Menú






Compañeros
Crear foro









Click: Afiliados Vip-Élite


Hogwarts
You Know You Love Me Rol




Bvlgaria
Théâtre des VampirestokyoBlood And SinPhotobucketCabaretHogwarts: Marauder TimeSpecialis RevelioVolterra Night Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPicLa obscuridad eternaA bizarre love story     Klinzmann Mental HospitalNomen Sapientiaehttp://secretname.forosactivos.net/forum.htm Academia St. Hathaway






Últimos temas
» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Théâtre des Vampires
Miér Ago 27, 2014 6:07 pm por Tristán Evans

» Luccia Venturi
Miér Jul 30, 2014 6:29 pm por Tristán Evans

» Buenas tardes
Miér Nov 27, 2013 1:51 am por Luccia Venturi

» Los antiguos
Miér Jun 12, 2013 11:54 pm por erick roal

» Dudas
Vie Mayo 31, 2013 10:13 am por Armand

» Lydia Deetz
Mar Mayo 28, 2013 1:48 am por Capt. leon

» Juego de la Verdad.
Jue Abr 11, 2013 5:37 pm por Sayra Luk Richter


Natasha Von Hannover

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Natasha Von Hannover

Mensaje por Natasha Von Hannover el Sáb Oct 09, 2010 11:14 am


Nombre: Natasha Von Hannover

Edad: 23

Especie: Humano

Clase Social: Alta

Avatar: Sarah Michelle Gellar

Lugar de Origen: Inglaterra con raíces alemanas propias de la Casa Hannover

Poderes: Sueños premonitorios que comenzó a tener de pequeña transformándose con el tiempo a visiones, la capacidad para ver seres sobrenaturales que otros ni siquiera pueden imaginar, posible control mental y elemental que tiene que ver con el desequilibrio de sus emociones.

Descripción Física: Complexión y proporciones delgadas; 1.65 de altura, cabello lacio y fino de color natural castaño. Ojos oblicuos y grandes de mirada intensa, verde un tanto obscuro con pestañas largas, la separación es normal. Tez clara sin llegar al pálido, con algo de bronceado. Nariz achatada de tamaño conforme a su rostro. Labios rosados, más grueso el inferior que el superior. Dientes blancos con sonrisa linda. Cejas prácticamente rectas. Manos pequeñas; dedos largos y finos. Voz aguda algo aniñada. Suele hacer muchos gestos.

Descripción Psicológica:
Reservada, cautelosa y desconfiada; son las tres palabras que más la pueden definir, las circunstancias la llevaron a ser así. No entabla conversaciones con extraños, y con los conocidos sólo expresa respuestas cortas; sin embargo su hermano sabe que ella en realidad es una chica dulce y a la que le gusta tener hablar sobre temas interesantes. Sus mejores amigos son los libros probablemente, pero cuando quiere a una persona, se vuelve muy protectora. Es inteligente; elegante pero poco superficial, considera que ser bonita y culta tiene la misma importancia para la convivencia en sociedad.
Se encuentra tan decepcionada de la doble moral de los de su clase, que suele prejuzgar a la gente, ya no espera nada bueno de ella.
Cree fervientemente en el “Noblesse Oblige” lo que hace que guarde la compostura y ayude a otros, sin embargo lo último prefiere hacerlo sin que lo sepan.
Advertencia: No la provoquen, es bipolar.

Orientación sexual: Los rumores y sus gustos descomunales han hecho pensar que prefiere mantener relaciones con damas; su compromiso roto con Richard Beaufort aunado a su poco interés a las personas en general sólo sirvió para aumentar las habladurías. Por otro lado, se le ha visto en las fiestas entre los grupos de hombres escuchando sus conversaciones, sin embargo no parece insinuarse a ninguno.

Historia: Su padre forma parte de una familia con línea de sangre real, es decir nobleza inmemorial. Ante la Revolución Industrial del siglo XVIII en que los burgueses se volvieron ricos con el nuevo sistema capitalista; debido a los problemas económicos de la clase alta en la que parecía que el sistema feudal que tanto atesoraba la tierra, había sido dejado de lado, las uniones entre burgueses que ansiaban tener un buen nombre y aristócratas que necesitaban ser salvados de la ruina, los matrimonios no se hicieron esperar. Con esta perspectiva en mente, el Conde Edmund que había enviudado recientemente y necesitaba una mujer que cuidara de su hijo de 9 años, contrajo segundas nupcias con una joven muy hermosa y por supuesto hija de un comerciante bastante acaudalado. No tardo en darse cuenta de que su actual esposa tenía creencias paganas, más no era un hombre de supersticiones y el último caso celebre de brujería fue en 1692, las brujas de Salem, simplemente le prohibió la practica de cualquier ritual. Después se entero de que su suegro y ella eran miembros de la nueva ola de druidistas. De esa relación nació a los 2 años Natasha, más su madre, Veleda no resistió el parto y tuvieron que recurrir a una nodriza para que la criatura resistiera.
Su padre volvió a casarse a los 5 años, esta vez con una aristócrata francesa que no logró darle más hijos. La niña era retraída, se temía que estuviera enferma, sin embargo empezaron a notar que de pronto hablaba sin que hubiera nadie frente a ella, espantando sobre todo a los sirvientes que creían en los espíritus. Con los meses lo que parecía imaginación infantil se fue transformando; predecía cosas, en las noches tenía “pesadillas” frecuentes; en una ocasión su madrastra entro a la habitación mientras dormía y descubrió que estaba elevada a varios centímetros de la cama, levitando; con el grito de susto la despertó y cayo sobre el colchón, al correr todos a ver que ocurría ya no pasaba nada, simplemente lo dejaron de lado, eso era imposible, debió ver mal.
Para los nueve años de edad, Nat, como le llamaban de cariño, ya era temida por su propia familia. Cuando se enojaba ocurrían accidentes extraños, al llorar casi todos a su alrededor comenzaban a sentir gran tristeza, incluso más de una vez el ama de llaves le atribuyó las pequeñas lluvias tan repentinas. Tenía gran influencia sobre la gente que la rodeaba, tanta que terminaban haciendo lo que ella quería por impulsos espontáneos, aún así ella no se daba cuenta o simplemente no le gustaba aprovecharse de ello. Le gustaba que su padre le leyera libros y se esforzó en aprender a leer; tratando de alejarla de los eventos paranormales, su educación cristiana fue estricta, tanto que se le obligó a traer un crucifijo colgado en el cuello.
A los diez años, entrando el invierno, tuvo un sueño terrible, a la mañana siguiente no quiso desayunar, estaba aterrada como nunca; no pronunció palabra hasta que su padre le anunció que irían a visitar a unos primos en Kent, excepto su hermano que estaba revisando sus propiedades en Alemania. Para su sorpresa Natasha se puso como loca, gritando y llorando, los criados contaron durante un tiempo que ese día las puertas de la mansión se estrellaban solas y los objetos se quebraban como si explotaran sin explicación; ella no quería ir e intento incluso esconderse, a pesar de ser tan extraña siempre había mostrado obediencia por lo cual resultaba singular. Cuando el carruaje estaba listo, el Conde llamó a su hija y le pidió una explicación, a lo que simplemente respondió que si realizaban el viaje morirían. No era la primera vez que expresaba extravagancias sobre conocidos, el problema era que generalmente se convertían en realidad, como fuera, eran casualidades, personas mayores de edad o enfermas que era obvio que fallecerían pronto, Edmund le tenía gran paciencia a su hija, pero ese día no pudo más, le grito y amenazo, prohibió que volviera a mencionar sus locuras y la obligo a ir. El viaje resulto de lo más normal, pasaron el fin de semana con sus familiares y como tenía que arreglar un negocio muy importante al principio de semana, prepararon todo para el regreso, sin importar el mal clima.
Así, Desirée su madrastra, el conde y Natasha, agradecieron el buen trato de sus primos y se despidieron para retornar a la capital inglesa. Con la advertencia de las nubes de una fuerte tormenta, le pidieron al cochero que tomara un atajo por un camino boscoso que recortaría mucho tiempo. La infanta respiró agitada y se abrazo a ambos. Llegó el momento en que los caballos quizá presintiendo el inminente peligro que les acechaba, se negaban a avanzar, relinchaban asustados pero era demasiado tarde para retroceder.
Natasha asomada por las ventanillas del carruaje, desafinándose de los brazos de sus padres, aunque Desirée no fuera su madre natural, fue la única que vio venir al monstruo de dimensiones para ella gigantescas, cubierto de pelo como un perro pero mucho más aterrador que cualquier canino; sólo comenzó a sollozar.
La noticia de la espantosa muerte de la familia Hannover fue primera plana durante varios días seguidos, primero por lo inusual y segundo por sus valiosos protagonistas allegados al rey. La perdida más grande de 1788, anunciaban. Para la prensa fue motivo de grandes ventas; las diversas especulaciones sobre qué los atacó, existían todo tipo de conjeturas pero la oficial sostuvo que fue un ataque de lobos; extraño porque aunque ya había habido aparentes avistamientos, nunca se encontró ninguno, pero que otra explicación podía haber ante semejante descuartizamiento.
A la mañana siguiente del accidente, un rastro de humo sobrevolaba el bosque; al calmarse un poco la lluvia el transporte de mercancías que era por lo que generalmente tomaban esos atajos, volvió a la normalidad. El primer comerciante que pasaba por allí era un anciano que silbaba una melodía despreocupada en su pequeña carreta jalada por una mula, de pronto el paisaje cambió completamente; los árboles estaban quemados, era un área pequeña pero completamente incinerada, “un rayo” pensó. Estaba tan ocupado viendo los árboles que hasta pasados unos segundos reparó en el carruaje destruido. Asustado se acerco y vio el espectáculo más horrendo que le había tocado observar; todo lleno de sangre, cuerpos destrozados, desgarrados, entre los caballos y personas no se podía distinguir más que por los pocos miembros rasgados que no fueran rojo intenso, tubo que calmarse para no desmayarse y contener el aliento para tranquilizar el asco del olor tan nauseabundo que corría por el aire. Lo más impresionante fue la pequeña, sentada al lado de uno de los cadáveres, con la mirada perdida, contrastante con sus facciones de inocencia manchadas por la sangre, que no podía identificar si le pertenecía a ella o los de su alrededor, mezclada con el agua de la tormenta. La saco de allí, ella no hizo nada por defenderse, habría dado lo mismo si la iba a ayudar o era un criminal, estaba lejos de su realidad: los monstruos, las llamas, la sangre y sobre todo… la muerte.
Augustus regresó de Alemania lo más rápido que pudo al enterarse de la muerte de su padre; sabía que le tocaba hacerse cargo de su media hermana con la cual siempre hubo una buena relación dejando de lado sus excentricidades. Esperaba encontrarla mal, después de todo fue la única testigo y se negaba a contar lo ocurrido esa noche, sin embargo sus sospechas eran todavía peores. La niña insistía en que ella los mató, que fue su culpa porque ella lo sabía y no pudo evitarlo, que si existían posibilidades de que estuvieran vivos ella las arruino. Llevaba días aguantando las lagrimas, al verlo a él dejó salir todo lo que le angustiaba, paradójicamente el cielo también se lamentó con ella, tal vez casualidad Inglesa.
La vida de ambos desde ese momento no fue igual; cuando contó su versión de la historia nadie le creyó, a pesar de que se guardo lo más inquietante, que ella posiblemente había incendiado todo por lo menos cinco metros a la redonda. Dado su traumatismo era normal que confundiera a los lobos con otra cosa, le gustaban tanto los animales que probablemente quisiera negar la maldad que poseen algunos, además por su edad, cualquier cosa parecía enorme. Los primeros meses a pesar de inquietante, resultó justificable, pero las paredes tenían oídos que llevaban la información a otras bocas y ella al llegar el primer aniversario del suceso, tratando de que encontraran a los culpables, comenzó a hablarlo.
Su vida se hizo un infierno, o ella lo pensaba, la gente empezó a considerarla una loca, le gritaban bruja y otras barbaridades, por suerte como no sabían que tan especial era su caso y por su cuna noble, preferían creerla demente en lugar de mandarla a la hoguera como en años anteriores habría pasado. Las influencias de su hermano lograron que no la encerraran a cambio de que la vigilara constantemente.
Ella entendió que la podían separar de Augustus y recordando lo último discutido con su padre sobre callarse, evitó mencionarlo otra vez, de todas formas se notaba. De la chica tímida pero cariñosa que solía ser, con la crueldad de las personas que escuchó como la criticaban a pesar de que ella se daba cuenta que hacían cosas peores, se volvió tosca, cínica, agresiva pero más fuerte que era lo que buscaba, dejar de sentir dolor a causa de otros.
En su hogar, no contaba lo que le ocurría pero las puertas seguían moviéndose, las conversaciones con el viento eran más frecuentes y los gritos nocturnos eran inevitables. Con todo y el amor que sentía, su hermano ya no pudo soportarlo, con 15 años, una jovencita, le pareció edad perfecta para presentarla en sociedad formalmente y casarla.
Los cotilleos mal intencionados sobre la muerte del Conde que le causo demencia simplemente hacían que algunos sintieran pena por ella, cosa que le enfurecía puesto que no era mejor que las burlas. Finalmente, de lo mismo, una mujer bonita y adinerada llega a tener más de un admirador pese a las intervenciones ajenas, con ella no fue diferente. Ya tenía desengaños amorosos, escribir cartas siempre fue alimento para una relación a escondidas, no le tomo por sorpresa la decisión de su hermano. Richard Beaufort, un joven de clase alta que se había ganado toda su confianza, fue el elegido. Tanta había ya que a un mes de la boda, gran acontecimiento, le comentó que soñó que la madre de él fallecía al día siguiente; él enfureció porque esas cosas no son bromas divertidas; Natasha no se equivocó, primero se dijo que se movía la boda de fecha por el acontecimiento sin embargo fue cancelada y el joven rompió relación con ella a pesar de que le gustaba.
Cansados todos, Augustos y Natasha se fueron a Alemania a olvidarse de todo, ella le echo la culpa a las cosas sobrenaturales que le pasaban de todo lo mal, reprimiéndose empezó una vida normal, estudiando, practicando esgrima, equitación y disciplinas artísticas; tanto se negó a la existencia de ellas que se fueron haciendo menos frecuentes. Su hermano se caso y la relación con su cuñada era mala pero soportable; ella le presenta a un hombre del que se enamora y es correspondida, con el tiempo presiente que algo no va bien hasta que descubre a su hermana política y su novio en un acto bastante comprometedor, él se da cuenta de que los vio pero no hace nada. Furiosa, decepcionada y confundida se lo cuenta a Augustus, quien primero no le cree pero va en la búsqueda de su esposa, a la que encuentra sola, al acercarse y ya más calmado y a punto de decirle lo que inventó Natasha, se da cuenta de que tiene una marca en el cuello, reciente porque tiene algo de sangre, furioso y sin pensarlo la asesina en un ataque de celos.
Los dos hermanos se deshacen del cuerpo, pero están concientes de que las autoridades pueden darse cuenta o los sirvientes hablar de lo que paso; Augustus prepara sus cosas para huir un tiempo y asegurarse de que no pase nada; siente pena por dejar a su hermana sola pero no le queda otro remedio, la obliga a que regrese a la casa de su padre, siendo la única persona a la que le permite que le de ordenes y sabiendo que es por su bien le promete que lo hará pero tiene que quedarse al menos dos días para hacer algunos arreglos.
Tanta lectura e interés en los asuntos masculinos, le ayudaron a poner en orden los asuntos pendientes, de cualquier manera son lo suficientemente ricos para mantener a varias generaciones de forma no despilfarradora. Su extraña manipulación sobre los demás, que con los sirvientes es más fácil gracias a que están acostumbrados a hacer lo que otros piden en lugar de pensar por ellos mismos, la ayuda a convencerlos de que su hermano discutió con su esposa en la noche por culpa de ella que vive con la pareja, pero se arreglaron y decidieron irse de viaje en ese momento a pasar un tiempo en su propiedad en Francia.
Nerviosa deja todo listo para partir a su tierra natal, pero se olvido de un detalle importante con tanta angustia. La noche antes del viaje, tiene una visita de su enamorado lo cual la consterna, se enfoca en tratar de convencerlo a él también de que Augustus se fue con su mujer, más él la desmiente y le dice incluso la localización del lugar donde arrojaron el cuerpo. Histérica como nunca hace que los muebles del lugar empiecen a temblar como si la tierra se moviera, él se sorprende pero no se asusta, al contrario de ella que se recrimina en el interior de no haberse podido controlar.
Después de una discusión acalorada, el caballero le confiesa que es un vampiro y su interés en ella es genuino y más ahora, su reacción es de incredulidad, cuando lo vio mordiendo a Gretchen, lo que menos pensó fue eso con lo ocupados que estaban besándose y otras cosas indecentes para cualquier dama casada. Le dijo que podría haberlo hecho con cualquiera sin que se diera cuenta pero le ayudo con esa mala relación que tenían las dos. Natasha que era muchas cosas pero no tonta, entendió lo retorcida de la situación, alguien le confesaba su amor de una forma enferma e irascible.
No le confesó que se marchaba de Alemania pero estaba segura de que lo sabía; le demostró que era lo que expresaba ser, de alguna forma ella tenía miedo pero por otro lado revivió todos los recuerdos del pasado enterrado. No le ofreció transformarla en nada y Natasha no lo deseaba, le daba asco y él se daba cuenta, prometió no hablar de eso con nadie, además no contaba con tantas amistades ni el humor de hacerlo, pero que la dejara irse, que jamás lo volvería a ver, era lo mejor.
La mañana siguiente, partió. Regresaba a su hogar, pero está vez no dispuesta a que la pisotearán y segura de sí misma, en esos años cambió, 8 largos años, los que la reconocieran que no dudaba llegaría a pasar, se darían cuenta que no era la persona de su adolescencia y los que no, no le importaban, ahora la preocupaba algo más importante, de nuevo entraba a su propio mundo, ahora sin el hermano que la defendía pero no era necesario, en su interior nacía un nuevo sentimiento, la carcomía como un demonio apunto de salir de su pecho y eliminar a todo, se llamaba venganza. Se arrancó el crucifijo que tantos años atrás le había dado su padre, ya tenía pruebas de que los monstruos existían y esa vieja protección no sirvió para alejarlos.

Otros rasgos:
Sabe tocar el piano y el arpa, se interesa por el teatro y el arte en general.
Le gusta la naturaleza y los animales.
No es extraño ver que se acerque a los grupos de hombres, aunque no suele participar, le encantan las conversaciones sobre política y otros temas que no son recurrentes en los cotilleos femeninos.
Su hermano le habló sobre su madre, está interesada en saber más sobre los druidas, más no se había atrevido por tratar de llevar su vida normal.
Tiene una cicatriz de 12 cm. en la espalda y una marca de garras en el muslo izquierdo producto del accidente. Otra cicatriz en la mano y parte del brazo derecho que se hizo practicando esgrima. Por el tipo de ropa, ésta última es la única visible.
Sabe ingles, alemán, francés y Latín por el momento.

Temores: Las tormentas eléctricas; sabe que existen cosas salidas de las peores pesadillas vagando por el mundo, los rayos y truenos tienen la capacidad de recordárselo y revivir el pasado. Entra en estado de pánico.
Los lobos, el bosque bajo la luz de la luna y por supuesto…a la muerte.

Casa: orilla de Londres



Última edición por Natasha Von Hannover el Miér Nov 17, 2010 8:10 am, editado 3 veces

Natasha Von Hannover
Humano - Clase Alta
Humano - Clase Alta

Mensajes : 583
Fecha de inscripción : 06/10/2010
Edad : 29
Localización : Inglaterra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Natasha Von Hannover

Mensaje por Katherine Lefevre el Sáb Oct 09, 2010 1:52 pm

Bienvenida Natasha.
Ficha aceptada, diviértete mucho Very Happy


Katherine Lefevre
Maison ~ Conóceme ~ Relaciones


La Douce Folie :

Katherine Lefevre
Admin - Clase Alta
Admin - Clase Alta

Mensajes : 527
Fecha de inscripción : 21/03/2010
Edad : 632
Localización : París

Ver perfil de usuario http://cantico-de-sangre.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

default Re: Natasha Von Hannover

Mensaje por Katrina Volkova el Dom Oct 10, 2010 12:56 pm

A mi también me dan miedo las tormentas... xD

Katrina Volkova
Cazador
Cazador

Mensajes : 419
Fecha de inscripción : 19/09/2010
Edad : 24
Localización : El mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Natasha Von Hannover

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:52 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.