Menú






Compañeros
Crear foro









Click: Afiliados Vip-Élite


Hogwarts
You Know You Love Me Rol




Bvlgaria
Théâtre des VampirestokyoBlood And SinPhotobucketCabaretHogwarts: Marauder TimeSpecialis RevelioVolterra Night Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPicLa obscuridad eternaA bizarre love story     Klinzmann Mental HospitalNomen Sapientiaehttp://secretname.forosactivos.net/forum.htm Academia St. Hathaway






Últimos temas
» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Théâtre des Vampires
Miér Ago 27, 2014 6:07 pm por Tristán Evans

» Luccia Venturi
Miér Jul 30, 2014 6:29 pm por Tristán Evans

» Buenas tardes
Miér Nov 27, 2013 1:51 am por Luccia Venturi

» Los antiguos
Miér Jun 12, 2013 11:54 pm por erick roal

» Dudas
Vie Mayo 31, 2013 10:13 am por Armand

» Lydia Deetz
Mar Mayo 28, 2013 1:48 am por Capt. leon

» Juego de la Verdad.
Jue Abr 11, 2013 5:37 pm por Sayra Luk Richter


Flagelando la razón con la fé...

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Lun Oct 18, 2010 1:05 am


Los copos de nieve comenzaban nuevamente a caer, el suelo se volvía a cubrir con una ligera capa de nieve que lo cubría casi todo, las calles lucían casi desiertas pues la noche iba avanzando, a cada instante el frió se volvía mas inclemente, sin embargo aún había personas trabajando y noctambulando por ellas. En la catedral que apenas había cerrado hacia unos minutos se escuchaba el replicar de las campanas anunciando la llegada de la media noche, muchos bares y tabernas podían lucir casi llenos, las festividades decembrinas dejaban un gran derroche de ganancias para muchos, en especial para los que se dedicaban a vender placeres.

A unos metros de la puerta principal de la catedral se podía distinguir a una mujer cuyo abrigo grueso, en color negro ceñido por la cintura mostrando un poco de la estilizada estrechez de esta la cubría del inclemente frió, mas parecía no afectarle tanto la caída de copos de nieve sobre si, una capucha cubría su cabeza y un poco del rostro, un par de guantes negros de lana le cubrían las manos. Caminaba hacia la plaza, de forma segura y elegante como un felino abriéndose paso entre las sombras de la noche, sin embargo parecía cojear un poco de la pierna derecha, llevaba puestas botas altas y largas de cinturillas, mas no parecía un problema en el pie. Lentamente se fue acercando a una banca en la cual tomó asiento. Pasó su diestra por el muslo izquierdo sobre la tela haciendo una ligera expresión de dolor bajo la capucha. -Mi corazón es tan frío y triste, se encuentra manchado a través del tiempo, hoy sufro el dolor, la soledad que arrastra mi maldita verdad. Algo en mi corazón es siervo del ayer y espera encontrar el perdón en mi fe. Madre de todos, Señor mio ayúdame a soportar mi propia naturaleza, a contenerme y no ser el monstruo que todos pueden ser...- dijo aprovechando la aparente soledad, su voz era melancólica y solemne...
.


Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Mefistófeles el Lun Oct 18, 2010 12:20 pm

Los copos de nieve caían poco a poco del cielo cubriendo las calles de blanco ¿Es que este invierno no iba a acabar nunca? No es que me desagradase el frio, ni mucho menos… pero mi cuerpo ansiaba un poco de calor primaveral, y deshacerme del frio que calaba hasta mis huesos.
Sarah, mi doncella del infierno, había insistido en acompañarme en mi paseo diario y se enfadó cuando mi respuesta fue negativa.
Estos momentos del día eran para mí solo, no quería compartirlos con nadie.
Enfundado en mi chaqueta larga, me protegía del frio mientras mis pasos me llegaban hacia ninguna parte.

-Mi corazón es tan frío y triste, se encuentra manchado a través del tiempo, hoy sufro el dolor, la soledad que arrastra mi maldita verdad. Algo en mi corazón es siervo del ayer y espera encontrar el perdón en mi fe. Madre de todos, Señor mío ayúdame a soportar mi propia naturaleza, a contenerme y no ser el monstruo que todos pueden ser...- escuché una voz femenina, tintada de melancolía y tristeza. Vaya, me había salido un trabajo sin buscarlo.

-Puedes esperar sentada toda la eternidad si así lo deseas… el altísimo jamás se preocupara por alguien como tú, eres demasiado insignificante a sus ojos- dije acercándome a ella mientras hablaba- Pero eso tu ya te lo imaginas ¿verdad? ¿Por qué le rindes pleitesía entonces?

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Lun Oct 18, 2010 10:57 pm

La nevada comenzaba a detenerse, las calles lucían a cada minuto mas desiertas al unisonó con cada campanada de la catedral, mi alma yacía solitaria de la misma forma que las calles se iban quedando, era algo a lo cual aun no encontraba razón, la buscaba en cada oportunidad, me cuestionaba los motivos por los cuales podría haber sido castigada de esta forma. El cilicio en mi muslo bien atado a mi pierna se incrustaba cada vez más en mi piel, la laceraba y hacia sangrar recordándome que el dolor es muchas veces un acto de purificación, aun que gran parte de mi nueva naturaleza no lo aceptara y luchara por revelarse.

En ese momento una atractiva voz profunda y varonil irrumpió en mis pensamientos "-Puedes esperar sentada toda la eternidad si así lo deseas… el altísimo jamás se preocupara por alguien como tú, eres demasiado insignificante a sus ojos, Pero eso tu ya te lo imaginas ¿verdad? ¿Por qué le rindes pleitesía entonces?-", inquirió, una extraña sensación recorrió mi cuerpo, mis sentidos se agudizaron de inmediato alertándome, el sexto sentido me avisaba que algo no andaba bien con esa presencia sin embargo, tenia algo que me atraía, un magnetismo tal que hizo girar la cabeza para ver al poseedor de tal energía. -Disculpe señor, pero discrepo de su percepción ante la fe, yo no puedo imaginar que una madre y un padre ignoren el clamor durante el dolor de uno de sus hijos, sea cual fuere la situación o la naturaleza de este.- dije enderezandome con aquel orgullo que caracteriza a los de mi raza.

El dolor en mi pierna aumentaba con el frio, me era inimaginable si así era para mi, como podría ser para un mortal el sentir las púas afiladas y frías atravesarles la piel, tomé aire llenando mis pulmones, ese aire helado que congelaba hasta la sangre, mientras aquel ser terminaba de acercarse a mi. -Le rindo pleitesía por que es el creador de todo y de todos nosotros, le debemos amor y veneración por el simple hecho de darnos la vida, de ponernos en este mundo y guiarnos a una felicidad inmensa cuando estemos a su lado.- dije seriamente, con un tono solemne al tiempo que clavé mi mirada en aquel ser del cual apenas podía distinguir su rostro por la escasa luz...



Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Mefistófeles el Lun Oct 18, 2010 11:36 pm

La figura se enderezó con orgullo después de soltar su larga parrafada. No veía nada de lo que enorgullecerse en sus palabras, para mí eran palabras necias.

-Le rindo pleitesía porque es el creador de todo y de todos nosotros, le debemos amor y veneración por el simple hecho de darnos la vida, de ponernos en este mundo y guiarnos a una felicidad inmensa cuando estemos a su lado.

-¿Le rindes pleitesía porque él es el creador de todo esta inmundicia? – Dije mirando a mi alrededor- ¿Vos rendirías pleitesía al creador de la guillotina? Porque ¿Qué es sino este mundo nada más que una maquina de torturas que acaba con la muerte de sus víctimas? Este mundo es imperfecto y el de arriba no hace nada para solucionarlo ¿No sacamos de él nuestro ideal de perfección? Pues ni si quiera él parece saber cuál es el significado de esa palabra- sin quererlo me había metido en un debate sobre la existencia de Dios… sabía que los ángeles existían pero ni si quiera ellos sabían si Dios era real pues ni ellos han tenido el honor de verlo con sus propios ojos… la fe es un veneno que afecta incluso a las mentes más brillantes.

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Mar Oct 19, 2010 12:14 am


Aquel hombre tenia una fuerza poco común y gran seguridad ante sus palabras, era extraño pues la mayoría de los aristócratas como se veía que era, fueran tan osados y expresaran tu antipatía y desprecio por la religión ante un desconocido, sin embargo sus palabras las había escuchado ya muchas veces, los de mi raza eran así y muchos seres humanos también pensaban de esa forma. "-¿Le rindes pleitesía porque él es el creador de todo esta inmundicia?-". En el momento de su pregunta solo sonreí de medio lado evitando mostrar mis dientes ante tal cuestionamiento, luego el hombre prosiguió. "- ¿Vos rendirías pleitesía al creador de la guillotina? Porque ¿Qué es sino este mundo nada más que una maquina de torturas que acaba con la muerte de sus víctimas? Este mundo es imperfecto y el de arriba no hace nada para solucionarlo ¿No sacamos de él nuestro ideal de perfección? Pues ni si quiera él parece saber cuál es el significado de esa palabra-".

Lentamente con ambas manos bajé mi capucha dejando descubierto mi cabello negro azabache y quebradizo, además de mi rostro, sin duda mis facciones y color de piel aun que pálido, no era muy común por aquellas tierras. Mis ojos oscuros casi negros no podían ocultar el brillo, el resplandor de mi raza, sin embargo eran muy pocos los que podrían darse cuenta de mi verdadera naturaleza. Aun mis sentidos me avisaban algo de aquel hombre, ejercía una poderosa fuerza en mi, sus palabras encendieron la rebeldía en mi interior mas no estaba dispuesta a perder el autocontrol que tanto me costaba mantener, además aquellas púas me lo recordaban en cada momento. Clavé mi mirada en el, intentando descubrir algo de su aura, era de los pocos tributos vampíricos que había logrado controlar.

-Los seres vivos, en especial los que nos denominamos pensantes, tenemos libertad de albedrio Señor, gozamos de la oportunidad de volver nuestro entorno o a nosotros mismos tan inmundos o valiosos como queramos. Los animales cazan y asesinan por necesidad, nosotros lo hacemos unos por diversión y otros por lo que mal llaman Justicia, pero que es la justicia del hombre sin la de Dios?. No es nada.- dije de forma serena y hasta cierto punto entretenida, pues tenia meses sin conversar con alguien de temas poco vánales. -Venimos aquí para aprender, evolucionar y superarnos, de esa forma cuando viajemos al reino de los cielos gozaremos de la perfección. Todos tenemos la oportunidad de llegar a esa perfección incluso los seres como yo...-.

Guardé un silencio repentino, había dicho algo sin pensarlo o quizás aun no quería aceptar lo que yo era...


Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Mefistófeles el Mar Oct 19, 2010 12:09 pm

Cuando se quitó la capucha que cubría su rostro pude ver que se trataba de una hermosa mujer de piel extremadamente pálida, una larga melena de color azabache y unos ojos oscuros que pese a todo podían brillar con halo sobrenatural. Era hermosa, digna de su raza seductora y sedienta de sangre.

-Los seres vivos, en especial los que nos denominamos pensantes, tenemos libertad de albedrio Señor, gozamos de la oportunidad de volver nuestro entorno o a nosotros mismos tan inmundos o valiosos como queramos. Los animales cazan y asesinan por necesidad, nosotros lo hacemos unos por diversión y otros por lo que mal llaman Justicia, pero ¿qué es la justicia del hombre sin la de Dios? No es nada

-¿A eso lo llamas tu justicia?- pregunté

-Venimos aquí para aprender, evolucionar y superarnos, de esa forma cuando viajemos al reino de los cielos gozaremos de la perfección. Todos tenemos la oportunidad de llegar a esa perfección incluso los seres como yo...

-¿Pero tú como sabes que después de esta vida te espera un paraíso? Buscas la perfección en algo inmaterial. ¿Por crees que existe un Paraíso? Me imagino tu respuesta y se, dé adelantado, que volveríamos al tema de la fe, la fe por un ser que ni si quiera los ángeles conocen, pues solo unos pocos privilegiados han podido ver el rostro del Señor ¿Y si esos ángeles mienten? Si nosotros, que estamos hechos la imagen y semejanza del señor nos encanta mentir ¿Por qué los ángeles no pueden cargar sus palabras con veneno? Un veneno que ha aturdido a toda esta sociedad .

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Mar Oct 19, 2010 6:10 pm


Mis facciones y el acento de mi voz de inmediato denotaban que yo no era una nativa de aquel país, no estaba muy acostumbrada al trato con hombres de pensamiento tan liberal para la época. No podía negar que el hombre me atraía sin embargo no era solo su atractivo físico, concentré toda mi atención en descubrir su aura, mientras el profería esas preguntas que se respondía a si mismo; pude observar un halo purpureo casi negro en el, no pude evitar mi expresión de asombro, en mas de 100 años de vida jamás había visto algo así, ese despliegue de atractivo y magnetismo era obra de un ser superior a muchos vampiros, licanos y mas aun superior a los humanos que había conocido. Sonreí de medio lado mostrando mi colmillo izquierdo, sin duda me había reconocido, sabia lo que yo era pues insistía en poner en duda la fe.

"-¿Pero tú como sabes que después de esta vida te espera un paraíso? Buscas la perfección en algo inmaterial. ¿Por crees que existe un Paraíso? Me imagino tu respuesta y se, dé adelantado, que volveríamos al tema de la fe, la fe por un ser que ni si quiera los ángeles conocen, pues solo unos pocos privilegiados han podido ver el rostro del Señor ¿Y si esos ángeles mienten? Si nosotros, que estamos hechos la imagen y semejanza del señor nos encanta mentir ¿Por qué los ángeles no pueden cargar sus palabras con veneno? Un veneno que ha aturdido a toda esta sociedad-". Mi naturaleza despertaba a la par que la noche avanzaba sin dudarlo respondí sus palabras de forma en cierto punto retante -Quizá nunca lo sepa noble caballero, pero estoy segura que los seres vivos buscamos el paraíso en lo material, los Ángeles no tienen por que mentirnos, quienes nos mentimos somos nosotros mismos.- dije segura de mis palabras levantándome haciéndole frente, fijando la mirada en sus oscuros ojos.

-Le parece bien si caminamos un poco hacia un lugar mas... privado?- le pregunté antes de seguir respondiendo esperando que me brindase el brazo para caminar. -En el caso de las mujeres podemos ver el paraíso como una lujosa mansión, joyas, ropas, vestidos y corsés caros, champagne, un marido atractivo, adinerado y sobre todo bueno en los menesteres de alcoba.- dije sonriéndole maliciosamente, esos abruptos cambios en mi eran ya una costumbre, sin embargo aun sabia como controlarme de otro modo habría intentado seducirlo hacia ya mucho. -Para los caballeros es básicamente lo mismo, el dinero, éxito con los negocios, los mejores caballos, los mayores trofeos de caza para presumir, éxito con las mujeres y mas de una que pueda complacerlos carnalmente- en este momento sentí una onda de agudo dolor que recorrió mi pierna izquierda, el cilicio, hice un ligero gesto intentando contener mi sentir del momento.

-Los Ángeles, a diferencia de los demonios y seres oscuros como nosotros viven mas de realidad que de fe, ellos puedo pensar ven las cosas menos emocionales, mas sus sentimientos y juicios son implacables, al final ellos solo son mensajeros, guías y guardianes que nos ha enviado el todo poderoso. En nuestro caso, en el caso de los seres oscuros, a los que llaman malditos, nos encontramos en la posibilidad de crear y trabajar para llegar a ese paraíso, las mujeres somos vistas como súcubos mientras los hombres son íncubus que viven y se reforzar del placer. Esa es nuestra naturaleza, mas tenemos el libre albedrio y la fuerza que se nos da al ser imagen y semejanza de Dios para luchar contra ella.Nuestro verdadero paraíso está en el interior, llegar al cielo es la gloria eterna mis palabras podrían sonar incluso retadoras, mientras mi voz sonaba algo ronca por el frio y el dolor en mi pierna, sin embargo siempre he sabido ocultar las apariencias y los sentimientos, el dolor era solo eso, un sentimiento y una apariencia que me hacia recordar que no debo dejar despertar a la bestia dentro de mi...


Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Mefistófeles el Miér Oct 20, 2010 12:12 am

-Quizá nunca lo sepa noble caballero, pero estoy segura que los seres vivos buscamos el paraíso en lo material, los Ángeles no tienen por qué mentirnos, quienes nos mentimos somos nosotros mismos.
Le parece bien si caminamos un poco hacia un lugar más... ¿privado?
- preguntó.

-Si no le parece mal, podríamos resguardarnos del frio en mi casa- dije poniendo el brazo para que lo tomara- Puede fiarse de mi…- mentí

-En el caso de las mujeres podemos ver el paraíso como una lujosa mansión, joyas, ropas, vestidos y corsés caros, champagne, un marido atractivo, adinerado y sobre todo bueno en los menesteres de alcoba. Para los caballeros es básicamente lo mismo, el dinero, éxito con los negocios, los mejores caballos, los mayores trofeos de caza para presumir, éxito con las mujeres y más de una que pueda complacerlos carnalmente- escuché su sentimiento de dolor. Por como cojeó pude percatarme de que se trataba de su pierna izquierda. No le daría importancia… por ahora.- Los Ángeles, a diferencia de los demonios y seres oscuros como nosotros viven más de realidad que de fe, ellos puedo pensar ven las cosas menos emocionales, mas sus sentimientos y juicios son implacables, al final ellos solo son mensajeros, guías y guardianes que nos ha enviado el todo poderoso. En nuestro caso, en el caso de los seres oscuros, a los que llaman malditos, nos encontramos en la posibilidad de crear y trabajar para llegar a ese paraíso, las mujeres somos vistas como súcubos mientras los hombres son íncubos que viven y se reforzar del placer. Esa es nuestra naturaleza, mas tenemos el libre albedrio y la fuerza que se nos da al ser imagen y semejanza de Dios para luchar contra ella. Nuestro verdadero paraíso está en el interior, llegar al cielo es la gloria eterna.

-Pero seguimos con el mismo problema que teníamos al principio. Veo en tus palabras ardor y convicción. Tienes claras cuáles son tus creencias, para mí sin sentido, y las defiendes con uñas y dientes. Pero eso no quita que adoras a algo que jamás has visto y que esperas ver en un futuro, cuando esta vida acabe ¿Cómo puedes seguir creyendo en él? Ves a caso a tu alrededor la bondad de sus ángeles, porque yo no soy capaz. Pero si puedo ver a los demonios, puedo ver el mal que asola este mundo: Guerras, hambruna, pobreza… son hechos y pruebas que se pueden palpar y que te dan a decir una cosa en concreto: Vivimos sufriendo y después de la muerte… más sufrimiento- mi mansión estaba a nada menos que a unas pocas manzanas. La mujer que llevaba cogida de mi brazo había conseguido sacar el tema de conversación perfecto… y no me daría por satisfecho hasta que pudiera corromper su querida fe. Sí, lo sé, soy un demonio- Pero antes de seguir con nuestro debate… no podemos seguir conversando sin habernos presentado si quieras. Mefistófeles, a tu servicio… bella acompañante.

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Miér Oct 20, 2010 12:58 am

Tomé su brazo fuertemente asiéndome a el para apoyarme, la verdad es que la pierna me estaba matando llevaba ya una semana con sus días y sus noches llevando el cilicio, eso aunado con el frio hacia que las heridas aun que no tan terribles, fueran lo suficientemente dolorosas para hacerme cojear. Al asirme a su brazo un fuerte escalofrió recorrió mi espina dorsal, era extraño pero me sentía cómoda, sin embargo sabia que no debía fiarme.

"-Pero seguimos con el mismo problema que teníamos al principio. Veo en tus palabras ardor y convicción. Tienes claras cuáles son tus creencias, para mí sin sentido, y las defiendes con uñas y dientes. Pero eso no quita que adoras a algo que jamás has visto y que esperas ver en un futuro, cuando esta vida acabe ¿Cómo puedes seguir creyendo en él? Ves a caso a tu alrededor la bondad de sus ángeles, porque yo no soy capaz. Pero si puedo ver a los demonios, puedo ver el mal que asola este mundo: Guerras, hambruna, pobreza… son hechos y pruebas que se pueden palpar y que te dan a decir una cosa en concreto: Vivimos sufriendo y después de la muerte… más sufrimiento-" Sonreí ampliamente ante aquellas palabras, era entendible su molestia, poco a poco me iba familiarizando con su negativa y fuerte energía así como de su negra presencia. -Mi señor, basta ver la bondad del todo poderoso en la sonrisa de un niño, en el milagro de una mujer dando a luz, en el amor verdadero que se profesan los amantes que buscan un momento a solas, en el afecto con el que un padre corrige a su hijo, en la mirada de una joven perdiéndose en el milagro del anochecer o mejor aún, la naturaleza misma, las miles de razas y especies de animales, plantas, insectos, todo lo maravilloso del mundo conocido y lo que aún nos falta por conocer. En todo eso podemos ver la esperanza de un futuro y la bondad de Dios.- dije respondiéndole con convicción y la vocación que me había marcado desde que nací.

"- Pero antes de seguir con nuestro debate… no podemos seguir conversando sin habernos presentado si quieras. Mefistófeles, a tu servicio… bella acompañante.-". Vaya, una palabra amable había salido de tan fríos y severos labios, era un hombre atractivo pero, su nombre llamó poderosamente mi atención, "Un demonio?" me pregunté a mi misma, pero seria mejor preguntárselo a el indirectamente. -Un gusto señor Mefistófeles, tiene un nombre peculiar. Es el nombre del demonio de la mentira, si no mal recuerdo el significado de vuestro nombre según las etimologías griegas significa El que no ama la luz, o también el enemigo de la luz.- dije con voz serena recordando a aquel padre que practicaba exorcismos en el convento donde viví casi toda mi juventud. -Aun que también sobre todo aquí en Europa se le puede llamar el rey de la mentira.- dije afirmando lo que sabia.

Ahora todo tenia sentido, y de la misma forma retante y cortés con la que tanto había defendido mis creencias me atreví a aseverarle con una voz dulce mas seductora a la vez proveniente de mi naturaleza vampírica -Por algo el Señor Jesús y su santa madre María me han puesto frente al camino de uno de los príncipes del infierno, del brazo derecho del mismísimo Lucifer. Es usted muy atractivo, comienzo a afirmar que sois Ángeles caídos.- continúe caminando en realidad no tenia miedo por el contrario extrañamente me sentía segura mientras llegábamos a su casa. Me detuve por un momento y quitando el guante que cubría mi diestra la extendí hacia aquel hombre -Mi nombre es Catalina León.- me presenté para luego continuar nuestro camino.
..


Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Mefistófeles el Miér Oct 20, 2010 10:53 am

-Un gusto señor Mefistófeles, tiene un nombre peculiar. Es el nombre del demonio de la mentira, si no mal recuerdo el significado de vuestro nombre según las etimologías griegas significa El que no ama la luz, o también el enemigo de la luz. Aun que también sobre todo aquí en Europa se le puede llamar el rey de la mentira- se me hinchó el pecho de orgullo al escuchar sus palabras, me encantaba que me adulasen.

-Todos los demonios mienten, mi señora. Utilizan todo tipo de artimañas para corromper hasta el alma más pura que puedan encontrar. Su perseverancia y su poder de persuasión es lo que los hace tan atractivos.

-Por algo el Señor Jesús y su santa madre María me han puesto frente al camino de uno de los príncipes del infierno, del brazo derecho del mismísimo Lucifer. Es usted muy atractivo, comienzo a afirmar que sois Ángeles caídos.- volví a sonreír cuando la escuché. Ahora que sabía lo que era podría hablar a mis anchas.

-Ningún demonio es un ángel caído, solo Lucifer tiene el honor de pertenecer a la corte celestial… nosotros nacimos a partir de él- La puerta se abrió y nos recibió Sarah con una gran sonrisa, la cual desapareció en cuanto vio a mi invitada.

-Mi nombre es Catalina León- tomé su mano fría y la besé con delicadeza. Luego miré a Sarah y negué con la cabeza. Ya era suficiente con que Catalina se metiera en nido de demonios, no quería que se armara un revuelo dentro de la casa.
Acompañé a Catalina al refugio de la mansión, pedí a todos los demonios que no nos molestasen y guié a mi acompañante hasta el salón del este de la casa donde había cómodos sillones donde sentarse.
Una vez acomodados, uno en frente del otro, me quedé observándola largo rato.

-¿No me temes?- pregunté al fin- Si me has detectado a mí, también sabrás que los cuerpos de mis sirvientes también están poseídos ¿No estás aterrada?


Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Jue Oct 21, 2010 12:38 am



Aquella mansión era hermosa, todo un palacio digno de una de las potestades infernales, sentí el beso de sus labios en mi diestra, era extraño pues nunca imagine que su piel fuese tibia como la de los mortales, sonreí amablemente ante el gesto de caballerosidad, en el momento de abrirse la puerta pude notar la presencia de una mujer, era atractiva sin embargo a ella no parecía agradarle mi presencia. –Creo que a su ama de llaves no le agrada que traiga mujeres a vuestro hogar.- le dije en un tono serio para luego sonreír. Debo admitir que sentí compasión por aquella mujer, sabría Dios donde se encontraba o el futuro que le esperase a su pobre alma, esperaba que el infierno no fuese tan malo como me lo pintaban aun que, casi tenia la certeza de que seria peor.

Entramos a la casa, la decoración era exquisita, de inmediato con una sola orden de su señor todos los sirvientes se alejaron dejándonos solos, ahora entendía la expresión como alma que lleva el diablo, la verdad es que me sorprendía el despliegue de gusto y belleza de aquel lugar, de los modales del que abiertamente se había destapado como un demonio, aun que por mis cualidades extrasensoriales había percibido que todo aquello era mas terrible de lo que se podía ver a simple vista. Caminamos un momento, visitar aquella mansión era como ir al museo del terror y no por que todo aquello fuera feo o bizarro, si no por la energía que impregnaba el lugar, extrañamente el ambiente era cálido, quizás el calor de la casa se debía a que podía ser una hermosa sucursal del mismo infierno que tomaba su calor de este. –Al fin solos y en un lugar acogedor.- le dije de forma seductora pero divertida a la vez.

Llegamos a un bello saloncito donde los sillones eran sumamente cómodos y elegantes, mas al momento de tomar asiento no pude evitar hacer una mueca de dolor “El dolor es una forma de purificación”, me dije a mi misma tornando una expresión seria en mi rostro, mas casi de inmediato volví a aquella mirada afable y sonrisa caída la cual se vio acrecentada ante la mirada del atractivo demonio que me miraba como si yo fuese lo poco común, aun que para el y en su territorio debía ser extraño tratar con una mujer de fe, que además de todo estuvo a punto de tomar los hábitos perpetuos. El silencio fue al fin roto por una interesante pregunta, al fin externaba lo que le parecía extraño en mi;”- ¿No me temes?. Si me has detectado a mí, también sabrás que los cuerpos de mis sirvientes también están poseídos ¿No estás aterrada?-“.

Sonreí divertida y osadamente recorriéndome un poco al frente fijé mi oscura mirada en sus negros y penetrantes ojos. –Mi señor, quienes tenemos fe y confiamos en un Dios no tememos a nada, y en mi caso mucho menos pues he tenido la oportunidad de ver muchas cosas terribles, yo misma vivo siendo un monstruo, si no me asusto al verme al espejo, ¿por que había de aterrarme al convivir con un demonio amable y atractivo como usted?, ademàs no creo que me haya traído aquí con oscuras intensiones o que quiera propasarse conmigo, o si?. Al final fui yo quien le pidio estar en un lugar mas cómodo- le respondí serenamente –Es verdad, me ha sorprendido un poco la naturaleza de vuestros sirvientes, pero por los dejos del aroma de su hogar, hay un olor mortal impregnado en muchas partes de la mansión, supongo que trae a hermosas y nada inofensivas jóvenes muy a menudo y por eso vuestra ama de llaves se enfureció al verme, o es que ¿detectó en mi que soy una mujer de fe?.- le pregunté acomodándome de nuevo en mi posición original.

-Mi señor si no le parece atrevido de mi parte, voy a quitarme el cilicio de la pierna, en realidad debía haberlo quitado desde ayer sin embargo no lo hice y ahora el dolor me evita moverme con tranquilidad.- le expresé sin miedo a lo que pensara de mi, al final ya nos estábamos quitando las caretas, en mi cuerpo podían verse muchas marcas de mortificación, mas no eran notorias pues mis ropas las cubrían, para mi esa era una de las formas de contener mi naturaleza vampírica y recordar mi esencia mortal…




Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Mefistófeles el Jue Oct 21, 2010 10:46 am

–Mi señor, quienes tenemos fe y confiamos en un Dios no tememos a nada, y en mi caso mucho menos pues he tenido la oportunidad de ver muchas cosas terribles, yo misma vivo siendo un monstruo, si no me asusto al verme al espejo, ¿por que había de aterrarme al convivir con un demonio amable y atractivo como usted?, ademàs no creo que me haya traído aquí con oscuras intensiones o que quiera propasarse conmigo, o si?. Al final fui yo quien le pidio estar en un lugar mas cómodo. Es verdad, me ha sorprendido un poco la naturaleza de vuestros sirvientes, pero por los dejos del aroma de su hogar, hay un olor mortal impregnado en muchas partes de la mansión, supongo que trae a hermosas y nada inofensivas jóvenes muy a menudo y por eso vuestra ama de llaves se enfureció al verme, o es que ¿detectó en mi que soy una mujer de fe?

-No hagas caso a Sarah, solo busca mi felicidad y cree que en este mundo nadie salvo ella puede proporcionarme dicha felicidad- dije sonriendo.

-Mi señor si no le parece atrevido de mi parte, voy a quitarme el cilicio de la pierna, en realidad debía haberlo quitado desde ayer sin embargo no lo hice y ahora el dolor me evita moverme con tranquilidad.- abrí mucho los ojos al ver aquello rodeando su pierna. Así que ese era el origen de su cojera y dolor.
Sin pedirle permiso, me arrodillé delante de ella y tomé su pierna entre mis manos, acariciando las marchas de heridas pasadas.

-¿Es esto lo que buscas en tus creencias? ¿Dolor?- Fui yo quien le quito aquel aparato de tortura medieval. Pasé las manos por las heridas recientes que, por su condición de vampira, comenzaban a sanar ya.

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Jue Oct 21, 2010 11:21 am


El frío que helaba los huesos y congelaba el corazón se había quedado fuera, la habitación era hermosa y cómoda, había algo que me hacia sentir confortada, no se si era que por primera vez hacia mucho podía hablar con alguien como un “amigo”, no me quejaba de July, era una mujer excepcional, mas su vida de moral distraída, sus creencias y lo alocado de su juventud me intimidaban un poco. Quizá era la unión de mi naturaleza vampírica y mi esencia mortal, que pese a todo me seguían haciendo una mujer, aun bajo la piel fría o mi fe inquebrantable, era vulnerable en cierto punto ante la galantería de un caballero.

Justo cuando levante mi larga falda y la faldilla de tul bajo esta, pudo verse en mi muslo izquierdo aquella tira gruesa de hierro cuyas púas eran finas y afiladas como los colmillos de los de mi raza. La piel bajo esta estaba lacerada, sabía que sanarían pronto mas eso no evitaba que doliera. Cerré mis ojos al comenzar a desatar la cintilla que afirmaba el cilicio a mi pierna. Justo en ese momento mi atractivo anfitrión se levantase espontánea y rápidamente arrodillándose para ayudarme a quitarlo, mi sorpresa fue evidente, nunca imagine siquiera que un demonio fuera capaz de hacer algo así por una pobre devota como yo. Lentamente fue quitándolo de mi muslo, las púas iban saliendo dejando la piel en carne viva, algunas gotas de espesa sangre color escarlata emanaron de esas pequeñas pero terribles heridas.

Al momento que terminó de quitarlo, mordí mi labio inferior haciendo un ligero gemido –Mmm...- que mas pareciera de placer que de alivio. Era por muchos sabido en especifico por los seres de oscuridad que los vampiros en su mayoría escondían una condición sadomasoquista, aun que no pensaba que era mi caso no podía saberlo, nunca mi naturaleza me había dominado y mantenía mi promesa de celibato. Me acomodé en el sillon recargando mi espalda, respirando con alivio por la libertad que sentía, podía volver a moverme con tranquilidad y el dolor desaparecería igual que las heridas en cuestión de poco tiempo.

Mi mirada se fijó en el demonio, al cual le sonreí agradeciendo su acto, de inmediato abrió sus labios para preguntarme lo que alguna vez mis hermanas de congregación lo habían hecho. “-¿Es esto lo que buscas en tus creencias? ¿Dolor?—“ pude sentir sus manos sobre mi pierna, algo que me abochornó, era curioso pensar que el único hombre que había tenido la oportunidad de ver mi pierna y tocar mi piel fuese un demonio, me sonrojé ligeramente mas de inmediato mi orgullo salio a flote. –Gracias.- dije antes de responder su pregunta, bajando de inmediato la faldilla y la falda para cubrirme. –No, en mi fe busco salvación, redención y paz, el dolor es solo una forma de expiar las culpas, aun que yo lo huso para recordar el dolor que puede sentir alguien al ser su piel atravesada por largas y filosas púas.- dije haciendo alusión a los colmillos de los de mi raza.

-Y también, al sentir mi piel abriéndose recuerdo mi esencia humana.-…


Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Mefistófeles el Jue Oct 21, 2010 12:39 pm

–No, en mi fe busco salvación, redención y paz, el dolor es solo una forma de espiar las culpas, aun que yo lo huso para recordar el dolor que puede sentir alguien al ser su piel atravesada por largas y filosas púas. Y también, al sentir mi piel abriéndose recuerdo mi esencia humana.

-¿Y por qué ese fanatismo de recobrar tu humanidad?- dije, esta vez, sentándome a su lado- Te alimentas de sangre, sí, de personas… pero a cambio has recibido la fuerza que te faltaba como humana. La enfermedad ya no puede tocarte, y ya no puedes morir con tanta facilidad ¿No es eso mejor que la debilidad humana?- tanta devoción por la bondad llegaba a ponerme enfermo. Pero este ser me entretenía con su fe inquebrantable y por sus ganas de mantenerla, era como si mis palabras blasfemas apenas la rozasen. Era un reto que quería superar- Estás por encima de los humanos, no deberías condenarte por tener que alimentarte de ellos… ellos se creen que están por encima de los animales y aún así no sienten remordimientos al matarlos ¿Por qué tu sí que los sientes?- el cilicio, apartado a un lado, seguía goteando sangre de la vampira. Sentí escalofríos al pensar que alguien pudiera llevar eso por propia voluntad- ¿No crees que si Dios pensara que los de vuestra raza sois un error o un peligro para la humanidad, ya os hubiera destruido? ¿Quién dice que no sois criaturas del señor y que estáis actuando tal y como él quiere? Tal vez ya tengas tu apreciada salvación.

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Jue Oct 21, 2010 7:17 pm


La expresión de Mefistófeles era de extrañeza, la verdad aquello me causaba cierta gracia pues pensaba que como demonio ya lo había visto todo, "-¿Y por qué ese fanatismo de recobrar tu humanidad?.-" me preguntó sentándose a mi lado. Mi expresión se volvió seria, manteniendo mi mirada fija al frente le respondí -Le sorprenderá saber que no bebo sangre humana.- le dije algo apenada -No es fanatismo, en su mayoría los seres como yo se conforman con su destino y lo aceptan, mas a muchos esto les da ciertas ventajas que usan para el mal, infundir el terror, vivir una vida lasciva, otros vagan en busca de placeres, y otros simplemente existen teniendo una vida tan estéril como las tierras del desierto- asevere con cierta tristeza en mis palabras.

"-Estás por encima de los humanos, no deberías condenarte por tener que alimentarte de ellos… ellos se creen que están por encima de los animales y aún así no sienten remordimientos al matarlos ¿Por qué tu sí que los sientes?- ", me respondió a lo cual volví a hablarle no sin antes ver la hermosa licorera que tenia sobre un bello mueble. -No, yo no creo en las clases, si bien entre los animales hay miles de especies al final todos somos una creación divina. No hay mejores ni peores solo distintos.- le expresé abiertamente, con ninguno de los de mi raza y mucho menos con humanos podía haber hablado con tan franqueza.

Desvié luego mi mirada hacia el cilicio, yo suponía que a Dios no le gustaban esa clase de actos de fe, mas nos daba el libre albedrio para hacer lo que quisiéramos. "- ¿No crees que si Dios pensara que los de vuestra raza sois un error o un peligro para la humanidad, ya os hubiera destruido? ¿Quién dice que no sois criaturas del señor y que estáis actuando tal y como él quiere? Tal vez ya tengas tu apreciada salvación.-" no pude evitar esbozar una sonrisa para luego voltear a ver a Mefistófeles -Señor, ha usted ya aceptado por propias palabras la existencia de un Dios.- aquello me causo una extraña sensación pues tenia algo de verdad en sus palabras.

-Quizá tenga razón señor mío, sin embargo no creo que a Dios le agrade que ataquemos seres humanos indefensos ante nuestra superioridad, también creo como usted que el Todo Poderoso nos considera unos mas de sus hijos y por ello no nos ha destruido. Las víboras son peligrosas y temibles, mas no por ello Dios las destruye, mas a diferencia suya nosotros tenemos razonamiento, por lo cual no debemos abusar de nuestras cualidades físicas para alimentarnos de humanos o atacarlos por mero gusto.- le dije seriamente aun que con un tono de voz tierno.

-Me permite?.- pregunté levantándome para dirigirme a la licorera, la tomé delicadamente y serví dos vasos -Tiene muy buen gusto señor.- los tomé en mis manos ofrecí uno a mi anfitrión y luego me senté nuevamente a su lado. -Dígame, se que uno de sus trabajos es corromper almas, o comprarlas a cambio de algún bien material, sin embargo siempre he tenido la duda ¿que ganan ustedes con eso?, es decir, les pagan por cada alma que llevan o les dan un bono en Navidad o los premian con algo?.- cuestioné con curiosidad mientras bebía un poco de aquel fino licor...

Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Mefistófeles el Vie Oct 22, 2010 10:17 am

-Dígame, se que uno de sus trabajos es corromper almas, o comprarlas a cambio de algún bien material, sin embargo siempre he tenido la duda ¿que ganan ustedes con eso?, es decir, les pagan por cada alma que llevan o les dan un bono en Navidad o los premian con algo?- reí ligeramente mientras agitaba el contenido de mi copa, viendo como el líquido ondulaba hasta quedar de nuevo en calma.
Estaba a punto de contarle un pequeño secreto que no mucha gente conocía.
-Catalina ¿alguna vez te has preguntado de donde salimos los demonios?- pregunté antes de beber un poco de mi copa- ¿piensas que Lucifer nos creo y ya está? No, eso sería demasiado fácil. El infierno no es un purgatorio donde las almas expían sus pecados a base de torturas… no, allí lo único que hacemos es sacar la corrupción que por naturaleza tienen para acabar convirtiéndose… en uno más de nosotros- sonreí con malicia y me acabé todo el contenido de mi copa- si buscamos almas es para poder engrosar nuestras filas para en un futuro estar preparados…

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Vie Oct 22, 2010 11:50 am



Bebí de un solo trago lo que restaba de mi bebida, la noche avanzaba y con ello mis instintos iban despertando, pese a saber contenerme había cosas en mi que no siempre podía controlar, el ambiente era acogedor, la bebida deliciosa y la compañía inigualable. En mis ojos comenzó a brillar aquel destello que las mujeres de mi raza tan altivas presumen, la voz comenzó a ponérseme algo ronca ayudada con el alcohol. Dejé el vaso vacío frente a mi en una pequeña mesa y me acomode para quedar casi frente a Mephisto en el mismo sillón, mis ojos se clavaron en su rostro mientras mi expresión se volvía seria.

"-Catalina ¿alguna vez te has preguntado de donde salimos los demonios?- " me cuestionó, la verdad es que nunca lo había considerado, sabia que los ejércitos de Lucifer tenían muchas potestades sin embargo nunca me detuve a pensar en como habían llegado a ser lo que eran -Siéndole franca, nunca había reparado en pensar sobre el como han llegado a ser lo que ahora veo en usted.- le dije interesada en lo que me diría.

"-¿piensas que Lucifer nos creo y ya está? No, eso sería demasiado fácil. El infierno no es un purgatorio donde las almas expían sus pecados a base de torturas… no, allí lo único que hacemos es sacar la corrupción que por naturaleza tienen para acabar convirtiéndose… en uno más de nosotros-" exclamo con un tono bastante distinto al que había notado en el hacia un par de horas. La malicia de su sonrisa me dio escalofríos, era la primera vez que sentía lo que hacia mucho no sentía, me tranquilicé para que el miedo no se apoderara de mi, sin embargo he de aceptar muy a mi pesar que aquel gesto me fascino, era varonil y malvado, todo lo que una jovencita sueña en su adolescencia.

No pude responder a su pregunta y cruzando mi pierna izquierda aquella que iba sanando poco a poco mantuve mi atención en el, prosiguió con sus palabras. "-- si buscamos almas es para poder engrosar nuestras filas para en un futuro estar preparados…-" finalizó, supuse que se refería a una batalla apocalíptica, en lo personal había sido fanática de leerme el Apocalipsis una y otra vez durante las largas noches en las que asimilaba mi naturaleza. -Esto merece un brindis.- inquirí sonriéndole y levantándome nuevamente serví otro par de vasos, ahora con un poco mas de contenido. -Estas palabras quizá ningún ser vivo y mucho menos de mis características vuelva a escucharlas en miles de años.- le comenté divertida pasándole el vaso casi lleno de licor. -Salud, por nuestro afortunado encuentro- le dije chocando mi vaso con el suyo, después nuevamente me senté a su lado en la misma posición.

-¿Fué usted mortal alguna vez?- pregunté curiosa mientras mi mirada se perdía en sus ojos y sus facciones, dejando volar mi imaginación...

Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Mefistófeles el Dom Oct 24, 2010 8:15 pm

-Esto merece un brindis-Estaba totalmente de acuerdo. Que corriese el alcohol. -Estas palabras quizá ningún ser vivo y mucho menos de mis características vuelva a escucharlas en miles de años-tomé el vaso que me servía y lo dejé descansar sobre una de mis piernas -Salud, por nuestro afortunado encuentro- tuve que alzar rápidamente el vaso para que los cristales pudieran chocar-¿Fue usted mortal alguna vez?

-No lo recuerdo, si le soy sincero. Solo recuerdo despertar como demonio y si intento pensar en tiempos pasados… solo afloran recuerdos de mi vida como demonio. Es frustrante, pero me ayuda a creer que jamás fui un humano cualquiera…- bebí un poco del licor que me había servido mi acompañante.
El alcohol jamás llegaba a afectarme tanto como debería, bebiera lo que bebiera… muchas veces querría emborracharme para verlo todo de forma diferente, sería algo muy interesante- Pero dejémonos de vidas pasadas, pues se imagina que sucederá si seguimos con este tema de conversación, que llegara el momento de que le toque a usted relatar la historia de su vida mortal y por lo que he oído, las historias de vampiros no suelen tener un final feliz… o tal vez me esté equivocando y la suya sea un cuento de hadas…- dejé caer esperando una respuesta por su parte. En cierta parte me recorría la curiosidad, y quería conocer mejor a este ser que tenía tanta fe en una religión tan injusta.

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Lun Oct 25, 2010 9:39 am


Bebí un poco de mi vaso mientras fijaba mi atención en el, intentaba analizar su energía y su aura, pero había algo que no me lo permitía, sabia que quizá lo que descubriría no me iba a gustar o no estaba preparada para ello, bajé de inmediato la mirada para escucharle con atención, quizá mi pregunta le habría incomodado, sin embargo respondió sin problema alguno. "-No lo recuerdo, si le soy sincero. Solo recuerdo despertar como demonio y si intento pensar en tiempos pasados… solo afloran recuerdos de mi vida como demonio. Es frustrante, pero me ayuda a creer que jamás fui un humano cualquiera…-". Mantuve la mirada fija en mi vaso escuchándole con entera atención. -Ningún ser sea de la raza o especie que sea es un cualquiera, todos contamos con una valía y muchas cualidades-. Se que muchas veces eso era mentira, sin embargo me gustaba creer que no era así.

"- Pero dejémonos de vidas pasadas, pues se imagina que sucederá si seguimos con este tema de conversación, que llegara el momento de que le toque a usted relatar la historia de su vida mortal y por lo que he oído, las historias de vampiros no suelen tener un final feliz… o tal vez me esté equivocando y la suya sea un cuento de hadas…- ", sentí un vuelco en el pecho, quería recodar mi humanidad, sin embargo no me gustaba mucho recordar mi vida pasada, sin embargo y dando un profundo y largo suspiró le respondí liego de beber otro sorbo de mi bebida. -No, mi infancia y juventud fueron muy felices, a los 15 años entré al convento y luego me volví novicia. En el convento vi grandes injusticias, todas cometidas en nombre de Dios, actos de aberración y violencia contra aquellos que no creían como yo, o que simplemente tenían por pecado haber nacido pobres, o ser de piel oscura. Ahí fue que empece a abrir los ojos y a darme cuenta de la realidad.- dije con cierta amargura recortando los malos tratos a los indios como mal los llamaban. Apretando fuertemente el vaso con cierta rabia proseguí. -No todos los que profesan la fe son buenos, eso debe saberlo usted pues supongo que el infierno esta plagado de ellos. Antes de que me convirtieran fui testigo del amorío de uno de nuestros principales sacerdotes, intentó acallarme enviándome de viaje a cuidar a unos enfermos, pensando en que quizás me infectaría y moriría.- levanté la mirada la fije nuevamente en mi anfitrión.

-Afortunadamente para el, no dije una sola palabra, después intento acorralarme haciendo ciertas proposiciones ya que con el hecho de guardar silencio pensó que quizás me interesaba aquello que vi, sin embargo nunca ha sido así, mi promesa de celibato sigue en pie. Cuando regresaba al convento la caravana fue atacada, yo fui abrazada y el resto es historia.- finalicé con una cierta mezcla de emociones en mi tono de voz.
..




Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Mefistófeles el Lun Oct 25, 2010 10:11 am

-Parece que las historias bonitas escasean por el lugar- apuré mi bebida y dejé el vaso sobre la mesita que tenía a mi derecha.
Cuando estaba depositando el vaso, por el rabillo del ojo pude ver medio cuerpo de Sarah asomado por la puerta, vigilando desde la distancia con aire sombrío y serio.
Con un gesto de la mano mandé que se marchara y obedeció.

-Discúlpela, no se fía nunca de los invitados…- dije con una media sonrisa. Mis ojos estaban fijos en la atractiva vampira que tenía delante, una buena compañía tanto para la vista como para el entretenimiento.

-Flagelaciones, celibato… sois demasiado devota, a mi parecer- me sincere- ¿Jamás os ha entrado ganas de soltaros la melena? ¿Ni si quiera un poco de curiosidad? Qué clase de vampira seríais si no os desmadrarais un poco… dejarse llevar por las sensaciones: Caminar sin que una mandíbula de hierro lacere su piel, vivir sin pensar que actos están bien y cuales mal, los labios de un amante recorriendo su fría piel…- de una forma u otra quería que este ser de carácter puro cediese de alguna forma. Su alma no la conseguiría, tampoco la quería… era otra cosa lo que buscaba en ella- Déjeme proponerle algo, no hace falta decir que me he interesado por vos y pensar que cuando amanezca tenga que marcharse no es algo que me agrade demasiado. Sea mi invitada durante unos días, me dispongo a corromperla y me gustaría que me pusiera las cosas fáciles- dije con una sonrisa maliciosa- Soy un demonio, no puedo evitarlo… Puedo poner a su disposición una habitación en la que los rayos del sol no puedan entrar, un baño donde poder asearse y vestidos limpios y bonitos que ponerse después de un relajante baño de agua caliente. ¿Qué me dice?

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Lun Oct 25, 2010 12:00 pm


Arqueé una ceja al percibir la presencia del ama de llaves de Mpehisto, era extraño, como si nos estuviera espiando, sonreí sin ponerle mayor atención -Si que es celosa, pobre mujer debe tener el hígado desecho de tantos corajes que hace cada que usted trae compañía a vuestro hogar.- dije bromeando, mi intuición pocas veces fallaba y tenia casi la certeza de mis palabras. De inmediato el demonio me respondió ante la confesión que le había hecho.

"-Flagelaciones, celibato… sois demasiado devota, a mi parecer- me sincere- ¿Jamás os ha entrado ganas de soltaros la melena? ¿Ni si quiera un poco de curiosidad? Qué clase de vampira seríais si no os desmadrarais un poco… dejarse llevar por las sensaciones: Caminar sin que una mandíbula de hierro lacere su piel, vivir sin pensar que actos están bien y cuales mal, los labios de un amante recorriendo su fría piel…-", dirigí la mirada hacia mi encantador anfitrión -Mi señor no crea que vivo aburrida, tengo tiempo de sobra para viajar, pasear, leer, en fin hacer muchas cosas que me son entretenidas.- le respondí, me avergonzaba un poco que pensara que era un ratón de biblioteca aun que, en una parte así fuera. -Si he de ser sincera con vos, debo deciros que si, antes, cuando yo era humana ni por asomo me habría imaginado los labios de un amante como decís, sin embargo desde que...- guardé silencio, mas que recatada era algo celosa con esa clase de cosas.

El prosiguió "- Déjeme proponerle algo, no hace falta decir que me he interesado por vos y pensar que cuando amanezca tenga que marcharse no es algo que me agrade demasiado. Sea mi invitada durante unos días, me dispongo a corromperla y me gustaría que me pusiera las cosas fáciles. Soy un demonio, no puedo evitarlo… Puedo poner a su disposición una habitación en la que los rayos del sol no puedan entrar, un baño donde poder asearse y vestidos limpios y bonitos que ponerse después de un relajante baño de agua caliente. ¿Qué me dice?-", abrí mis ojos extrañada, hice una expresión de incredulidad ante tal invitación, justo en el momento en que sonrió, sentí un extraño escalofrió en la espina dorsal que por poco me hace estremecer.

Tome un trago copioso de mi vaso y le mire a los ojos -¿Que podría aportarle un ser tan simple como yo a un principado del infierno?- pregunté ante aquella proposición -Al menos es usted directo, me ha dicho que se dispone a corromperme.- me causó gracia aquello pues, no estaba segura de que le fuera a ser posible algo así. -¿Y si su ama de llaves o algún invitado o... invitada se le ocurre entrar en pleno medio día y abre "accidentalmente" las cortinas de mi habitación?, no desconfió de usted, según se los demonios no son seres de palabra sin embargo algo me hace pensar que usted no me haría algo así pero, no puedo estar segura de los que habitan vuestro magnifico hogar.- aun me lo estaba pensando, quizá seria divertido aceptar, todo un reto para ambos, el en corromperme y yo en demostrarle que no podría aun que me trajera a toda la corte infernal..
..


Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Mefistófeles el Lun Oct 25, 2010 12:13 pm

-¿Y si su ama de llaves o algún invitado o... invitada se le ocurre entrar en pleno medio día y abre "accidentalmente" las cortinas de mi habitación?, no desconfió de usted, según se los demonios no son seres de palabra sin embargo algo me hace pensar que usted no me haría algo así pero, no puedo estar segura de los que habitan vuestro magnifico hogar.

-Mis demonios son obedientes como perritos falderos, temen lo que les pueda hacer si osan contrariarme en cualquier momento. Si yo digo que no toquen su habitación durante el día, ellos ni la miraran, por la cuenta que les trae. Y no tengo jamás invitados, a no ser que yo mismo lo traiga a casa, cosa que no ocurre muy a menudo.- no pude evitar acercarme un poco más a mi invitada para poder susurrarle- No tiene ningún motivo para temer, en esta casa será tratada como una reina por el propio séquito del infierno. Así que por favor, acepte mi oferta… dudo que pueda arrepentirse- cogí su vaso que tenía entre las manos y el mío, esta vez fui yo quien los relleno de nuevo con el dulce licor y se devolví para brindar- Dígame Catalina ¿brindaremos por una respuesta afirmativa?

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Mar Oct 26, 2010 8:34 am


"- No tiene ningún motivo para temer, en esta casa será tratada como una reina por el propio séquito del infierno. Así que por favor, acepte mi oferta… dudo que pueda arrepentirse-" me dio mientras se acercaba a mi, su cercanía me ponía algo nerviosa y no era una situación muy fácil de ocultar. Sin embargo mi naturaleza me decía que podía confiar, no se hasta que punto debía dejar de hacerlo pero mas adelante de seguro lo sabría. -Confió en vos señor, creo que lo que me dice es verdad, no puedo imaginar siquiera como le va al sirviente o a aquel ser que se pone a sus ordenes y luego lo desobedece.- dije al momento que el se llevaba mi vaso para rellenarlo.

Mefistófeles prosiguió "-Dígame Catalina ¿brindaremos por una respuesta afirmativa?-", le miré a los ojos sonriéndole mostrando mis afilados y delgados colmillos. -Está bien, sin embargo debéis prometerme darme la libertad para salir de aquí en el momento que yo crea conveniente o si me sintiera incomoda.- le dije confiando en que así seria. -Por otro lado os pido una segunda cosa, como ya os he dicho yo no ingiero sangre humana, os pido que ya que amablemente me estáis ofreciendo vuestro hogar como invitada por unos días, ruego señor que me sea servida solo sangre de animales.- dije algo apenada pues aquello para mi creadora debía ser casi una ofensa, mas no me importaba, desde que fui abrazada me alimento con néctar de animales como cerdos o vacas, no tendría por que dejar de hacerlo ahora. Choqué mi vaso contra el del demonio, sin dejar de sonreírle "¿Que es lo que querrá de mí?" me pregunté a mi misma mientras bebía un poco de aquella embriagadora bebida..
..

Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Mefistófeles el Miér Oct 27, 2010 12:03 am

-Está bien, sin embargo debéis prometerme darme la libertad para salir de aquí en el momento que yo crea conveniente o si me sintiera incomoda. Por otro lado os pido una segunda cosa, como ya os he dicho yo no ingiero sangre humana, os pido que ya que amablemente me estáis ofreciendo vuestro hogar como invitada por unos días, ruego señor que me sea servida solo sangre de animales.

-Que así sea pues, tus condiciones son aceptadas y el asunto queda zanjado, serás mi invitada por unos días- el cristal de nuestros vasos chocaron. La observé mientras bebía el contenido de su vaso y tras unos segundos la copié- Puedes darte una vuelta por la casa si así, lo deseas… si quieres descansar un poco arriba hay habitaciones de sobra, puedes quedarte la que quieras. Cada habitación tiene su baño por si quieres asearte y bañarte, a la salida te estarán esperando una toalla cálida y un vestido limpio que ponerte… tengo que marcharme para hacer los preparativos- besé su fría mano y salí del salón.

Nada más cruzar la puerta, Sarah apareció a mi lado.

-Nunca llegaré a comprenderle…- dijo ella.

-Tampoco espero que lo hagas. Ya has oído, tienes que conseguirme sangre de animal. Me da igual si es de perro, de gato, de vaca de caballo… cógela de cualquier animal que sangre y pide que la habitación que elija mi invitada disponga de los medios adecuados para que se sienta cómoda, si hay que tapar las ventanas con maderos se hace y punto… voy a darme un baño, necesito calentar mi cuerpo.

-¿Quieres compañía?- dijo Sarah de forma lasciva. Negué con la cabeza cansado mientras subía por las escaleras para ir a mi cuarto, dejando a Sarah en la entrada principal.

Sumergí mi cuerpo en el agua cálida de la bañera de metal… aquello era gloria.
Cuando terminara, iría a buscar a Catalina por la casa. Pero sería más tarde, ahora mismo se estaba de lujo en el agua.

Mefistófeles
Demonio
Demonio

Mensajes : 537
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Catalina León el Miér Oct 27, 2010 8:51 am

Al parecer a Mephisto la idea de que me quedase le había agradado, era algo extraño, tenia cierta confianza en el pero mi intuición me decía que no me confiara del todo, los demonios eran seres traicioneros o al menos eso decía el populo, sin embargo yo quería pensar que eso no era así. Agradecí con un ligera inclinación de mi cabeza la amabilidad y hospitalidad de aquel extraño ser, que por momentos podría parecer un mortal cualquiera, mas su malicia le hiela la sangre a cualquiera.

Salí de la habitación, no faltaba mucho para el amanecer y aquella sensación de somnolencia que me venia cada que estaba cerca la salida del sol ayudada de aquella bebida embriagante y seductora que antes había tomado. Esperé en el pasillo que corría hacia la escalinata, supuse que era en distribuidor, mientras regresaba el ama de llaves, me quedé absorta en las pinturas y la exquisita decoración de l lugar, mas aquel escalofrio seguía recoriendome. Un sirviente se ofreció a guiarme por toda la mansión, era algo lúgubre pero no dejaba de ser hermosa. Mis pasos eran ligeros y firmes como los de los felinos, era extraño ver como los otros sirvientes se portaban como si yo fuera una mujer comun.

Tras un breve recorrido por la casona, vi la habitación queme gustaba, una al final del pasillo cuya vista era directo a la catedral, parecía que hacia mucho no la visitaban, mas estaba impecable y con aquella hermosa decoración. Sonreí encantada con el lugar -Me quedare aquí si no hay ningún inconveniente.- le dije a quien me guiaba. Me pidió que esperase y minutos después regresó con un gran ajuar siendo llevado por otros siervos mas. Me sorprendió la belleza y elegancia de los maletines, y paquetes.

Mis vestidos aun siendo caros, no solían ser muy reveladores ni los corsés muy entallados o escotados, no me agradaba mucho que me mirasen por mi figura ni mucho menos. Sin embargo estos eran especiales y diferentes, tomé uno en color rojo carmesí, sonreí ante la ironía sin embargo aprecia ser de mi justa medida. -¿Que planes tendrá para mi, o para que me habrá pedido quedarme?- pregunté en voz baja creyéndome sola, mientras me disponía a darme un baño y a ponerme una bella bata negra de seda que venia en conjunto al ajuar antes del amanecer.
..

Catalina León
Vampiro - Clase Alta
Vampiro - Clase Alta

Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 13/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Flagelando la razón con la fé...

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:48 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.