Menú






Compañeros
Crear foro









Click: Afiliados Vip-Élite


Hogwarts
You Know You Love Me Rol




Bvlgaria
Théâtre des VampirestokyoBlood And SinPhotobucketCabaretHogwarts: Marauder TimeSpecialis RevelioVolterra Night Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPicLa obscuridad eternaA bizarre love story     Klinzmann Mental HospitalNomen Sapientiaehttp://secretname.forosactivos.net/forum.htm Academia St. Hathaway






Últimos temas
» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Théâtre des Vampires
Miér Ago 27, 2014 6:07 pm por Tristán Evans

» Luccia Venturi
Miér Jul 30, 2014 6:29 pm por Tristán Evans

» Buenas tardes
Miér Nov 27, 2013 1:51 am por Luccia Venturi

» Los antiguos
Miér Jun 12, 2013 11:54 pm por erick roal

» Dudas
Vie Mayo 31, 2013 10:13 am por Armand

» Lydia Deetz
Mar Mayo 28, 2013 1:48 am por Capt. leon

» Juego de la Verdad.
Jue Abr 11, 2013 5:37 pm por Sayra Luk Richter


El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Kendra Munroe el Mar Nov 09, 2010 7:30 am


Estaba cansada y mal humorada, odio los viajes de noche y sobre todo en los cuerpos mortales, me llevó semanas llegar hasta mi destino. Bajé del transporte –No cabe duda ODIO A LA HUMANIDAD. ¿Cómo padres ósea como Demonios es que viajan así?... en verdad no tienen dignidad son aburridos.. tediosos... molestos... sucios y pateticos…- en cuanto bajé del coche el conductor cayó muerto –Un alma para el camino- chasqueé mis dedos y justo aparecieron un sequito de unos diez pequeños enanos… no eran mas que diablillos recién salidos del horno.

–Entren mi equipaje… y juro que si algo le pasa a algo a mi equipaje… si una maleta tiene un rasguño… o peor… si alguna de mis pertenencias sufre un pequeño averió juro por mi padre que los condeno a una tortura eterna.- como siempre hacia mis advertencias con una voz melodiosa y serena, no tenia por que exasperarme pues sabían perfectamente de lo que yo era capaz.

-Vaya vaya mi hermanito y Lilith si que tienen una hermosa mansión… me vendrán bien estas vacaciones… reclutaré algunas almas… disfrutare de los placeres de este mundo… gozaré a mis hermanos y… torturare a muchos… wow si que tengo un itinerario bastante grande ja ja ja ja.- subía las escaleras de la gran casa, era bonita, lúgubre y nada fría justo lo que buscaba. Llegué al fin a la enorme puerta la cual toqué con fuerza. Al abrirse esta ni siquiera esperé a ver quien estaba atrás de ella, no sabían de mi llegada pero yo siempre era bienvenida para Lilith y Mefistófeles, me pasé como Juan por su casa. –Mi amor… cariño… Ruby está aquiiiii- les canturrie a Lilith y Mefistófeles. -Ey tu no te quedes ahi parada como una statua de sal, avísale a tu amo y a Lilith que he llegado.- le ordené a la diablilla que me había abierto la puerta.

Lo vi todo, recorrí cada rincón que me era visible esperando a que se dignaran a recibirme como era debido.

Kendra Munroe
Demonio
Demonio

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 08/11/2010
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Mefistófeles el Mar Nov 09, 2010 10:51 am

Lilith y yo nos encontrábamos en uno de los salones de la planta baja. Ambos en silencio y con un libro entre las manos.
Sarah abrió las puertas de la sala de par en par y entró corriendo. Tamaña osadía solo quería decir que algo importante estaba sucediendo.
Su rostro estaba bañado en sudor y sus ojos se habían vuelto completamente negros, no se abría dado cuenta.

-Mis señores… mis señores… l-la puerta… l-la puerta…- decía jadeante.

-Sarah, por lo que más quieras, habla con sentido- le pedí.

-Ruby está en la mansión- cerré el libro de golpe y miré a Lilith con incredulidad. Éramos uno más en la familia

- Sarah ¿qué haces ahí plantada? Despeja una habitación del primer piso para Ruby y lleva todo su equipaje allí- después de las órdenes, miré de nuevo a Lilith, pero esta vez sonriente.
Tomé la mano de Lilith y ambos fuimos en busca de nuestra hermana e hija, al menos para Lilith.
Cuando la encontramos, teníamos ante nosotros una mujer de belleza salvaje hindú. Su pelo era de color oscuro y sus ojos verdes. Era su cuerpo el que atraía todas las miradas y no pude evitar mostrar una media sonrisa. Propio de Ruby.
Solté la mano de Lilith y me acerqué a la recién llegada con los brazos abiertos, abrazándola con fuerza cuando la tuve a la altura.

-Ruby, no me creo que estés aquí- dije para después darle un pequeño beso- Si hubieras avisado con antelación, nosotros mismos hubiéramos ido a recogerte.

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Lilith Mater Inferorum el Mar Nov 09, 2010 5:37 pm

-Mi amor… cariño… Ruby está aquiiiii- escuché muy a lo lejos, casi un sonido sordo. Pero los pasos que se oyeron a continuación sí que fueron firmes.

-Mis señores… mis señores… l-la puerta… l-la puerta…- escuché de pronto en el umbral de la puerta. Aparté la vista del libro que estaba leyendo y miré en aquella dirección. Era Sarah, la sirvienta. Tenía los ojos negros como el ónix y parecía nerviosa.

-Sarah, por lo que más quieras, habla con sentido- miré a Mefistófeles y haciendo una mueca hacia Sarah, asentí.

-Ruby está en la mansión.- Enarqué una ceja.

-¿Y eso te pone nerviosa?
- mi voz era tranquila, tras la siguiente frase se volvería más baja- Ridículo.- negué con la cabeza.

-Sarah ¿qué haces ahí plantada? Despeja una habitación del primer piso para Ruby y lleva todo su equipaje allí.- Tras la partida de Sarah, Mefistófeles me miró sonriente.

-Que incompetencia- dije cerrando de golpe el libro que tenía en las manos.

Mefisto tomó mi mano, yo ni me había dado cuenta. Me había enfundido en un sueño despierto. ¿Hacía cuántos siglos, quizás milenios, eran los que nos habían retenido en el Infierno? Recordaba solo una vez, en el que los de mi jerarquía conseguimos salir a la superficie, en el que casi se formó un apocalipsis. Aquello fue grandioso, algo digno de ver. Pero no parecían ser los planes de nuestro querido Lucifer. Sin darme cuenta, estábamos frente a Ruby. Se mostraba "candorosa" ante nosotros, ¡y qué candorosa! Su cuerpo era el de toda una mujer hecha y derecha, con unas curvas de infarto, un rostro perfecto y un pelo precioso. A veces llegarma a asombrarme de lo que era capaz mi Ruby.
Mefisto soltó mi mano, fue directo a ella, abrazándola. Me quedé de pie, con los brazos libres, sueltos a ambos lados de mi vestidito, ¿no resulta precioso? Parecería toda una simpatía y dulzura, pero quien me conociera realmente sabría lo retorcida y malvada que podía llegar a ser. Contrastes que daban tranquilidad y confianza a los humanos... a los estúpidos humanos, o bichos, como los llamaba mi niño, Mefisto.

-Ruby, no me creo que estés aquí- y la besó- Si hubieras avisado con antelación, nosotros mismos hubiéramos ido a recogerte.

-Vas tú corriendo si quieres, ya es mayorcita como para saber buscarnos sola- miré a Mefisto, mi voz resulto dulce y tierna- Seguro que necesitaba su tiempo para... jugar.

Di unos pequeños pasos hasta llegar a Ruby, la sonreí con cariño. Cogí una de sus manos y luego la abracé. Luego, con una pequeña seña indiqué que se agachara un poco y di un beso en sus labios. No tardó mucho, pero mostraba mi amor por ella.

-Ya te hechaba de menos mi niña... Adelante, no seas tímida, aunque de eso escaseas.- Reí dulcemente.

La acompañé hasta el salón dónde estábamos antes Mefisto y yo. Dejé que pasara antes que yo, miré a Mefisto con una media sonrisa y con la cabeza le di la orden de que él también entrara. Por fin nuestra familia se encontraba en la Tierra, en aquella Tierra infestada de... "injusticias" para con nosotros.
Me senté frente a Ruby, no dejé de mirarla ni un minuto, al igual que ocurrió cuando aparecí en la casa de Mefistófeles. Si se sentía incómoda no era algo que me incumbiese e importase.

-Cuéntanos, ¿cómo has conseguido salir del hogar?

Lilith Mater Inferorum
Demonio
Demonio

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 19/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Kendra Munroe el Miér Nov 10, 2010 1:53 am

Afortunadamente la espera no fue mucha hicieron acto de presencia dos de mis más grandes amores y claro… placeres. Arqueé una ceja al ver a Mefistófeles –Ese cuerpo se ve bastante… bien…- me era grato ver sus ojitos brillosos de incredulidad… las expresiones de alegría al verme… vaya si que estaba en casa ahora “-Ruby, no me creo que estés aquí. Si hubieras avisado con antelación, nosotros mismos hubiéramos ido a recogerte.-“. En verdad que se veía bien y como siempre olía también bien…. –Hermanito… ¿solo eso un triste y pequeño beso para la hermana más sensual y atrevida que tienes?.- oh mi hermanito mayor… siempre tan al pendiente de la pequeña Ruby que orgullo me hacia sentir aquello.

“-Vas tú corriendo si quieres, ya es mayorcita como para saber buscarnos sola. - Seguro que necesitaba su tiempo para... jugar.-” esa voz… hermosa y melodiosa… infantil e inocente como un niño con esquizofrenia que esconde un puñal bajo su manga. Vi a mi madre… lucía tan hermosa… pequeña y frágil… era simplemente perfecta… la piel blanca de porcelana… un poco plana para mis gustos pero no contuve la alegría en lo mas mínimo… la abrasé correspondiendo ese beso en los labios… era tan delgada que podía cargarla fácilmente… -Madre tiene razón… pero sigo siendo la pequeñita consentida… o ¿no?.- puse mi carita de cachorro en vitrina… esos ojazos verdes que tenia mi envase hacían ver ese gesto erótico e inocente a la vez. - Ni siquiera yo sabia que venia… no tenia la certeza de donde se hospedaban… para variar equivoqué el mapa y aparecí en un lugar exótico… en extremo sexual… pero aburrido y espiritual… la India… hay muchos pobres… es sucio y.- mi asco se hacia evidente. –Son patética y ridículamente felices comiendo sémola.-

Entramos a un saloncito muy mono por cierto… madre como toda buena madre que era daba las ordenes y Mefistófeles y yo simplemente obedecíamos… nos sentamos de frente una a la otra el apenas venia… correspondía a las miradas de madre… en casa al ¡fin en casa!... me sentía cómoda y contenta… el cansancio y el mal humor se me fueron como por arte de orgasmo. “-Ya te echaba de menos mi niña... Adelante, no seas tímida, aunque de eso escaseas-“ era simplemente encantadora Madre era perfecta… pero seguía yo sin entender esa manía de agarrarse cuerpos de niñas que apenas estaban en pleno desarrollo… una idea morbosa y maliciosa pasó por mi mente. Ah como se debe divertir con ese cuerpo… aclaré mi garganta y ya con menos algarabía respondí. –También los extrañaba... el inframundo sin ustedes es… aburrido… y padre esta de u humor de los once mil demonios… creo que le hacen falta mas visitas conyugales de su primera mujer ja ja ja ja ja ja.- al fin Mefistófeles se sentó.

“-Cuéntanos, ¿cómo has conseguido salir del hogar? -“ con gusto respondería pero sentía la garganta algo seca, acomodé mi sari… eran muchas vueltas para una sola tela… claro mucho más cómodo que los vestuarios de occidente… los corsés simplemente me asfixiaban… prefería andar con las curvas libres –Hermanito… se te está pegando lo mal educado de los mortales… ¿no le ofreces una bebida a tu Ruby?.- le sonreí… voltee de nuevo hasta madre… era imposible no perderse en esa infantil e inocente belleza que ocultaba a la demonio más poderosa de todos. –Aposté ja ja ja ja… padre aún no sabe que en los juegos nadie me gana. Un buen día aprovechando un falaz buen humor de su parte le invité a una partida cartas… apostamos una larga temporada de trabajos tediosos por una larga temporada de libertad y… heme aquí.-

Kendra Munroe
Demonio
Demonio

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 08/11/2010
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Mefistófeles el Miér Nov 10, 2010 7:58 pm

–Hermanito… se te está pegando lo mal educado de los mortales… ¿no le ofreces una bebida a tu Ruby?- enarqué una ceja al escucharla. Tenía que pedir algo justamente cuando me acababa de sentar… la llevaba clara si pensaba que me iba a levantar, la pereza me podía.

-Que seas la consentida de Madre no quiere decir que seas mi consentida también- respondí con una media sonrisa. Que le iba a hacer, la vaguearía era mi hobby preferido.

–Aposté ja ja ja ja… padre aún no sabe que en los juegos nadie me gana. Un buen día aprovechando un falaz buen humor de su parte le invité a una partida cartas… apostamos una larga temporada de trabajos tediosos por una larga temporada de libertad y… heme aquí.

-Pobre padre… seguro que te dejó ganar con tal de perderte de vista por un tiempo- bromeé divertido. El encierro de Lucifer en el infierno era un tema que nos entristecía a todos. Los sellos eran múltiples y los ángeles los tenían muy bien vigilados… esperaríamos el momento adecuado para comenzar a actuar. Mientras tanto bromearíamos e intentaríamos olvidar el tema de la prisión- que se le va ha hacer, tendremos que soportarte nosotros- rompí a reír e hice una señal a Sarah para que se acercase. Le señalé con la cabeza el minibar y no hicieron falta palabras. Mi demoníaca doncella nos sirvió un poco de licor en tres vasos de fino cristal- Un brindis por tu llegada, hermana mía, que tu estancia en la tierra sea productiva y como no… divertida.

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Lilith Mater Inferorum el Miér Nov 10, 2010 8:34 pm

Su lugar de "origen" hizo que en mi rostro mostrase una mueca de asco, gracias a Lucifer que ya estaba en un lugar "decente". Aunque, para ser sinceros, había encontrado a un títere bastante atractivo.

-También los extrañaba... el inframundo sin ustedes es… aburrido… y padre esta de un humor de los once mil demonios… creo que le hacen falta mas visitas conyugales de su primera mujer ja ja ja ja ja ja.


La miré interesada, ¿se estaría refiriendo a mí? No, gracias, estaba bien en aquellos momentos en la Tierra. ¿Y por qué no le hacía favores ella misma? Tanto ella como yo sabíamos lo sensual, sexy, e incluso "ninfómana" que llegaba a ser si se lo proponía. Hacía muy bien todo su trabajo, pero cuando se trataba de la lujuria, era el propio pecado. Sólo sonreí a su comentario.

–Hermanito… se te está pegando lo mal educado de los mortales… ¿no le ofreces una bebida a tu Ruby?
- ¿aquello resultaba ser una orden? Si por algo me caía bien aquella demonio, tenía un sentido del humor bastante potenciado.


-Que seas la consentida de Madre no quiere decir que seas mi consentida también.- Aunque Mefistófeles también sabía jugar sus cartas.

Él y ella, ella y él, se comportaban como niños en el Infierno, siempre intentando quedar por encima del otro, deberíais ver las disputas que se realizaban en el Infierno por ellos, como típicos hermanos que se quieren y odian a la vez.

-Aposté ja ja ja ja… padre aún no sabe que en los juegos nadie me gana. Un buen día aprovechando un falaz buen humor de su parte le invité a una partida cartas… apostamos una larga temporada de trabajos tediosos por una larga temporada de libertad y… heme aquí.


-Pobre padre… seguro que te dejó ganar con tal de perderte de vista por un tiempo, que se le va ha hacer, tendremos que soportarte nosotros- reí con ganas, aquella situación sería de lo más probable, si yo no estaba en el Infierno, controlar a Ruby era una tarea pecaminosa, solo yo sabía qué decir y cómo actuar para que tomase las decisiones acertas. Sin embargo... si yo no estaba... solo en pensar en el pequeño "caos" que habría causado me hacía reír.

Mefisto indicó a Sarah que sacase el licor que tenía guardado en el minibar. Pronto, en nuestras manos, había un vaso con licor en su interior. Lo moví un poco, aquello no nos proporcionaba lo mismo que a los humanos, nos hacía falta mucho más para sentir algo, pero no estaba nada mal.


-Un brindis por tu llegada, hermana mía, que tu estancia en la tierra sea productiva y como no… divertida.

-Por supuesto, sobre todo productiva y divertida. Quiero ver condenas y buenos revolcones, sino, te envío yo misma al Infierno- bromeé. Aunque no enteramente, en mis palabras había cierta realidad que debía mantener en la cabeza por si algún día ocurría algo.

Bebí de aquel licor que quemaba como el fuego mi garganta. Delicioso, ahora solo faltaba alguna droga alucinógena para rematar la faena. Pero era una lástima que no tuviera, qué le íbamos a hacer.

-¿Sigues siendo mi aliada, Ruby?- pregunté, igual que hice con Mefistófeles- Debería hacerte una prueba de fe... ¿estás dispuesta?- bebí de nuevo. Mi voz era tierna, para nada seria. Aquella prueba de fe fue igual que con Mefistófeles, la superó bien, veamos qué decide mi Ruby.

Lilith Mater Inferorum
Demonio
Demonio

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 19/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Kendra Munroe el Jue Nov 11, 2010 2:24 am

Esos comentarios de Mefistófeles… si alguien sabia como molestarme era el… lo odiaba de la misma forma que lo amaba… en más de una ocasión madre y padre tuvieron que intervenir en alguna que otra pelea… eran épicas… si las hubiésemos tenido en la tierra sin lugar a dudas la habríamos destruido… pero también sabíamos como contentarnos… el era el señor de la mentira y el engaño... y yo… mi sobre nombre lo decía todo… sonreí divertida al escucharle… pero ese comentario sobre ser la consentida de madre me hizo entre cerrar los ojos y verle de tal forma que si las miradas fueran cuchillos ya lo tendría clavado al sillón… en miles de cosas me comportaba como una niña y eso era lo divertido de ser simplemente yo “-Pobre padre… seguro que te dejó ganar con tal de perderte de vista por un tiempo- “-Envidioso.- era la única respuesta que tenia siempre que me molestaba… tenia muchas más pero madre estaba presente y seguro lo que diría aun que solo se lo diría a la parte que le toca a él no le iba a gustar.

“- Que se le va ha hacer, tendremos que soportarte nosotros-“ se echó a reír… -Cabrón.- le respondí de la forma más educada y serena que podía sonriendo por su comentario… los tres sabíamos perfectamente bien como ir a el infierno… lo doloroso y complicado que era salir… si bien había recibido ayuda de padre… el huir de los asquerosos gallinos era horrible… -Espero que tus gustos en la bebida no sean tan corrientes como los de los mortales…- dije con ese veneno que a todos nos divertía… “-Un brindis por tu llegada, hermana mía, que tu estancia en la tierra sea productiva y como no… divertida-“… vaya que lo sería “-Por supuesto, sobre todo productiva y divertida. Quiero ver condenas y buenos revolcones, sino, te envío yo misma al Infierno-“ voltee la mirada cual corderito en matadero hacia madre… si a algo temíamos era principalmente a dos cosas… a la furia de madre y a la de padre… ninguno de nosotros era capaz de refutar o chistar ante alguna de sus palabras u ordenes… nos gustasen o no… ella no hablaba en broma… esa advertencia era más que en serio.

-¿Cuantas veces les he fallado madre?... no he llegado a ser quien soy solo por mi bellísimo rostro… o por los favorcitos que hago…- alcé mi copa y brinde con ellos –Por la familia.-. Vi la expresión de madre ante el primer sorbo que dio a su copa… el envase era débil aún… era una niña y debía foguearse… bebí luego yo… era buen licor… el estilo… buen gusto y la clase de mi hermano seguían intactos. Madre rompió el silencio… era yo la única que le decía madre tuviese el cuerpo que tuviese… “-¿Sigues siendo mi aliada, Ruby?. Debería hacerte una prueba de fe... ¿estás dispuesta?-“ ouch… esa duda me dolió… me puse seria y con esa voz tenue y serena que me caracterizaba además claro de mi tono era que estaba con alguien de una gran jerarquía… una monarca del infierno que además era mi madre… cosa que me llenaba de orgullo. –Madre… sabes que siempre he hecho todo por complaceros…-.

Kendra Munroe
Demonio
Demonio

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 08/11/2010
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Mefistófeles el Jue Nov 11, 2010 1:24 pm

-¿Sigues siendo mi aliada, Ruby?. Debería hacerte una prueba de fe... ¿estás dispuesta?- al escuchar las palabras de Lilith, un escozor recorrió mi antebrazo y me llevé la mano a éste por inercia.
A mi cabeza retornaron los recuerdos de aquel día en el que Lilith había regresado a la tierra… y también a mi alcoba.
La quemadura, señal de alianza con Lilith, dolía de vez en cuando en recuerdo de mi sumisión.
Me imaginaba lo que sucedería a continuación: Ruby afirmaría su sumisión hacía Lilith, y ella como “recompensa” le proporcionaría la señal que nos distinguía de los demonios ateos. Me apetecía ver la cara que pondría Ruby cuando los dedos ardientes de madre quemaran su piel.

–Madre… sabes que siempre he hecho todo por complaceros…- un acierto.

-Y seguro que seguirá siendo así para toda la eternidad…- dije mientras me llevaba el vaso a los labios y daba un pequeño sorbo.

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Lilith Mater Inferorum el Dom Nov 14, 2010 1:57 pm

–Madre… sabes que siempre he hecho todo por complaceros…- sonreí orgullosa, sabía que mi Ruby seguía siendo fiel y leal.

-Y seguro que seguirá siendo así para toda la eternidad…- miré a Mefistófeles con una media sonrisa, bien lo sabía él.

Me levanté de aquel cómodo sofá y me acerqué a Ruby, me senté a su lado y delicadamente cogí uno de sus brazos. Primeramente lo acaricié con ternura, luego llegaría el dolor.

-Bien... te dolerá, pero no será un dolor que no puedas soportar, al menos, eso creo, ¿o no, Mefisto?- sonreí afable.

Había llegado la hora de su prueba de fe. Mi mano se colocó encima de su brazo, pronto, con mi poder piroquinético, comencé a quemar su piel, se estaría gravando aquella señal, aquel símbolo que distinguían entre mis aliados y los que van por su cuenta. Duró unos segundos duraderos. Quité mi mano y pude observar lo bien que había quedado finalmente aquel símbolo.

-¿A qué no ha sido para tanto?
- sonreí.

Mientras me levanté, y volví a mi sitio anterior, para poder así, ver a Ruby con más atención. Cogí el brazo de Mefisto y subiendo su camisa pude ver el símbolo, lo toqué con mis dedos. Una pequeña risa salió de mis labios.

-¿Recuerdas cuándo te lo hice, querido mío?

Les miré a ambos con una media sonrisa, ¿cómo iba a olvidarlo?

Lilith Mater Inferorum
Demonio
Demonio

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 19/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Kendra Munroe el Mar Nov 16, 2010 8:49 pm


Madre era mas que maquiavélica… por la expresión de Mefisto lo que me haría no iba a ser muy agradable… el brillo en los ojos de Lilith paralizaba hasta la sangre… asentí con la cabeza… lo que ella dijera serian ordenes para mí… no era servil pero si tenia que tener sumisión era con padre y ella… Azazeal y Mefisto alguna vez había logrado que yo siguiera sus “ordenes”… pero con recompensas por delante… con madre las cosas eran distintas… a veces la veía mas cruel que al mismísimo Lucifer… se acercó a mi lentamente… como una niña inocente que va al regazo de su hermana mayor… pero esos ojos… me daban miedo la verdad.

“-Bien... te dolerá, pero no será un dolor que no puedas soportar, al menos, eso creo, ¿o no, Mefisto?-“… me sonrió… su sonrisa siniestra anunciaba que fuera lo que fuera iba a doler… y mucho… tras colocar su mano en mi brazo… este comenzó a dolerme.. con sus poderes madre había empezado a quemar mi piel… no solo era la piel… el ardor me llegaba hasta el tuétano de todos los huesos… mordí con mucha fuerza mi labio inferior… nada me había dolido tanto en toda mi vida… sentía que hasta la circulación se me cortaba… apenas duró unos segundos pero ese dolor no lo olvidaría jamás… no lloré solo por que soy demasiado orgullosa pero con gusto lo habría hecho.

Madre se apartó y me volteo a ver… su sonrisita era esa mezcla ente ternura y crueldad que solo ella podía tener… “-¿A qué no ha sido para tanto?-“… ¿era burla?... me empecé a reír… -Pensé que me enviarías a organizar un ejercito… a seducir a un casto hombre de fe… madre sabes que estoy a tus servicios y recibiré el dolor que sea si proviene de ti.- mientras bajaba la mirada para ver la marca… me sentía como una res… éramos demonios creyentes y fieles… eso era lo único que importaba… se levantó del sillón y caminó hacia donde estaba antes sentada.

Sus ojos… demonios que eran los que mas miedo daban en todo el universo… vio cruelmente a Mefisto… a el le había hecho lo mismo… sabrán ellos en que condiciones… “-¿Recuerdas cuándo te lo hice, querido mío?”… si a mi me había dolido así… ya me imaginaba como le fue a el… era de dar pavor… me quedé en silencio viendo a mi hermanito... tomé el varo sin apartar mi mirada de el esperando su respuesta.

Kendra Munroe
Demonio
Demonio

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 08/11/2010
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Mefistófeles el Vie Nov 19, 2010 10:52 am

Observé en silencio como Lilith repetía el proceso que había hecho conmigo, como grababa en su piel la misma marca que a mí. A Ruby se le congestionó el rostro de dolor durante los segundos que duró el “cálido” contacto, luego el recipiente volvió a recobrar sus hermosas facciones.

-¿A qué no ha sido para tanto?- preguntó Lilith con una sonrisa

-Pensé que me enviarías a organizar un ejército… a seducir a un casto hombre de fe… madre sabes que estoy a tus servicios y recibiré el dolor que sea si proviene de ti.- Sabias palabras.

Lilith volvió a su lugar, tomó mi brazo y levantó la camisa hasta que la marca quedó a la vista. La quemadura era idéntica a la que tenía Ruby en estos momentos. Lilith pasó sus dedos por la marca.

-¿Recuerdas cuándo te lo hice, querido mío?- preguntó Lilith.

-Estoy seguro que tu tampoco lo has podido olvidar- la tomé del mentón y le di un suave beso en los labios- Tengo que reconocer que mi escena fue algo más excitante que la que acabo de ver ahora con Ruby… y más placentera- no podía olvidar como Lilith y yo nos revolcábamos por toda la habitación mientras gemíamos de placer… aquello era algo que había que repetir.

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Lilith Mater Inferorum el Dom Nov 21, 2010 6:04 pm

-Pensé que me enviarías a organizar un ejercito… a seducir a un casto hombre de fe… madre sabes que estoy a tus servicios y recibiré el dolor que sea si proviene de ti.

Sonreí acorde a su comentario.

-Ya sabéis, con tal de probar vuestra fe puedo llegar a ser muy retorcida, y no me digas que no sientes emoción y miedo al no saber lo que te va a pasar.- Reí finalmente, aunque no tardó demasiado.


-Estoy seguro que tu tampoco lo has podido olvidar- me tomó del mentón y besó mis labios- Tengo que reconocer que mi escena fue algo más excitante que la que acabo de ver ahora con Ruby… y más placentera.

-¿Estás tan seguro? El mayor placer en este mundo es el dolor y el sufrimiento, los mortales deben pensar en ello. Aunque no hay que dejar a un lado el sexo- enarqué las cejas. Mientras, cogí el vaso y lo volví a llenar de licor. Eché un trago y solté una pequeña carcajada- ¿Hace mucho que estás aquí arriba, querida?

Le miré fijamente, con una pequeña sonrisa dibujada en mis labios.

Lilith Mater Inferorum
Demonio
Demonio

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 19/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Kendra Munroe el Dom Nov 21, 2010 11:36 pm

“-Estoy seguro que tu tampoco lo has podido olvidar.-“volteé en ese momento a verlo entre cerrando los ojos… bebí un poco de mi vaso… lo vi feo como una chiquilla que le tiene envidia a su hermano por que es el consentido de mamá… me quedé callada y el siguió presumiendo… “- Tengo que reconocer que mi escena fue algo más excitante que la que acabo de ver ahora con Ruby… y más placentera-“… claro el era el consentido ahora… eso lo constate cuando besó a madre en los labios… luego ella tomó la palabra… “-¿Estás tan seguro? El mayor placer en este mundo es el dolor y el sufrimiento, los mortales deben pensar en ello. Aunque no hay que dejar a un lado el sexo-“… el sexo es lo mejor que hay… quizá lo único bueno que gozaban los mortales.

“-¿Hace mucho que estás aquí arriba, querida?-” me dijo sonriéndome… esa sonrisa podría derretir a cualquiera… a padre incluso… suspiré dirigiendo una mirada a Mefisto “Presumido… ya me las pagarás”… sonreí maliciosamente… después voltee nuevamente a madre… -Cerca de un año… el tiempo que me ha tomado llegar hasta este lugar… no termino de acostumbrarme… los mortales son simples y los inmortales aburridos…- aseguré… -Mi envase era algo así como una sacerdotisa… me divierte que hay algo que le llaman Kamasutra… es… fascinante… no todas las culturas son cerradas como las Europeas… con gusto os enseñaré lo que he aprendido en este año de humanidad…-.


Kendra Munroe
Demonio
Demonio

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 08/11/2010
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Mefistófeles el Jue Nov 25, 2010 12:30 pm

-Cerca de un año… el tiempo que me ha tomado llegar hasta este lugar… no termino de acostumbrarme… los mortales son simples y los inmortales aburridos… Mi envase era algo así como una sacerdotisa… me divierte que hay algo que le llaman Kamasutra… es… fascinante… no todas las culturas son cerradas como las Europeas… con gusto os enseñaré lo que he aprendido en este año de humanidad…- mostré una media sonrisa.

Como no, Ruby no pensaba quedarse con los brazos cruzados… y las piernas tampoco.
Me levanté del sillón y dejé el vaso sobre la mesita.

-Bonita invitación Ruby. Tengo que reconocer que se ha echado mucho de menos tu carácter y tu… compañía- fui directo a sentarme en el reposabrazos del asiento donde estaba ella- ¿A mí también me enseñarás todo lo que has aprendido en todo este año?- dije con mirada de cordero degollado- Vamos, sé que soy tu hermano favorito, por muchas peleas y rabietas que tengamos.

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Lilith Mater Inferorum el Jue Ene 20, 2011 8:36 pm

-Cerca de un año… el tiempo que me ha tomado llegar hasta este lugar… no termino de acostumbrarme… los mortales son simples y los inmortales aburridos… Mi envase era algo así como una sacerdotisa… me divierte que hay algo que le llaman Kamasutra… es… fascinante… no todas las culturas son cerradas como las Europeas… con gusto os enseñaré lo que he aprendido en este año de humanidad…- Mi rostro no pareció reflejar nada, pero en mi mente se dibujaban diferentes sucesos con los que disfrutar de los saberes de Ruby. Mefistófeles se levantó, acercándose a Ruby.

-Bonita invitación Ruby. Tengo que reconocer que se ha echado mucho de menos tu carácter y tu… compañía.- Se sentó en el reposa brazos del asiento de Ruby- ¿A mí también me enseñarás todo lo que has aprendido en todo este año? Vamos, sé que soy tu hermano favorito, por muchas peleas y rabietas que tengamos.- ¿Ninguno de los dos cambiaría nunca? No, y eso me gustaba. Si cambiaban no serían mis verdaderos hijos… serían irreconocibles. Me quedé sentada, mirando a ambos sin expresión en mi rostro.

-Yo también espero que nos enseñes todo lo que has aprendido, hija mía… Sabemos que eres tan experta como yo en la materia… pero hace mucho tiempo que no te veo usar un cuerpo humano… ¿Nos harías el placer de hacernos una demostración más tarde?- Esta vez sonreí, mostrando una cara “angelical”. Me crucé de piernas.- Un año en el mundo terrenal… deberías divertirte más, no me llegaron noticias de gran cantidad de almas condenadas por tu parte. Tampoco de Mefistófeles, pero al menos, mantiene su línea, va mejorando. Ya sabes mi dicho: Disfruta de la agonía y placeres de los humanos, pero condénalos a nuestros brazos. El Infierno cada vez me aburre más, no hay almas interesantes. Aunque el aburrimiento se desvanece cuando hago sufrir a algún humanito chillón y llorica… adoro a mis niños…

Siento mucho la tardanza pequeños. Tuve problemas con internet (me lo quitaron un tiempo). Pero ya he vuelto, que se preparen... [Muahahaha!]

Lilith Mater Inferorum
Demonio
Demonio

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 19/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El arribo de la amante infernal (Mefistófeles y Lilith)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:27 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.