no?- Sonreí, y moví uno de mis pies hasta dar con uno de los suyos, estaban cálidos, eso era bueno.
–Y ya sabes, siempre que quieras pasarlo bien en Londres sabrás dónde ir.- Besé su mano con sutileza. Sabría dónde ir, pero no sabría por quién preguntar ¿o sí? – y preguntar por este pobre saxofonista, si quieres. - ¿pobre saxofonista? Da igual.

Aunque me hubiese gustado rodearla entre mis brazos, no le solté la mano, pues tampoco la conocía tanto como para saber si le gustaba ese tipo de cosas y menos con alguien que apenas conocía, un poco de espacio no viene nunca mal, y más cuando concierne a las mujeres, eso es lo que la experiencia me ha ilustrado.
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Dom Oct 31, 2010 2:19 pm

¡Qué cosas dices, linda!- Es lo que hay, vamos, lo que pensaba básicamente. Ya que él había preguntado, ¿por qué ella no podría hacer lo mismo? La respuesta le daba igual, cada uno era libre de hacer lo que quisiese y ella no era quién para rebatirle nada- No, no suelo traer a mujeres aquí.- se encogió de hombros en la oscuridad, tampoco pensaba que fuese a decir lo contrario, aunque fuera la verdad.

-No me esperaba otra respuesta.-admitió y sonrió levemente. No se sentía especial por aquello ni nada por el estilo pero bien es cierto que era lo que verdaderamente quería escuchar y eso la reconfortó un tanto.
Notó movimiento y luego la mano de él cogiendo la suya. –Podrías sentirte…no sé ¿afortunada? – ¿afortunada? ¿De que un hombre apuesto aparte de llevarla a un lugar caro e invitarla a cenar la tomara y así saciar un poco esa sed? No se lo iba a negar, pero tampoco a admitir. –Es broma…- rió por lo bajo tras escuchar eso.

No podrás decir que he sido malo o descortés contigo hoy ¿no?
- Si lo dijese sería una mentira grande –rozó el pié con el suyo y alzó la pierna un tanto, pasándosela por encima de su cuerpo y acercándosele un poco.
Y ya sabes, siempre que quieras pasarlo bien en Londres sabrás dónde ir… Y preguntar por este pobre saxofonista, si quieres.

¿Le estaba ofreciendo repetir? Rememoró sus planes mas cercanos por si alguna casualidad uno de sus viajes acabaría por Londres. La verdad es que no lo recordaba para nada, pero en cualquier caso, lo tendría en cuenta.
-¿Pobre saxofonista? -preguntó con un ligero toque irónico- no creo que un saxofonista cualquiera pueda pagarse estos caprichos -alzó ambas cejas- pero lo tendré en cuenta, quién sabe... Puede que un día cuando entre a un café a leer el periódico de las calles encuentre tu cara anunciando un posible concierto.-Concierto, teatro... Hacía tanto que no se pasaba por esos lugares y eventos. Soltó un leve suspiro.- Estoy segura que eres un buen músico -aunque el saxofón no era uno de sus instrumentos favoritos como podría serlo el piano o el violín, puede que sonara típico, pero también bastante mas clásico.


avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Dom Oct 31, 2010 3:14 pm

Me contuve la risa al escucharla, estos caprichos me habían costado lo mío, y horas de sufrimiento, bien me valía aprovecharlo ahora que lo tenía, pero cierto, no era una saxofonista cualquiera, es más yo no era un cualquiera en ninguno de los sentidos. - pero lo tendré en cuenta,- ofertas así no se dan todos los días…ella vería.- quién sabe... Puede que un día cuando entre a un café a leer el periódico de las calles encuentre tu cara anunciando un posible concierto.
Sonreí ante la idea, ciertamente no la veía muy lejana, al paso que iba mi carrera musical no tenía vistas de estancarse, y haría lo que fuera porque jamás retrocediera, no podría soportarlo. Siempre dicen que todo lo que sube tiende a bajar ¡pues no sería mi caso! Tan convencido estaba.
- Estoy segura que eres un buen músico –Bueno, bueno, tantos halagos… ¡qué encanto!
– Yo pienso que sí.- Reí un poco mientras soltaba su mano y dejaba que la mía descendiera hasta descansarla sobre la pierna que antes había pasado sobre mí, tan suave ella.

– No tengo límites, no hay obstáculo alguno que me detenga, puedo tocar cualquier cosa que puedas imaginarte.- Asentí queriendo dar fe de ello. –No me estoy dando un farol.- reí apretando livianamente su tierno muslo. –Y no sé…puede que algún día sea tan aclamado que no tenga tiempo para disfrutar de este tipo de cosas.- murmuré con claridad. –Y sería una lástima…con lo que me gusta a mí esto.- Qué peligro, ya había pasado la calma, porque yo en ese mismo instante quería pegarme a su piel como los crustáceos a las rocas, aunque suene raro. Salvé las distancias y la besé con efusión.
– Me encantas…- logré decir entre beso y beso, mientras la rodeaba con los brazos y hacía que quedase sobré mi, que caliente se sentía aquello. ¿Y estos arrebatos? Os preguntareis…pues ¿qué queréis que os diga? Si estuvieseis en mi lugar ¿no haríais lo mismo? Quien diga que no miente cual ¡bellaco! Despejé su rostro de la abundancia de pelo que caía como un manantial sobre mi pecho, y continué besándola intentando que aquello no terminara jamás, viviendo el momento, eso algún día me costaría caro.
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Miér Nov 03, 2010 1:16 pm

Estaba claro que el hombre con el que estaba compartiendo cama era una persona con mucha confianza en si mismo. Alguien sin confianza no podía llegar lejos en la vida, y por lo que le estaba dando a entender su acompañante, poco le quedaba para alcanzar la cumbre del éxito.

Yo pienso que sí.- No hacía falta que lo jurase, se notaba a la legua su autoestima.
No tengo límites, no hay obstáculo alguno que me detenga, puedo tocar cualquier cosa que puedas imaginarte.- abrió mucho los ojos, entre sorprendida e incrédula. No dudaba mucho ya de su habilidad con las manos, en varios sentidos. –No me estoy dando un farol.- él rió apretando su muslo y ella sintió ganas de acercársele más, pero no hizo nada, total, no estaba segura que él quisiera mas acción, aunque… Tratándose de él y lo ya ocurrido, ¿quién sabe? –Y no sé…puede que algún día sea tan aclamado que no tenga tiempo para disfrutar de este tipo de cosas.- soltó un leve quejido, como estando en desacuerdo con ese comentario. –Y sería una lástima…con lo que me gusta a mí esto.-¿y a quién no le gusta?

- Claro que sería una pena... -notó movimiento bajo las sábanas, estaba acercándose a ella, no iba a echarse atrás, no. Aprovechó y salvó la poca distancia que le quedaba a él por recorrer y se besaron efusivamente en un impulso por mezclarse de nuevo. Parecía mentira lo que podía llegar a dar de sí la noche.
Ella sonrió ante su comentario, eso esperaba. No quería que se quedaba con mal sabor de boca después de aquella noche, ya que estaba, intentaría poner todo de su parte.
Sintió que la rodeaba con los brazos y la alzaba levemente para colocarla encima de él, el pelo le molestaba para variar, pero él se le adelantó apartándoselo cuidadosamente del rostro. Cosa que era de agradecer.
No podía apartar los labios de los de él. ¡Es como un vicio! Te engancha y es difícil desprenderte de ello.

Apoyó las manos en el pecho de él, colocando las piernas una a cada lado de su cuerpo. La sábana se deslizaba por su espalda a medida que se incorporaba haciéndola sentir un escalofrío y volvió a pegarse a él, enterrando el rostro en su cuello mientras sus manos subían por su pecho. Fue dejando pequeños besos en su cuello, subiendo por la linea imaginaria hasta su barbilla repasándola con la punta de la lengua.


avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Jue Nov 04, 2010 12:59 am

Me morí del gusto al sentir sus caricias, su aliento en mi piel, su traviesa lengua perfilando mi barbilla, ¿es que ella estaba tan deseosa de “algo más” como yo? ¿O era yo quién la estaba incitando? Porque si hubiese sido por mí me habría pasado la noche haciendo ‘el coloquio del amor’ (como lo llamaba yo), toda la noche, la mañana y ¡hasta los restos!
Mis manos transcurrieron por su sedosa espalda de arriba abajo.

–Espera linda…mírame.- La pedí, intentando contenerme, que no era fácil teniéndola sobra mí, sintiéndola como lo hacía. Aunque estuviésemos a oscuras, yo lograba ver el brillo de sus pupilas, mi vista se habría acostumbrado a la penumbra.
–No quiero aprovecharme de ti.- “Toc ¡¡toc!! No hay nadie.” Me advirtió la parte pecaminosa de mi ser.
Había varias teorías sobre la noche: La primera vez que lo habíamos hecho estoy casi seguro de no haberme aprovechado de la situación (aunque quizá un poco), pero…era extraño.
No deseaba ponerme violento, ni dejarla hecha polvo al final del día.
Sí, bueno…ella quizá también quería eso de mí, y en ese caso no existiría ese “aprovechamiento” que digo. Y en cierta manera me estaba excitando tenerla sobre mí con esa disponibilidad, ¿estaba cansado o quizá poco motivado? No, eso no podía ser…imposible.
–No me mal interpretes, deseo dolorosamente cada parte de ti.- sonreí con ternura llevando mi mano a su labio inferior. –Y me gustaría que te llevases un buen recuerdo… que hasta el momento creo que así ha sido.- ¿toda mi vida se ha basado en sexo por sexo? ...No, hubo un tiempo en el que me tomaba las cosas en serio ¿dónde habrán quedado esos años? Hundidos en mi océano de recuerdos.
–Yo haré lo que me pidas esta vez, si quieres que juguemos un rato más con mucho gusto lo haré, y si quieres descansar igualmente…lo haré contigo.- Entonces levanté un poco la cabeza para besarla con ternura. Sentía cierto apego por ella después de todo, quizá por eso no quise moverme por mis impulsos más primarios. La volví a dejar de costado sobre el colchón. Al estar así pude rozar distraídamente la punta de mis dedos sobre sus firmes pechos, deteniéndome en cada pequeño detalle que mi tacto distinguía.

–El hombre que esté contigo tendrá mucha suerte.- Me aventuré a decir, dejando caer mi cabeza sobre mi brazo acomodado en la mullida almohada.
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Vie Nov 05, 2010 12:05 pm

Seguía jugando con la lengua, paseándola por su rostro. Usó los labios, dejando pequeños besos desde arriba en la parte de las sienes, la frente, la nariz… Iba a besarle como Dios manda pero la interrumpió al hablar.

-Espera linda…mírame.- parecía más una petición que un rechazo, se quedó quieta como una estatua de mármol a escaso espacio entre sus labios. Se separó un poco, observándole en la oscuridad. Estaba claro que él también se estaba conteniendo. Ladeó la cabeza, mirándole sin entender. ¡Buena escusa merecía parar aquello!
-Dime… -parpadeó un momento, pareciéndole extraño el comportamiento de él, pero no hizo ni dijo nada más, se quedó recostada sobre él, esperando a que hablara.
-No quiero aprovecharme de ti.- ¿aprovecharse? ¿Acaso era esa la idea que se le estaba formando en la cabeza? Se mordió el labio inferior. Se sentía algo mal por ese comentario, no ofendida, sino culpable quizás por haberle dado a entender de alguna forma que era eso lo que parecía. A pesar de la oscuridad de la habitación, conseguía distinguir su silueta bajo ella, ayudaba también la posición, sin duda.
Le miraba con curiosidad, ella no interpretaba para nada lo que habían hecho o se proponían a hacer con ‘aprovechamiento’, estaba segura de hecho, que si hubiese visto algún trato de esa índole le habría cortado por lo sano el jueguecito… Y puede que alguna cosa más.
-No me mal interpretes, deseo dolorosamente cada parte de ti.- volvió a centrar su atención en él. Había levantado el brazo ¿hm? hasta su labio. Sonrió por esas palabras, le gustaba como sonaban.-Y me gustaría que te llevases un buen recuerdo… que hasta el momento creo que así ha sido.-amplió la sonrisa. ¡Vaya que sí! Un recuerdo bonito, seguro. Pero esperaba que fuera por ambas partes.
-Lo está siendo –le corrigió. Levantó una de sus manos para coger la suya que reposaba en su rostro y depositó un beso, al igual que él había hecho con ella no hacía mucho tiempo. Quería que supiese que le entendía. Diciendo esto, ¡quién sabe! Le estaba demostrando de alguna manera que era buena persona.

-Yo haré lo que me pidas esta vez, si quieres que juguemos un rato más con mucho gusto lo haré, y si quieres descansar igualmente… lo haré contigo.- Sintió movimiento bajo ella, sus músculos abdominales se contrajeron al incorporarse para besarla. Le pareció un beso con sentimiento. No llevado por la pasión ni nada de eso, después de todo ambos tenían su corazón, ¿no? Otra pregunta sería dónde quedaba lo de dentro.
La dejó de nuevo a su lado, de costado, de forma que ella quedase de frente a él. Notaba sus dedos viajando por su pecho. Cerró los ojos de satisfacción, pensando (si es que se podía en aquella situación) qué es lo que realmente le pedía el cuerpo. Él se había ofrecido a complacer sus deseos, pero… ¿Qué deseaba? En ese momento lo veía complicado, estaba cansada, sin duda… Pero las ganas de yacer con él de nuevo podían igualarse a las de su acompañante.
-El hombre que esté contigo tendrá mucha suerte.-abrió los ojos, despertando de su ensimismamiento. Se colocó como él, posando la cabeza sobre el brazo que reposaba sobre la almohada. No sabía exactamente a qué venía ese comentario, pero en cierto modo le hizo gracia.

-Bueno, tú estás conmigo ahora, en este momento.- dijo saliendo un poco por la tangente. Debía saber ya que eso de que pareja mezclada con trabajo ajetreado no era una idea que gustase. Además, ¿cómo iba a saber cuál era la persona indicada para ella? Hubo alguien, pero quedó enterrado hace tiempo aunque a veces asoma su mano en sus recuerdos para llamar su atención.- yo me siento afortunada ahora, mañana, ¿quién sabe? Disfrutemos haciendo lo que ambos queramos. No tiene porqué ser uno el que imponga.- Alzó una ceja mirándole divertida.- no quisiera aprovecharme de ti.-Se movió bajo las sábanas cogiéndolas con la mano libre para taparse un poco más.
-Gustosamente compartiría otro juego contigo ¡o los que fueran!- o un sueño placentero –o ambas cosas.
avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Sáb Nov 06, 2010 4:02 am

-Bueno, tú estás conmigo ahora, en este momento.- Sí…de eso no había duda, y me regocijaba en mi dicha por ello, cual niño con una bolsa de canicas nuevas.- yo me siento afortunada ahora, mañana, ¿quién sabe?- asentí a eso, ¿era algún tipo de pensamiento catastrofista? ¡Bah!- Disfrutemos haciendo lo que ambos queramos.-Yo lo quería todo...- No tiene porqué ser uno el que imponga no quisiera aprovecharme de ti.-Se me escapó una carcajada, era monísima no tenía otro calificativo. -Gustosamente compartiría otro juego contigo o un sueño placentero.
Pues estábamos igual. Y como movido por un muelle la tomé entre mis manos besándola con ganas, sintiendo un ligero cosquilleo recorriéndome el estómago. No supe qué decir, todo estaba siendo muy agradable. Una de mis manos recorrió la curva de su cintura hasta agarrarse con firmeza a su cadera, mis labios buscaban los suyos sedientos cuando éstos se separaban para tomar aire, su espalda había quedado fijada al colchón. Sencillamente me gustaba tenerla así, notando la calidez de nuestros cuerpos, sintiendo el roce sugestivo de las sábanas a mi espalda.
Me quedé parcialmente sobre ella mirándola con calma apoyando mi codo en la superficie para sostenerme.

–Puedes aprovecharte de mí, prometo no oponerme…bueno quizá un poco.- Bromeé unos segundos hasta que me dio por inclinarme un poco y besar su marcada clavícula, la mano que tenía en su cadera se movió dibujando gruesos círculos, como una redonda musical.
Volví a su altura para susurrarle al oído. – ¿Es tarde ya para las presentaciones?- posiblemente así fuera, reí ligeramente apoyando mi cabeza en la almohada “no lo hagas…no es necesario ¿Quién es ella para ti?”. – Tristán…me llamo Tristán.- Murmuré cerrando los ojos y acercándome más a ella, “estoy seguro de que no me olvidarás,” pensé acallando la alarma de mi interior.
Lamí el contorno de su oreja por puro vicio, y descendí por su cuello rozando con mis labios entreabiertos su sedosa piel, fui sintiendo cómo a mi paso se le ponía de gallina. Pasé la mano por su vientre como si se tratase de una pluma, sin llegar a sobrepasarme, no le sobraba nada de nada, ni un kilito.
Me odié por apagar las luces tan pronto, no podía admirarla con los ojos, más si con el tacto. Escondí mi rostro entre la espesura de su cabellera, dejándome envolver por su aroma, perdiéndome sin rumbo por su frondoso bosque. Suspiré tranquilo mientras la rodeaba con mis brazos como buenamente pude, juntando así mi frente con la suya, pude sentir cómo los segundos pasaban, y la respiración se iba acompasando. “¿Qué estás haciendo?...remata la jugada… ¿qué mierda te pasa?”
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Lun Nov 08, 2010 1:28 pm

Parecía que sus palabras habían tenido algún resultado bueno, al menos eso pensó cuando él tuvo esa reacción, envolviéndola entre sus brazos para besarla. Se había colocado sobre ella y la recorría enteramente con las manos, como hacen los ciegos para reconocerse.

- Puedes aprovecharte de mí, prometo no oponerme… bueno quizá un poco.-ese comentario le hizo algo de gracia y aprovechó que se inclinaba hacia ella para pasar una mano por su nuca, atrayéndole suavemente. - ¿Es tarde ya para las presentaciones?- ¿después de todo querría saber su nombre? Se separó un tanto hasta apoyarse en la almohada. Ella se encogió de hombros aunque no sabía si él vería o notaría el gesto. Dijese lo que dijese, parecía querer que ella supiese su nombre de alguna forma. ¿Pensaba que no lo encontraría con las pistas que ya le había ofrecido? Qué pícaro. –Tristán…me llamo Tristán.

- Tristán –se repitió a sí misma, como haciendo para que no se le olvidara. Parecía que le sonaba después de todo. Sería de haber visto algún cartel o mencionado de algún concierto de aquí o allí. Después de todo, era un músico reconocido, ¿no?
Dejó escapar un suspiro cuando él se dedicó un momento a recorrerla con los labios. La piel se le ponía de gallina y su pulso se aceleraba. ¿Cómo se iba a concentrar así? Pero… ¿quería concentrarse? Divagaba. Se aferró a él medio arqueándose a medida que le acariciaba y aprovechó un momento en el que paró para respirar profundamente, despejándose.
- Pues… Enchanté Tristán – ¿se lo iba a decir? Sí, se lo diría. Qué menos después de que él lo hiciese. Volvió a rodearla entre sus brazos y juntó su frente con la suya- Yo soy Megannée –murmuró, cerrando los ojos para sentir con mayor claridad de su cuerpo el roce y contacto con el de él.
Los segundos pasaban sin que nada transcurriera. Abrió los ojos, preguntándose si le pasaría algo pero no dijo nada. Se movió levemente debajo de él, acomodando sus piernas entre las suyas, entrelazándolas con movimientos suaves y alzó el rostro para rozar los labios de él levemente. No le quería presionar para nada, estaba dispuesta a aceptar lo que quisiera que pasara en ese momento.
avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Mar Nov 09, 2010 2:27 am

- Yo soy Megannée. – La escuché perfectamente. ¡Tss! Siempre he sido del grupo de los ‘dejados’, para mí conocer el nombre de la otra persona y más siendo de una noche solo complicaba las cosas, era mejor quedar en el jodido anonimato, pero dispuestos a perder ¿Por qué no tirarlo todo por la ventana? No dije nada, no podía prometer que no olvidaría su nombre, pues tenía muchas cosas en las que pensar, y en fin… ¿qué quieres? Soy así, soy más de quedarme con las caras, aunque a veces me haga el tonto al ver a alguien que no me era bienvenido…eso lo hace todo el mundo.
Salí de mi ensimismamiento al notar movimiento, sentí un inconfundible cosquilleo al sentir el roce de sus labios, con mi mano derecha retuve su rostro cerca del mío, y me dejé caer de nuevo en el colchón, era muy pero que muy difícil contenerse, contener pues la hombría que se escondía recelosa entre mis piernas, tendría que esperar, ¿acaso no tenía la mañana? Por la mañana todo se vería mucho mejor ¡Uy, sí! Y a mí me gustaba ver y tocar.
Descansé la cabeza en la almohada mientras la besaba, delicados besos, no eran más que eso, les faltaba un empuje para desatarse. Con la mano que tenía libre acariciaba la suavidad su espalda, era una sensación satisfactoria, parece mentira…ya me había olvidado de estas pequeñas cosas.
–Gute nacht, Megannée.- Le deseé en mi lengua materna, alcé un poco la cabeza para sellar un beso de buenas noches en su frente, me había comido un abuelo esa mañana…sí, lo reconozco.
Suspiré cerrando definitivamente los ojos, ¿qué más podría pedir? A mi lado tenía una señorita preciosa la miraras por donde mirases...que además me deseaba tanto como yo a ella, bueno…tendría que ver también que no me conocía del todo ¡y casi que mejor! Quizá si me conocía en mi totalidad…no estaría donde en ese momento estaba. Ya saben…puedo llegar a ser muy detestable, a mi me da igual, mi superioridad estaba ahí siempre.


Estábamos bien tapaditos, la tenía aferrada a mí, mi mano se había quedado inmóvil en su espalda, y la otra se había quedado sobre mi pecho, eso es lo que recuerdo antes de quedarme completamente dormido. Sí…me quedé dormido ¡maldita sea! ¡Soy humano!


A la mañana siguiente la luz de un nuevo día fue lo primero que me despertó, abrí poco a poco los ojos, qué sueño más raro había tenido, terminé por pasarme la mano por la cara algo adormilado. Miré a mi izquierda, allí estaba… ¿Megannée?...Sí, dormía como un angelito, no quise despertarla.
En ese momento necesitaba ir al baño…con urgencia. Me levanté de la cama con movimientos lentos para no hacer ruido, dejando su cuerpecito entre las sabanas, se movió un poco. Al pasar por la ropa que había quedado tirada en el suelo la noche anterior, cogí mi ropa interior y me la puse…torpemente.
Fui dando zancadas “silenciosas” hacia el baño, allí hice lo que tenía que hacer, también me lavé la cara, menuda cara mañanera, pensé al verme en el espejo. Me daba igual. Volví a la cama con calma y me metí de nuevo bajo las sabanas, qué pereza me entraba cuando sentía el calorcito, anda que no me había quedado mañanas durmiendo por perrería ¡por no poder separar las sabanas de mí!


En fin…me quedé boca abajo mirando su perfil, reflejaba tanta tranquilidad, qué envidia. No, no la despertaría, se la veía tan relajada que no quise importunarla.
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Mar Nov 09, 2010 1:51 pm

Parecía reaccionar ante aquella incitación, si. Le tomó el rostro con una de sus manos para no separarse y sintió movimiento sobre ella, se separaba dejándose caer de nuevo en el colchón, a su lado. Parecía que estaba conteniéndose al igual que ella, aunque claro, diferentes son las reacciones de ambos y su manifestación. Suspiró a la vez que se giraba hacia él para besarse durante largo rato. ¿Adónde quería llegar? Estaba claro que estaban rematados, al menos ella, se sentí cansada después de todo. Es normal. Cerró los ojos dejando sentir la mano de él por su espalda, entre sus caricias y la comodidad que la envolvía, posiblemente no durase mucho más consciente, pues el sueño terminaría por hacer mella en ella consumiéndola.

Gute nacht, Megannée.- entreabrió un poco los ojos, justo antes de sentir los labios de él en su frente. Se sonrió y correspondió su gesto con el mismo deseo, susurrándolo apenas audible antes de cerrar los ojos y sumirse en un sueño profundo pero como predijo, placentero.

Pasaron las horas dando comienzo a un nuevo día. Apenas se había movido de la posición que había adquirido al quedarse dormida. En un acto reflejo al notar algo de movimiento a su lado se movió levemente, pasando uno de los brazos bajo la almohada y acurrucándose bajo las sábanas.
Sonrió en sueños, todo parecía tan perfecto que sentía como si estuviera de nuevo en casa de sus padres, cosas de chiquillos, cuando su amigo y compañero pasaba a escondidas por su ventana y a la mañana volvía a hurtadillas hasta su casa. Estiró el brazo, como queriendo que no se fuera, como si pudiese atraparlo y retenerlo a su lado. ¡Qué estupidez! Sabía que no podía… Pero dio con algo y lo agarró con firmeza, era un brazo sin duda. No quería abrir los ojos para no llevarse una desilusión, pero algo la empujaba a hacerlo, puede que de esa forma se desmintiese a sí misma.
Hizo el esfuerzo entreabriendo lentamente los ojos. La luz mañanera se filtraba por las ventanas molestando sus claros ojos, así que se tapó rápidamente con las manos, soltando el brazo de Tristán. Hizo otro intento, acomodando sus ojos a la luz parpadeando varias veces. Éste la observaba, parecía entretenido viendo sus movimientos. Sonrió a duras penas, a saber qué pintas tendría recién levantada. Se escondió un poco bajo las sábanas.

- Buenos días… -dijo apartándose un poco el pelo del rostro, ya veía mejor.
avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Miér Nov 10, 2010 1:25 pm

Su mano se aferró a mi brazo, qué interesante. ¿Qué estaría soñando? Pude ver el intento de sus ojos al querer abrirse, vaya, con varios intentos logró por fin abrirlos, nos sin antes cubrirse con las manos. Parecía que todos al levantarnos seguíamos el mismo patrón. Estaba muy remolona y ciertamente despeinada, pero seguía igual de encantadora, ¿ahora se estaba escondiendo? Sonreí livianamente, me hizo gracia eso, a mi me daba igual su aspecto, por las mañanas aún tenemos pegadas las sabanas, y ella tenía alguna marca que otra en su pequeño rostro. - Buenos días…

-Bueno días, preciosa.- acerqué mi mano a su rostro para darle una simple caricia, parecía un cachorrillo. -¿Has dormido bien?- pregunté aguantando mi peso bajo mis brazos. -¿Quieres algo en especial para desayunar?- Quise saber. –Bueno…tengo que ir a por ello.- de muy mala gana me levanté de la cama y me puse los pantalones, para luego calzarme. Me puse la camisa botón por botón y fui al armario para coger una de las batas blancas que el hotel prestaba a sus clientes, la cogí y la deposité en la cama por si Megannée quería ponerse algo, o tenía frío. –Hasta ahora.- Dije con una sonrisa.

Salí de la habitación, no sé con qué cara realmente, algunos de los clientes asiduos del hotel me vieron, sí, tenía los cordones desatados y algunos de los botones de la camisa no estaban abrochados en su respectivo lugar… Llegué al comedor del hotel donde pedí lo típico. Unos cafés, leche, unas tostadas, algo de fruta, etc y subí con la bandeja de nuevo a la habitación. No supe cuánto había tardado. Entré con cuidado de que no se me derramase nada. –¡Ya estoy!- Exclamé avanzando por la habitación.
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Jue Nov 11, 2010 1:36 pm

-Buenos días, preciosa.- le respondió. Se sentía incapaz de salir de las sábanas… se estaba tan a gusto. Tristán acercó una mano para acariciarla, un gesto cariñoso que se agradece a esas horas de la mañana. -¿Has dormido bien?- ante toda respuesta asintió con la cabeza. -¿Quieres algo en especial para desayunar?
-[color#333366]Am...[/color] –iba a decir algo, pero él se le adelantó. Parecía impresionada ante tal disposición de él por tomarse tantas molestias.
-Bueno…tengo que ir a por ello.- se levantó para terminar de vestirse... o medio vestirse mejor dicho. Ella se incorporó en la cama tapándose con la sábana hasta el pecho, observando cómo Tristán andaba por la estancia, iba al armario y dejaba una bata para ella sobre la cama, cerca por si quería usarla –Hasta ahora.- se despidió y salió de la habitación antes de que pudiese decir ni mu.

-En fin… -aprovechó que estaba a solas para desperezarse como es debido, estiró bien los brazos hacia arriba y las piernas bajo las sábanas, alzándolas después para de una simple patada quitárselas de encima. Gateó por la cama hasta coger la bata y sin ponérsela aun se fue hasta el aseo donde estuvo el tiempo necesario para arreglarse un poco. Decidió dejarse el pelo suelto, últimamente le gustaba más dejarlo a su libre albedrío, aunque en la calle no fuese lo mas ‘correcto’. Un buen recogido estiliza más… Bah, qué demonios.
Se colocó la bata atándose las cintas alrededor de la cintura y salió del aseo paseándose por la habitación. Miraba alrededor buscando su ropa, la mayoría de ella a los pies de la cama donde esa noche Tristán se había dedicado a despojársela.
-Lo que daría por tener uno de mis sencillos vestidos en el armario… -resopló, recogiendo la ropa y examinando las complicadas costuras. Seguía sin entender el gusto de la sociedad por lo voluminoso, ¡con lo incómodo que es!
Dejó el vestido estirado sobre una silla libre y cogió su ropa interior, al menos el fondo vestido si se pondría.
Estaba acabando de ponerse la bata por encima cuando Tristán apareció por la puerta con una suculenta bandeja con el desayuno. Como no pudo darle una idea cercana de lo que podría desayunar, el pobre había llenado la bandeja hasta arriba de un poco de todo.
- ¡Ya estoy!- exclamó a su llegada mientras avanzaba por la habitación. Se terminó de ajustar la bata y fue hasta él saltando por el camino uno de sus zapatos. Menudo peligro corrían con eso por el suelo.
-Espera, te ayudo –apartó los zapatos con el pié descalzo, dejándolos fuera de su camino y fue hasta la mesa para despejarla de la cena de anoche. Así podrían desayunar tranquilamente, la verdad es que tenía hambre y el olor a café le atraía de una manera irresistible.
avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Vie Nov 12, 2010 2:37 am

La observé avanzando hacia mí, saltando cual cabritilla en un prado. Debo reconocer que me hizo gracia aquello. Se había puesto la bata… ¡ay! Así solo me daba más ganas de desnudarla…intenté aclararme un poco, concentrando toda mi atención en la bandeja que llevaba en las manos que se tambaleaba de un lado a otro a cada paso. - Espera, te ayudo – Me ayudó a pasar con facilidad. Y también apartó los platos de la noche anterior, sonreí inconscientemente. –Bien…- Murmuré por lo bajo. Dejé la bandeja en la mesa y empecé a repartir los alimentos que había escogido.

– Había de todo allí abajo… no te lo puedes imaginar.- Reí suavemente volviéndome hacia la silla donde estaba mi cazadora, cogí la pitillera y la caja de cerillas, miré a Megannée enarcando una ceja. - ¿Te importa? – Volví a la mesa, y me senté en la silla de la noche anterior, cruzando una de mis piernas sobre la otra, de una manera varonil, claro está. Dejé la pitillera y la caja a un lado de la mesa y cogí la taza de café, eché unos terrones de azúcar, y moví el oscuro líquido con una cucharilla de plata. Agarré la taza con ambas manos para sentir su calor, era magnifico. Antes de llevármelo a los labios observé a la señorita, no tenía nada que envidiarle a nadie, hasta recién levantada estaba sublime, o a mí me lo parecía…quizá será porque me encantan las mujeres, no sé. Di un sorbo al café pensando en las cosas que me depararía ese día, en los asuntos que tenía que hacer, en mis compromisos, suspiré inclinándome para coger una de las rebanadas de pan tostado, echando queso fresco en su superficie, le eché también un poco de azúcar.

–Espero que te guste.- dije torpemente, pues no acostumbraba a hablar con nadie cuando desayunaba, no sé. No solía tomarme tantas molestias con mis conquistas. Di un bocado a mi desayuno mirando hacia otro lado, pensando si estaba bien haber vuelto a la habitación, pues lo más fácil y lo que se esperaba de mí es…que despareciera de allí. Pero…no quería irme, estaba en calma con ella, a mi me gustaba el silencio, para mí el silencio y la música eran las dos únicas cosas que eran dignas de mi atención y mi oído, aunque suene radical en cierto modo. Observé las frutas que había delante de mí mientras dejaba la tostada en el plato y abría la pitillera distraídamente, echando mi peso en el respaldo del asiento de la manera más casual, me llevé el cigarro a los labios y prendí éste con uno de los fósforos. –Espero que no sea problema.- murmuré apretando el cigarro con mis labios, ¿y si le importaba lo apagaría? ¡Esperaba que no!
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Vie Nov 12, 2010 2:49 pm

- Había de todo allí abajo… no te lo puedes imaginar.- mencionó. Ella sonrió al escucharle reír, le veía de buen humor y eso era… ¿bueno? Si, supuso que lo sería, claro.- ¿Te importa? –preguntó trayendo hacia la mesa lo que le pareció los materiales necesarios para liar tabaco. No sabía qué decir… ¿quién era ella para negarle un cigarro? Su padre era fumador, así que estaba familiarizada con eso, incluso ella le había cogido alguno que otro en las noches con sus amigas. Ver a su padre con cara de sorpresa al día siguiente al ver tabaco de menos no tenía precio.
- Claro, no hay problema –le sonrió aun pensando en aquellos momentos y se sentó en la otra silla libre acercándose la taza de café. Cogió la jarra con leche caliente y se echó un poco, manchando el oscuro líquido hasta volverlo de un marrón claro.
No sabía qué decir… Si es que se podía mantener una conversación en un desayuno con alguien que has conocido hace escasamente un día, ¡y ni eso! Y sin embargo parecían una pareja recién casada. Esa idea parecía provocarle escalofríos. ¿Qué pasaría hoy?

-Espero que te guste –le sobresaltó la voz de Tristán. Probó el café que se había preparado y dejó la taza de nuevo en la mesa para ocupar sus manos con algo de fruta. Una manzana le atraía bastante aunque no fuese un alimento muy mañanero.
-Esta todo perfecto, gracias –lo dijo de veras, no tenía porqué tomarse tantas molestias con ella, de hecho no sabía por qué lo hacía, supuso que por cortesía e internamente se sintió agradecida. Se llevaba la manzana a la boca para incarle el primer mordisco mientras miraba de reojo cómo Tristán hacía lo mismo con el cigarro.- Espero que no sea problema.-parecía que había captado su mirada cuando mencionó eso. Negó con la cabeza e hizo un gesto con la mano libre como restándole importancia. Volvió a saborear la manzana con otro mordisco, usó la otra mano para mover con una cucharilla el café.
avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Sáb Nov 13, 2010 3:45 am

No, parecía que lo de fumar no era problema ¡menos mal! Di una profunda calada al cigarro, cogiendo con la otra mano el asa de mi taza, exhalé después el humo a un lado para no molestar, miré a Megannée con curiosidad mientras se comía aquella manzana, tan fresca, tan apetitosa ¡quién fuera manzana! El fruto prohibido, aparté esos pensamientos de la cabeza volviendo a mi desayuno.
Me terminé la tostada que me había hecho, mientras tanto tomé el periódico hecho un rollo que había dejado en la bandeja minutos antes (como todas las mañanas), me gustaba estar informado. Desplegué el periódico reposándolo en mis piernas, y así en una mano sostenía el café y en la otra mi inseparable tabaco, leí concienzudamente la prensa, y las “nuevas” que Londres se traía entre manos, alguna vez mi nombre había salido en la página de espectáculos, me jacté mucho de ello.
Me llevé el cigarro a los labios mientras pasaba una de las páginas, estaba sumamente concentrado en lo que leía, absorto en las letras, de vez en cuando daba un sorbo que otro al café. En ese periódico había tiras cómicas bastante exotéricas, resoplé al encontrar la lógica a una de ellas.

Me di cuenta de que no estaba solo cuando escuché unas sonoras mordidas, levanté la vista fijándome en la bella señorita que tenía desayunando delante de mí, con la mujer que había yacido la noche anterior, y con la que tan bien me lo había pasado, sonreí débilmente sin saber qué decir, pues cualquier cosa habría sonado inapropiada, o por lo menos a mí me lo parecía.
El cigarro ya no era más que una colilla, y mi café un imperceptible charquito en el fondo de mi taza, tiré la colilla en la taza, como solía hacer, era mi firma, me habría gustado ver la cara de los friegaplatos al encontrarse mi regalito. Reí con soltura llevándome la mano al mentón, y plegando de nuevo el periódico.

Desde donde estaba se podía ver la cama, una cama que como siempre me llamaba, me pedía que tendiera sobre ella. Me levanté de la silla pasando cerca de Megannée mientras me dirigía de nuevo a la cama, pregunté
- ¿Qué tienes pensado hacer? ¿Quedarte aquí o bien marcharte?- Llegué al borde de la cama donde me tiré de espaldas cruzando mis brazos por detrás de la cabeza, miré el techo rezagado.
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Sáb Nov 13, 2010 3:12 pm

Tristán se había puesto a fumar mientras leía el periódico. Ella sonrió mientras seguía degustando tan exquisita manzana. Cuando hubo acabado, dejó el resto sobre el platillo donde había estado la taza de café que cogió para terminárselo. Había sido un desayuno tranquilo.
Levantó algo la vista para observar la bandeja llena de cosas, si tuviese hambre o apetito habría comido más, le daba pena dejarse cosas en el plato.

Miró de reojo a Tristán, este había dejado el periódico de nuevo y con una risita se levantó para ir hacia la cama donde se dejó caer.
- ¿Qué tienes pensado hacer? ¿Quedarte aquí o bien marcharte? –era una pregunta normal. La verdad es que mientras desayunaba le daba vueltas a algunas cosas que podría hacer en ese día. Estaba lejos de casa, pero ya que estaba allí podría seguir con la investigación que había dejado a medias. Seguramente su cliente estaría preguntándose si habría encontrado algún dato de importancia. Se giró hacia Tristán aun sentada en la silla, sabía que no la estaba mirando, ¿pero qué más da? Se entretenía jugando con las tiras de la bata.

- Había pensado en irme a hacer… Turismo por la ciudad. Comprenderás que aunque es tentador quedarse en una habitación de hotel con estos lujos, también sería bueno despejarse –no sabía si era esa la respuesta que él esperaba, pero él debía saber que no pensaba quedarse allí eternamente, ella tenía su vida, y aunque le había encantado haber pasado allí aquella noche tendría que irse tarde o temprano-. ¿Tú tienes planes? -¿porqué no iba a tenerlos? Puede que le hubiese preguntado por sus planes para poder hacer él los suyos.
avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Tristán Evans el Sáb Nov 13, 2010 8:59 pm

- Había pensado en irme a hacer… Turismo por la ciudad.- Enarqué las cejas un tanto.- Comprenderás que aunque es tentador quedarse en una habitación de hotel con estos lujos, también sería bueno despejarse – Yo me encogí de hombros, cerrando los ojos. - ¿Tú tienes planes?

-Ehmm…Claro que tengo planes.- No lo decía por “despecho” ni nada de eso, tenía que seguir componiendo, esa noche había sido demasiada distracción. –Es más…creo que debería irme.

Me incorporé en la cama pasándome la mano por la frente, miré hacia donde estaba sentada Megannée.
–Sí…evidentemente cada cual tiene sus compromisos.- Me até mejor los zapatos, para después ponerme de pie y dirigirme a la silla donde estaba mi cazadora, la cual cogí colocándola sobre mi hombro derecho. Después me acerqué a la mesa para coger la pitillera y la caja de fósforos que antes había dejado, me lo metí todo en el bolsillo del pantalón. –Te deseo una grata visita.- murmuré mirándola de reojo.
Sonreí débilmente dando unos pasos hasta quedar en su flanco izquierdo. Pasé mi brazo por sus hombros y me incliné para darle un casto beso en la cabeza. – Cuídate Megannée. – Apreté su hombro afectuosamente y me separé de ella dispuesto a abandonar la habitación ¿Acaso teníamos algo más que decirnos? Yo creo que no. Había sido una buena noche, y como en muchas ocasiones había conseguido lo que yo quería.

Salí de la suite, cerrando la puerta tras mío, la señorita podría quedarse en la habitación un par de horas más, pues ya estaban pagadas. Suspiré e inicié mi tranquilo camino por los largos pasillos del hotel en dirección a mi habitación, mi santuario.
avatar
Tristán Evans

Mensajes : 355
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Edad : 35
Localización : La Clave de Sol

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Megannée L. Bouvier el Dom Nov 14, 2010 3:20 pm

-Ehmm…Claro que tengo planes. Es más…creo que debería irme.- se quedó mirándolo sin entender muy bien. ¿Tan de repente le se había acordado de sus deberes? Seguía retorciendo las tiras de la bata, no sabía si al final era esa la contestación que él esperaba o la que ella esperaba de él después de todo. Pensaba que de alguna forma la retendría algo más de tiempo. Alzó la vista cruzándose con la de Tristán al incorporarse este de de la cama.

-Si…evidentemente cada cual tiene sus compromisos.- observó como terminaba de arreglarse, como dando por zanjado el asunto. Se levantó y cogió su ropa junto con objetos personales. Ella no dijo ni hizo nada, solo le miraba de reojo. ¿Debía decir algo? Y si lo hiciese, ¿serviría de algo? Ya sabían ambos a lo que habían ido a hacer allí. Léa, ¡nada de caprichos! Te deseo una grata visita- se dio la vuelta en el asiento, buscándole con la mirada pues se había movido por la sala y le había perdido de vista. Si seguía tirando así de las cintas de la bata terminaría por romperlas. Notó la mano de él en sus hombros y luego sus labios en su cabeza- Cuídate Megannée.- y tras decir esto y apretarle algo el hombro, emprendió el rumbo hacia la puerta de la habitación. En ese momento supo que lo que estaba dicho estaba dicho y ya no quedaba más por decir. Quién sabe si algún día se volverían a encontrar, pero hasta entonces, esto ha sido todo amigos.

Se quedó quieta sin decir nada hasta que Tristán cerró la puerta tras de sí. Conocía las normas de los hoteles de sobra como para saber que le quedaban escasas dos horas para vestirse y salir de allí. Sin duda dos tareas difíciles, uno, por la complejidad del vestido y dos, por las posibles caras que se pueda encontrar en su descenso hasta la puerta del hotel. Suspiró, bueno, no había estado mal después de todo y claro que tenía cosas que hacer. Mejor despejar la mente y empezar cuanto antes a ocuparla de otros pensamientos.

Se levantó de una forma algo brusca para su gusto, casi tiró la silla y tuvo que agarrarla del respaldo para no causar un ruido descomunal.
- Tsk… -se quejó dejando la silla colocada al lado de la mesa. Paseó la mirada por la habitación sopesando las posibilidades que tenía y fue medio corriendo, saltando las cosas a su paso hasta llegar a la silla donde había dejado su vestido escaso tiempo atrás. Lo cogió y examinó, sería una tarea difícil colocarse el corpiño, puede que fuese mejor dejarlo allí y ponerse simplemente el vestido con el abrigo encima. Era tan voluminoso el condenado que seguro que no se notaba nada.
Y así, pasó un rato hasta verse vestida lo que a ella le pareció de una forma decente. Se acomodó el abrigo y colocó el peinado en un sencillo recogido. Se había dejado la mayoría del pelo suelto, pero los mechones rebeldes que solían ocupar su rostro estarían lejos de empeñar esa tarea. Por último se colocó los zapatos y fue hasta la puerta por donde se asomó y miró hacia ambos lados del pasillo. Parecía una especie de fugitiva, qué gracia. Cerró con cuidado la puerta a sus espaldas y caminó escaleras abajo con cuidado. Por suerte para ella, la mayoría de la gente del hotel aun estaba desayunando o había salido ya, así que no tuvo que toparse con mucha gente a su paso, cosa que agradeció internamente. Se despidió del gerente cuando este la saludó desde detrás del mostrador y con la calma abandonó el hotel para mezclarse con la gente de las calles.
avatar
Megannée L. Bouvier
Talamasca
Talamasca

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 27/09/2010
Edad : 31
Localización : Investigando

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Hotel de una noche {Megannée L. Bouvier} (+18)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.