Menú






Compañeros
Crear foro









Click: Afiliados Vip-Élite


Hogwarts
You Know You Love Me Rol




Bvlgaria
Théâtre des VampirestokyoBlood And SinPhotobucketCabaretHogwarts: Marauder TimeSpecialis RevelioVolterra Night Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPicLa obscuridad eternaA bizarre love story     Klinzmann Mental HospitalNomen Sapientiaehttp://secretname.forosactivos.net/forum.htm Academia St. Hathaway






Últimos temas
» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Casting para Claudia
Jue Ene 29, 2015 12:29 am por Lirio azul

» Théâtre des Vampires
Miér Ago 27, 2014 6:07 pm por Tristán Evans

» Luccia Venturi
Miér Jul 30, 2014 6:29 pm por Tristán Evans

» Buenas tardes
Miér Nov 27, 2013 1:51 am por Luccia Venturi

» Los antiguos
Miér Jun 12, 2013 11:54 pm por erick roal

» Dudas
Vie Mayo 31, 2013 10:13 am por Armand

» Lydia Deetz
Mar Mayo 28, 2013 1:48 am por Capt. leon

» Juego de la Verdad.
Jue Abr 11, 2013 5:37 pm por Sayra Luk Richter


En los bosques de Kassel [libre]

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Sáb Dic 04, 2010 12:52 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Spoiler:
El comienzo del bosque parece luminoso, agradable... Puedes no temerlo, decir que solo es un bosque, pero lo que hay en realidad es tenebroso...
Spoiler:
Adéntrate, adéntrate más a este bosque encantado. Quizás no te guste lo que veas, quizás te asuste demasiado y tengas que salir corriendo... No corras, el bosque puede tenderte trampas...


Como cada dos o tres días por semana, iba hacia el bosque. Al principio me daba mucho respeto entrar entre aquellos árboles y arbustos, pero ya me había acostumbrado. Mi atuendo era igual cada vez que iba al bosque, os preguntaréis por qué. Cuando alguien se pierde en un bosque así, es poco probable que vuelva a casa. En su búsqueda es mucho mejor que lleve colores vivos para facilitar su visibilidad. Mi color era el rojo. La pequeña caperucita roja me llamaban con apenas 7 años. Bajo mi caperuza roja llevaba un vestido de color blanco, muy normalillo, típico de campesinas.
Sin darme apenas cuenta, llegué a aquella zona del bosque tenebrosa y penumbrosa. Los árboles parecían moverse de su sitio - por qué negarlo, los árboles se movían cuando menos te lo esperabas - escuchaba ruidos de pisadas muy tenues y débiles. Miré cuidadosamente a los lados y me puse la capucha. Pasé tras un árbol y me quedé con la espalda pegada a él. Quizás fuese un cazador, quizás fuese otra persona del poblado, o un animal salvaje. Era lo peor que podía pasarte en un bosque así. Miré de reojo tras el árbol, sin separar mi espalda del tronco, nada, no había nadie.


Última edición por Angelica Grimm el Dom Dic 05, 2010 12:34 pm, editado 1 vez

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Lun Dic 06, 2010 1:51 pm

Es fácil dar caza a los humanos y más cuando el campo de batalla es un bosque que dificulta su carrera.
No podía permitir que la humana escapara, si las cosas ya estaban difíciles para mi en la manada con Angelica fuera de nuestra custodia sería mi perdición.
Dom y yo conseguimos cercarla. Pude respirar por fin con tranquilidad.
-¿Ibas a algún lado? Parece que te has perdido, el campamento está en la otra dirección. Permíteme que muestre el camino- la aplaqué para colgarla sobre mi hombro como un saco de patatas. Ella pataleaba y manoteaba en un intento de hacer que la soltase.
-Will…- llamó Dominique. Me goré para poder mirarlo- Es nuestra oportunidad de hacer las cosas bien. Si escapa, no podrán echarte la culpa porque tú estás aquí cazando conmigo…

-Dom, por el amor de dios escucha lo que dices. Estás poniendo en peligro la seguridad de la manada por una frágil humana. ¿Y si avisara a los cazadores?

-Pero sabes lo que le pasara si la llevamos a Ailín, la matará por desobedecer.

-Pero la manada estará a salvo… Dominique, recapacita por favor. Todos conocemos tu característica aura de bonachón, el licántropo con más corazón de la manada… pero ahora tienes que elegir entre la familia o la humana…


Ailín parecía hervir de ira. Su cara había adquirido un color parecido al de su pelo. Iba a explotar.
-Como te has atrevido a desobedecer mis órdenes, simple mortal- Ailín le dio un fuerte tortazo a la caperucita. Sentí el dolor de Dom, que estaba a mi lado, como si los tortazos se lo dieran a él. Angelica tenía una de las mejillas rojas a causa de los golpes, el labio lo tenía hinchado y sangraba un poco- Te ofrecemos un techo bajo el que puedas dormir, la seguridad de que después de la primavera vuelvas con vida con los de tu especia… y tu me lo pagas con desobediencia- la golpeó de nuevo, tirándola al suelo por la fuerza del golpe- Ahora ya no me sirves viva…- Gorca se acercó a Ailín con un cuchillo enfundado, ésta lo empuño y lo desenvaino.
Dominique estaba temblando, iba a hacer una tontería y no podía permitirlo.

-Ailín, espera – me adelanté a Dom. Me miró extrañado y con los ojos muy abiertos. Yo le calmé con mi semblante- Esto…- un fallo un tanto importante Will, no has pensado antes de actuar- emmm, no puedes matarla.

-¿Porqué no?- preguntó Ailín desafiante.

-Por que…- ¿porqué Willhelm, porque no puede matarla?- Los humanos son desconfiados, no se van a conformar con un simple mensaje de un vejestorio, vendrán aquí para asegurarse de que su caperucita está viva.

-Pues entonces los mataremos.

-Y estaremos en el mismo problema de antes, perder vidas por una tontería. Yo… yo asumo la responsabilidad de esta humana.- ya estaba dicho. Ailín dejó el cuchillo y se acercó a mi con semblante serio.

-Habías ganado mucho con tus acciones de hoy, pero la estás volviendo a joder. Un problema más con esta humana y tu te largaras con ella- Ailín y Gorca se alejaron dejándonos solos a Dom, Angelica y a mi.

-Me debes una muy gorda Dom, que lo sepas- advertí a mi amigo- y a ti, petarda, más te vale no alejarte demasiado de mi. A partir de ahora dormirás conmigo en mi tienda. Dom, quítamela de mi vista.

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Lun Dic 06, 2010 2:28 pm

Dominique intentó convencer al imbécil de Willhelm, pero ni para atrás lo consiguió. Le odiaba de tal manera que era capaz de no ser yo misma durante unos instantes y poder darle una suma paliza... antes de que él me la pegase a mí. Aquello era un porvenir muy malo.
Acabaron por llevarme ante Ailín, la loba que parecía ser la líder de la manada, y que me dijo, en un principio, que me mataría si me escapaba... Todo iba con las cartas dadas, proponía matarme. Primero se desquitaba golpeándome, tenía una fuerza impresionante, me estaba haciendo ver estrellitas en mi cabeza. Me estaba haciendo muchísimo daño. Tenía la cara dolorida y seguramente se me caía la sangre del labio, se notaba ese sabor metálico... Al último golpe me hizo caer en el suelo estrepitosamente. Se me caían las lágrimas, iba a matarme.

-Ailín, espera. Esto… emmm, no puedes matarla.

-¿Porqué no?

-Por que… Los humanos son desconfiados, no se van a conformar con un simple mensaje de un vejestorio, vendrán aquí para asegurarse de que su caperucita está viva.


Escuché toda la conversación lejana... me dolía muchísimo la cabeza y yo estaba concentrada en llorar, no podía dejar de llorar.

-Me debes una muy gorda Dom, que lo sepas, y a ti, petarda, más te vale no alejarte demasiado de mi. A partir de ahora dormirás conmigo en mi tienda. Dom, quítamela de mi vista.


Ni siquiera le hice caso. Permanecí tumbada en el suelo por miedo a levantarme, aún así, tampoco podía, me fallaban los brazos del tembleque que tenía en el cuerpo. Sentí unas manos que me ayudaron a levantarme, miré, con los ojos llorosos hacía él, era Dominique. Apoyé mi cabeza en su pecho y seguí llorando, era el único que merecía la pena.

-Vamos, te curaré esas heridas, no sería bueno dejarlas así, podrían infectarse.


Asentí débilmente. Me llevó hasta una tienda, probablemente la suya y me ayudó a meterme dentro. Estaría con un aspecto horrible, sucia por la tierra y llena de heridas... Dominique no volvió a hablar mientras limpiaba mis brazos y cara con agua, para quitar la suciedad. Vaya idea la mía, no tenía que haberme arriesgado. Después sentí escozor en las heridas por lo que me estaba hechando, no tenía ni idea, pero era doloroso. Mientras curaba mis heridas sí que habló.

-No vuelvas a intentar escaparte, la próxima vez Ailín no será tan benevolente... Estarás bien aquí, prometo protegerte, no debes tener miedo.

-Pe-pero y-yo quiero irme con mi papá-
dije lloriqueando.

-No llores, no les des el gusto. Podrás irte, Ailín lo prometió, pero será cuando termine la primavera. Hasta entonces deberás permanecer aquí.- pretendía hablar pero Dominique me puso un dedo en los labios- Tranquila, verás como no es tan malo. Cuando pases un tiempo te aceptarán, no completamente, pero podrás hacer amigos. Ya tienes a uno, ¿no es un gran paso?- me hizo sonreir por sus palabras, era un buen hombre, se le veía- ¿Ves? Sonriendo estás mas guapa.

-Muchas gracias, Dominique... Eres un buen hombre- acaricié su cara y le proporcioné un beso en la frente.
Dominique se quedó en silencio unos momentos, pero notaba en su expresión la felicidad. Aquel muchacho se merececía lo mejor, era un ser bueno y amable, una persona de las que faltaban en el mundo.
Pronto, oímos jaleo fuera. Salimos, estaban allí los cazadores con sus escopetas por delantes, preguntando por mí, mi padre estaba al frente.
-¡¡Papá!!- corrí hacia él a abrazarle.
Correspondió mi abrazo soltando la escopeta de inmediato.

-Hija mía... ¡¿qué demonios te han hecho?!- de pronto su semblante fue serio y lleno de ira, estaría mirando las heridas de mi rostro.- ¡Apuntad bien muchachos!

Los lobos parecían furiosos y en posición de salir a por ellos si escuchaban algún tiro de las escopetas. El pelo rojizo de Ailín apareció entre los lobos. ¿Sería mi oportunidad de caerles bien?

-¡No, esperad! ¡No disparéis!- grité a todos los cazadores, poco caso me hicieron, seguían apuntando con sus escopetas- Padre, son buena gente. El tenerme aquí prisionera es para asegurarse que no contraatacáis. Aunque lo hiciérais... no tendríais oportunidad. Las heridas... me tropecé con una raíz de un árbol mientras intentaba escapar, y el golpe que me di no fue chico. Han sido muy amables conmigo, por favor, no va a pasarme nada...- al menos eso esperaba- Al final de la estación estaré con vosotros de nuevo, no os preocupéis por mí- intenté reprimir las lágrimas.

-¡No pienso dejart...- le cayé, le convencí, no iba a pasarme nada, que no se preocupara... Tardé bastante pero lo conseguí- Bajad las armas- dijo finalmente mi padre- ¡Que bajéis las armas!- ahora le hicieron caso de inmediato.

-Estará bien, haga caso a su hija-
dijo Ailín a mi padre.

Éste apretó la mandíbula, pero finalmente, con un gesto de la cabeza, asintió. Me besó en la frente y se fueron entre los árboles del bosque. Me les quedé mirando, con tristeza... Era la única manera de que nadie muriese.

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Lun Dic 06, 2010 2:51 pm

No me lo creía. Tal y como había predicho, los cazadores encontrarían el campamento en busca de su querida Caperucita. Lo que no me imaginaba era que sucedería tan pronto.
Me uní a mis hermanos dispuestos a dar la vida con tal de proteger la manada con nuestras vidas, moriría allí mismo si ese era mi destino.
Tampoco imaginé aquella salida de Angelica.

-¡No, esperad! ¡No disparéis! Padre, son buena gente. El tenerme aquí prisionera es para asegurarse que no contraatacáis. Aunque lo hicierais... no tendríais oportunidad. Las heridas... me tropecé con una raíz de un árbol mientras intentaba escapar, y el golpe que me di no fue chico. Han sido muy amables conmigo, por favor, no va a pasarme nada… Al final de la estación estaré con vosotros de nuevo, no os preocupéis por mí.- relajamos el semblante al ver que uno de los cazadores ordenaba a los demás bajar las armas y que estos obedecían.
Cuando éstos desaparecieron entre los árboles, todos los lobos nos unimos en vítores y gritos de alegría. El día había acabado sin derramamientos de sangre.
-Gracias…- dijo simplemente Ailín a Angelica antes de marcharse de nuevo.
Travis me aparto a un lado para poder pasar y acercarse más a Angelica.

-Ha sido magnífica tu intervención, preciosa. Tal vez ahora quieras intervenir en mi lecho- la cogió y la atrajo a si para inter besa a una Angelica que se retorcía y le apartaba con las manos. Vi a Dom acercándose peligrosamente a Travis y tuve que actuar antes de que lo hiciera el gigante, si no el día sí que acabaría con derramamiento de sangre.
Corrí hacia a Travis y le empuje de tal manera que salió despedido, cayendo al suelo de forma estrepitosa.

-Vete a frotarte detrás de un árbol Travis, la humana está bajo mi custodia y no irá a otra tienda que no sea la mía- Travis se levantó intentando parecer digno después del empujón.

-¿Qué ocurre hermano? ¿la quieres solo para ti? ¿Por qué no la compartimos? Seguro que le gusta tener en sus manos dos p…- No pude contener a Dom, le dio tal puñetazo que Travis fue a estrellarse contra un árbol.

-¿A caso no lo has oído? La humana está bajo su custodia y si tienes algo que decir ve a hablar con Ailín, a ver de que parte se pone- Corrí hacia don y sujeté su gigante figura como pude.

-Vamos grandullón, aquí no hacemos nada- Cogí a Angelica del brazo y andamos directo a mi tienda- Por tu bien no deberías salir en una temporada, Travis no deja escapar jamás una presa, aunque el mismísimo Dominique te proteja.

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Lun Dic 06, 2010 3:25 pm

-Ha sido magnífica tu intervención, preciosa. Tal vez ahora quieras intervenir en mi lecho- me dijo uno de los lobos que intervino en mi captura. Me quedé un poco petrificada, ¿pero qué se creía? Ni si quiera mi padre me había hablado de "eso" xD. Me atrajo hacia sí intentando besarme, eso sí que me sacó de mis casillas. Intentaba apartarle de mí con las manos, hasta que sentí que alguien le empujaba, casi perdí el equilibrio.

-Vete a frotarte detrás de un árbol Travis, la humana está bajo mi custodia y no irá a otra tienda que no sea la mía- abrí la boca para rechistar, yo no era de nadie. Pero paré, intentaba protegerme, al menos, algo era algo. Me puse detrás de él cuando vi que Travis se levantaba.

-¿Qué ocurre hermano? ¿la quieres solo para ti? ¿Por qué no la compartimos? Seguro que le gusta tener en sus manos dos p…
- me quedé con cara de póker, ¿qué quería decir? No le dio tiempo a terminar su frase, ya que Dominique le dio tal puñetazo que fue a parar a un árbol. Yo aplaudí a Dom por aquello, me había hecho gracia.

-¿A caso no lo has oído? La humana está bajo su custodia y si tienes algo que decir ve a hablar con Ailín, a ver de que parte se pone.
- Willhelm le sujetó para que no volviera a pegarle.

-Vamos grandullón, aquí no hacemos nada- Willhelm me cogió del brazo y me arrastró hasta su tienda- Por tu bien no deberías salir en una temporada, Travis no deja escapar jamás una presa, aunque el mismísimo Dominique te proteja.

Miré a Dominique, tenía cara de impotencia. Si Willhelm lo decía, por algo sería.
-Después de lo que le habéis hecho no creo que se acerque a mí...- dije con una sonrisa.

La noche llegó antes de lo esperado. Se oían risas fuera, mientras, yo me amargaba en la tienda mientras Willhelm estaba tumbado mirando al techo. Qué aburrido. Tenía los brazos cruzados y las piernas también, necesitaba algo de entretenimiento. De pronto vi que la tienda se abría y aparecía Dom. Según le vi le dediqué una sonrisa.

-Hola Angelica, ¿te apetece venirte un rato fuera?-
asentí, levantándome al instante. Willhelm también se levantó y no parecía conforme.- No te preocupes, yo la vigilaré.

-Que no voy a volver a escaparme... y menos de noche- dije mirándoles.

Finalmente aceptó y yo salí muy feliz con Dom. Nos sentamos en un lugar un poco alejado de la hoguera para no importunar a los que bailaban. Estuvimos hablando un rato, me preguntaba por mi infancia al igual que yo le preguntaba aspectos de su vida, como su edad, su conversión y demás.

-Oye Dom, ¿quieres bailar un rato?
-
se acercó una muchacha de cabellos oscuros y tez morena, me miró y sonrió- Agradecemos tu actuación de esta mañana, eres decente Angelica- sonreí cabizbaja.

Dominique me miró una vez, parecía no estar seguro de dejarme sola.
-No te preocupes, yo os estaré viendo, animándoos- reí un poco.
Dom finalmente aceptó y se levantó. La muchacha le agarró del brazo tirándole hacia la hoguera para poder bailar. Sonreí mientras veía a decenas de lobos bailar a la luz de la media luna y de la hoguera.
Escuché un sonido tras de mí, al principio no le di importancia. Pero volví a escucharlo dos veces. Me levanté y me acerqué a unas tiendas apagadas, mirando tras de ellas, no había nada. Me encogí de hombros y me dispuse a volver cuando sentí un empujón. Me empotré contra un árbol, alguien me sostenía con fuerza y me tapaba la boca con la mano.

-¿Ya intentabas escapar eh?
- negué con la cabeza nerviosa, era Travis. Hice fuerza para que me soltara, pero solo conseguí que me hiciera más daño.- No se lo diré a nadie, pero deberás darme algo a cambio- dijo mientras agarró mi vestido hasta llegar al dobladillo y tocar mi pierna, subiéndola por mi muslo. Volví a hacer fuerza, pero era inútil- Esta noche, tú y yo nos lo pasaremos muy bien...- tras aquella frase se lanzó a mi cuello, mordiéndolo, me hacía daño, era un maldito perro sarnoso. No podía gritar, ni pedir ayuda...
Acabó por subir mi falda completamente y poniendo sus manos en mi trasero - que puto asco -Como grites, te pegaré tan fuerte que te mataré- dijo con una voz tenebrosa, me impulsó hasta que le rodease con mis piernas, intentaba en vano zafarme... ¿Y gritar? Podía matarme con un dedo. Sentía algo... ¿duro? en mi entrepierna...- Verás que bien nos lo vamos a pasar...- me empezó a besar en los labios, me quejé, más aún cuando sus manos intentaban bajar mi ropa interior - los típicos culots antiguos. ¡Ayuda!

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Lun Dic 06, 2010 3:46 pm

Las manos de Travis dejaron por un momento la ropa interior de la Caperucita y fueron en busca de otra cosa que desabrochar.
A tientas, encontró los lazos del corsé de la muchacha e intento deshacerlos como pudo. Entre preocuparse de hacerla callar y retenerla con la suficiente fuerza sin llegar a dañarla resultaba más difícil de lo que había pensado en un momento. Pero lo conseguiría.


Andaba de un lado para otro en la tienda. Los timbales sonaban en el exterior y las carcajadas de mis compañeros se hacían más fuertes.
No debía haber dejado que Dom se llevara a Angelica fuera, si le pasaba algo sería culpa mía y no quería que Ailín tuviera una escusa para separarme de mi familia.
Salí de la tienda y me dedique a buscar de hoguera en hoguera en busca de la pareja.
Vi la inconfundible figura de de Dom bailar junto a una de nuestras hermanas al son de los timbales, pero no vi por ninguna parte el pelo rubio de la caperucita.
-Dom, donde demonios está la chicale grité cuando estuve cerca. Dom dejó de bailar y me miró.

-No te preocupes Will, está justamente ahí…- y señaló un hueco vacío. El semblante de su rostro cambió por completo, volviendo pálido- No puede ser… ella no.

-Maldita sea Dom, vamos a buscarla. Ni se te ocurra alertar a nadie, si se enteran de que se ha vuelto a escapar estoy perdido.

-No se ha podido escapar, prometió…

-Dom no seas estúpido, los humanos también mienten- estaba que echaba chispas ¿Cuántos problemas iba a dar la humana?-

-No se ha escapado…


Travis por fin pudo desatar los cordeles del corsé y este estuvo a punto de caer.
-Va a ser una noche mágica preciosa- Sus manos bajaron hasta sus pantalones y comenzaron a desatar los cordeles para poder bajárselos con facilidad- Voy a hacerte toda una mu…- se escuchó un golpe sordo y Travis y Angelica cayeron al suelo. Angelica se debatía debajo del cuerpo inerte del lobo.


Ahora iba a ser que el grandullón tenía razón, la chica no se había escapado. Travis se la había llevado tras unas tiendas para poder desvirgarla. Maldito perro salido. En cuanto vi que sus manos bajaban a sus pantalones, cogí una piedra que tenía a un lado y se la lancé con tal puntería que fue a estrellarse justo en su nuca. Ambos cayeron al suelo y corrí para acercarme a ellos.
Moví el cuerpo de Travis y ayudé a levantarse a Angelica.
-No deberías haberte quedado sola, mira que os avisé a ti y a Dom. No te ha llegado a hacer nada ¿verdad?.

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Lun Dic 06, 2010 4:04 pm

Una de sus manos había pasado tras mi espalda, la pegaba todo lo posible al árbol para que no me desabrochara el vestido, pero sus empujones eran demasiado fuertes y pudo conseguir desabrochármelo.
-Va a ser una noche mágica preciosa- sus manos acabaron por bajar a sus pantalones, ¿pretendía desabrochárselos? ¡Qué me suelte!- Voy a hacerte toda una mu…- las lágrimas caían por mi rostro, ya no podía evitarlo.
De pronto, se escuchó un sonido, caí al suelo y el maldito lobo cayó encima de mí. Intenté quitármelo de encima, me ayudaron a conseguirlo. Eran Dominique y Willhelm. Willhelm ayudó a levantarme.

-No deberías haberte quedado sola, mira que os avisé a ti y a Dom. No te ha llegado a hacer nada ¿verdad?.
- Se me cayeron las lágrimas de nuevo, al estar más cerca Willhelm, no me lo pensé dos veces, le abracé con fuerza.

-N-no...- casi ni podía hablar. Una vez me recuperé me alejé de Willhelm, me sujeté el vestido con las manos y les miré a ambos- M-muchas gracias...

Dom se acercó a mí y se puso tras de mí. Sin decirme nada, comenzó a atar las cuerdas del vestido. Miré al cuerpo que estaba en el suelo.
-Me da miedo...- un último apretón de las cuerdas y ya no se me caería el vestido.
Dom volvió a su antigua posición, parecía no saber qué decir.

-No debía haberme ido con ella, tendría que haberme quedado...
- negué con la cabeza.

-No tenéis que estar mirando por mi todo el rato... debéis seguir viviendo como antes, si me pasa algo malo... solo será mi culpa, por no defenderme
- ¿y como narices iba a defenderme con tanques como Travis? Tragué saliva- Pero gracias por preocuparos...

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Lun Dic 06, 2010 4:21 pm

-No tenéis que estar mirando por mi todo el rato... debéis seguir viviendo como antes, si me pasa algo malo... solo será mi culpa, por no defenderme. Pero gracias por preocuparos...

-Oh, si que tenemos que estar mirando por ti. Mi vida depende de ello- miré de reojo a Travis que yacía inconsciente en el suelo. Se levantaría con un fuerte dolor de cabeza. Suspiré agotado y me pase la mano por la cabeza, echándome mechones de pelo negro hacia atrás- Travis escarmentará durante un tiempo pero no será indefinido. A partir de ahora voy a ser tu sombra, Caperucita. Si quieres ir a dar una vuelta, estarás conmigo. Si quieres estar en la tienda, estarás conmigo. Vamos a pasar unos días la mar de divertidos- luego miré a Dom que no había rechistado ante mis comentarios- Dom, estate atento de Travis, intenta saber donde está en todo momento y si ves que se acerca demasiado a nosotros, golpéale. No dejaremos que esto suceda otra vez- No hacia falta ser muy listo para darse cuenta que la fiesta ya se había acabado para nosotros tres. Después de lo sucedido esta noche todo iba a ser más difícil.
Dom consiguió convencer al grupo que dormía al lado de mi tienda hacer un intercambio para que el grandullón pudiera estar más cerca de Angelica.
Travis no volvería atacar esta noche, lo habíamos atado bocabajo en el árbol donde intento violar a Angelica. Le costaría bastante zafarse de las cuerdas.
Con todo el respeto del mundo, me deshice de la tela que había colgado en el ecuador de la tienda para dividirla en habitaciones, no podía permitirme perderla de vista. Dejé solo un trozo tapado para que tuviera la suficiente intimidad para cambiarse y asearse.
Hoy la pequeña había tenido suerte de que Dominique quisiera primero explorar el campamento antes de internarse en el bosque. Si no le hubiera do el voto de confianza al grandullón, el futuro de Angelica hubiera sido muy negro… Mañana al amanecer tendría que ir a avisar a Ailín de lo sucedido.

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Lun Dic 06, 2010 9:29 pm

-Oh, sí que tenemos que estar mirando por ti. Mi vida depende de ello. Travis escarmentará durante un tiempo pero no será indefinido. A partir de ahora voy a ser tu sombra, Caperucita. Si quieres ir a dar una vuelta, estarás conmigo. Si quieres estar en la tienda, estarás conmigo. Vamos a pasar unos días la mar de divertidos- maldita sea, ¿por qué tenía que ser ahora tan protector? ¿Por qué iba a peligrar su vida si me pasaba algo a mí, qué tenía que ver eso? Mejor dejémoslo, no rechistemos. - Dom, estate atento de Travis, intenta saber donde está en todo momento y si ves que se acerca demasiado a nosotros, golpéale. No dejaremos que esto suceda otra vez.

Parecía que iba muy en serio, al menos, mantendría mi protección. Dominique propuso dormir en la tienda de al lado, convenció a sus ocupantes para ello, debía reconocer que tenía mucha labia. Me hizo mucha gracia lo que hicieron con Travis, colgarle bocabajo en aquel árbol. Al menos estaría ahí un buen rato antes de quitarse sus ataduras.
Ya dentro de la cabaña de Willhelm tenía poca intimidad, ¿pero qué podía hacer? Cualquier propuesta sería un No rotundo. Me puse la caperuza a modo de manta y me tumbé.
-Gracias por lo de esta noche, Lobito…- sonreí para mí misma, a él le había dado con Caperucita, pues a mí con Lobito.


Me desperté por la mañana, a mi lado no había nadie, ¿y decía que se iba a quedar a cuidarme? Que desconsiderado. Me peiné un poco el pelo con los dedos y esta vez me puse la caperuza roja. Salí de la tienda y me encontré con Dom.

-Buenos días Dom, ¿qué haces ahí?- pregunté al verle sentado junto a nuestra tienda.

-Buenos días Angelica. Vigilar… Willhelm ha ido a hablar con Ailín.

-Ah… por eso no está…- menos mal que me había callado la boca, había avisado a Dom. Me senté a su lado- ¿Sabes? Hoy he soñado con un lugar del bosque, un lugar que me encontré cuando era pequeña… este bosque está lleno de misterios. ¿Te gustaría que te llevara? Es precioso…- Dom me miró con una sonrisa.

-Hoy no puedo pequeña, me han asignado turno de caza… Otro día será… Podrías llevar a Willhelm, ¿no?


-Que desilusión. Verás… creo que Willhelm y yo no nos llevamos muy bien, asesinamos con la mirada, no sé si te has dado cuenta… Willhelm es alguien que…
- sentí un codazo, había sido Dom, miré de reojo a mi izquierda, Willhelm venía a lo lejos- tiene un humor muy característico, no sé si llegaría a congeniar conmigo.- Gracias a su aviso no había dicho una barbaridad.

-Solo tendrías que comprobarlo… Ya volviste, eres un tardón, a saber qué has hecho por el camino, ¿te has quedado embobado mirando un ratoncito?- Dom se echó a reír y se puso de pie.- Por cierto, Angelica quiere llevarte a un lugar que descubrió cuando era pequeña, irás en mi lugar, ya que me han asignado turno de caza, disfrútalo.

Le dio una palmada en el hombro. Yo le miré con furia, esa me la iba a pagar. Mientras Dom estaba con Willhelm, yo me quedé con la mirada perdida. De pronto vi pasar a Travis enfrente de nosotros. Me miró, primero sin expresión, después… con una media sonrisa que me hizo temblar.
-¡Sí! Voy a llevarte, vamos- le cogí del brazo instintivamente, sin dejar de mirar la partida de Travis, le tenía un miedo atroz.- Adiós Dom…

Estiré de su brazo saliendo del bosque, Ailín dijo que si iba acompañada no pasaba nada, así que… Llegados a un punto le solté el brazo y seguí andando delante de él, sin mirar atrás y sin mencionar palabra alguna. Estaba en mi cabeza, en mis cuentos de hadas. Me paré en seco y cerré los ojos. Necesitaba que el sonido del agua me guiara.
-Hadas del bosque, ¿podéis mostrarme el camino?- dije dulcemente.
Unos puntitos amarillos y brillantes se pusieron delante de nosotros. Sonreí. Comenzaron a moverse, mostrándonos el camino. Tras pasar una parte del bosque terrorífica y llena de maleza y sonidos espeluznantes, conseguimos llegar al claro.
-Muchas gracias haditas… ¿A que es un lugar precioso? Hay hasta una cueva… Ven- le cogí la mano sin darme cuenta y tiré de él.

Spoiler:



Pasamos por encima de las rocas con cuidado, le enseñé la primera cascada desde lo alto, asomándonos. Willhelm bajó una piedra más, ya estaba en el borde. Aquella charca era profunda, ya lo había comprobado. No pude evitar empujarle para que cayera. Me reí estrepitosamente, más aún cuando salió a la superficie. Tenía cara de pocos amigos.
-No te enfades, mira, si te hace sentir mejor, yo también saltaré…- no me parecía buena idea, el agua estaba muy fría, mucho más en primavera. Me quité la caperuza roja, dejándola en una roca seca. Me enrollé el vestido a las piernas, no me veía convencida a saltar. Pero finalmente salté, soltando un grito. Sentí el agua y la presión que ejercía, subí de inmediato a la superficie.- Está congelada…- dije tiritando.

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Lun Dic 06, 2010 10:18 pm

Me desperté temprano, como cada día. Angelica seguía dormida profundamente y no pensaba llevarla hasta Ailín, creo que la licántropa ya tenía suficientes dosis de caperucita en dos días.
Nada más salir de la tienda, fui directo a la de Dom.
-Levántate grandullón, es tu turno de vigilar a la caperucita roja- no esperé a escuchar respuesta, sabía que me había escuchado y que en cuestión de segundos saldría para sentarse frente a la entrada de mi tienda.
La tienda de Ailín era la más grande de todas, como dos tiendas juntas que se unían para hacer una sola. Siempre se encontraba en la parte más alta del campamento, donde todo se pudiera divisar mejor.
Entré apartando las cortinas con un brazo y la vi sentada en un trono de madera decorado con trofeos de guerra: Pieles, cuernos, huesos, etc.
Hinqué la rodilla en el suelo y bajé la cabeza.
-Bienvenido Willhelm ¿a qué debemos tu visita? ¿A caso tu humana se ha metido en problemas? No la veo por ninguna parte.

-Es por Travis, se ha encaprichado de ella- confesé.

-El picha loca de Travis- dijo Ailín agotada- conociéndole ya habrá intentado violarla ¿lo ha conseguido?

-Le detuvimos justo a tiempo.

-Entiendo. Querrás que lo mantenga controlado.

-Mi vida depende de ello…

-Cierto, su vida está bajo tu responsabilidad… Tranquilo Willhelm, Gorca le mantendrá ocupado- Ailín se levantó del trono y se acercó a mi. Noté sus manos en mis hombros y como se arrodilló para colocarse a mi altura- Pese a tus travesuras y tu desobediencia te tengo como a un hijo que haya nacido de mi vientre, no dejaré que te pase nada a ti ni a tu humana… mataré a Travis si es necesario- Apreté fuerte los puños. No quería que se cobrara la vida de Travis por una humana… aunque si había que matarle yo no me interpondría, es más me gustaría ser yo quien le asestara el golpe… quien mejor que un camarada.

-Gracias…- me levanté y salí de la tienda, de regreso con Dom y Angelica.

-Ya volviste, eres un tardón, a saber qué has hecho por el camino, ¿te has quedado embobado mirando un ratoncito? Por cierto, Angelica quiere llevarte a un lugar que descubrió cuando era pequeña, irás en mi lugar, ya que me han asignado turno de caza, disfrútalo-Me dijo Dom cuando llegué. No me importó demasiado su comentario, más bien porque vi la figura de Travis pasar junto a nosotros de forma socarrona.

-Vamos, llévame donde tengas que llevarme- dije sin apartar la mirada de aquel licántropo.


Se trataba de un lugar que en apariencia parecía mágico. Un lugar que invitaba a la tranquilidad y la calma. Quise asomarme más a la charca donde caía la cascada. Cual fue mi sorpresa notar un empujón que me hizo perder el equilibro y caí hasta el fondo. Nadando hasta la superficie lo más rápido que pude.

-No te enfades, mira, si te hace sentir mejor, yo también saltaré…

-Eso, baja, baja…- susurré flojito. Cuando saltó y la vi hundirse en el agua, nadé deprisa hasta el lugar donde más o menos saldría a la superficie.
Cuando lo hizo, coloqué una mano sobre su cabeza.

-Más te vale que cojas algo de aire o tragaras todo el agua de la charca- y la hundí de nuevo. Luego nadé hasta una roca cercana y me subí en ella. Me deshice de la coraza negra justo cuando Angelica salió a la superficie, y me quité las botas cuando ella nadaba para intentar cogerme. De un salto, alcancé de nuevo lo alto de la cascada y reí.
-Te esperaré aquí arriba con tranquilidad, das menos miedo que una abuela sapo de esas- Salté de roca en roca. En uno de los saltos tuve que frenar en seco cuando se abrió ante mí un agujero de tremenda profundidad- Increíble… -me acuclille para ver mejor aquella cueva.

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Lun Dic 06, 2010 10:32 pm

-Te esperaré aquí arriba con tranquilidad, das menos miedo que una abuela sapo de esas- hijo de su madre...
Después de ahogarme y ahora se había ido al lado contrario, le odiaba. Nadé hasta llegar a la roca más cercana y poder subir. Tardé un poco, la charca era muy amplia. Una vez subida, hice "malabares" para poder subir las otras rocas, no era nada fácil, y mucho menos con un vestido. Me puse a su lado.
-Te empujaría si no supiera que podrías matarte... La consecuencia sería que me matasen a mí... Ante todo, debo pensar en mí misma- dije con cara de vencedora.
-Es imposible bajar allí abajo, un movimiento en falso y caes al vacío... Sé una historia... Dicen que este lugar era el lugar especial de una pareja. Tan especial era, que un día, el muchacho le pidio la mano a la muchacha. Se prometieron en este lugar tan hermoso. Al día siguiente, la muchacha no encontró a su prometido, incluso llegaron a decir que no existía. Vino a este lugar, levantó los dos brazos, en forma de cruz y se dejó caer al vacío... Unos dicen que aquel muchacho solo era el espíritu de lugar... quien sabe, otros que la chica estaba loca...
Me arrodillé y me asomé con cuidado, parecía no tener fondo, daba mucho miedo. El cuerpo de la muchacha... ¿estaría allí abajo o solo era una leyenda?

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Lun Dic 06, 2010 10:43 pm

-Es imposible bajar allí abajo, un movimiento en falso y caes al vacío... Sé una historia... Dicen que este lugar era el lugar especial de una pareja. Tan especial era, que un día, el muchacho le pidio la mano a la muchacha. Se prometieron en este lugar tan hermoso. Al día siguiente, la muchacha no encontró a su prometido, incluso llegaron a decir que no existía. Vino a este lugar, levantó los dos brazos, en forma de cruz y se dejó caer al vacío... Unos dicen que aquel muchacho solo era el espíritu de lugar... quien sabe, otros que la chica estaba loca...- sonreí de medio lado. Así que no me empujaba por temor a “matarme”. Se iba a enterar.
-Así que un suicidio…- todo lo rápido que pude, cogí a Angelica del brazo y la empuje hasta la boca de la cueva. La sostuve en vilo de la muñeca, dejando su cuerpo flotar en el vacío- Tal vez un suicidio sea el pretexto para deshacerme de ti de una vez por todas. Podría decir que el encuentro con Travis te tocó demasiado…- aflojé un poco la fuerza de mi mano y Angelica se escurrió un poco. Luego rompí a reír y ala acerqué de nuevo a tierra firma- Lo he tenido que hacer lo siento… no podía dejarte caer ahí, no sin mí claro está- y cogiéndola en brazos salté al vació sin importante la altura.
Angelica chillaba como una loca y yo reía sin parar. Por fin pude ver el suelo y flexioné las piernas justo cuando mis pies entraban en contacto con la superficie. Pese a que la caída ya había terminado, Angelica seguía gritando y ferrándose con fuerza a mi cuello. Imité sus chillidos de loca y fue entonces cuando se calló- Eres más molesta que un pájaro carpintero. -La dejé en el suelo y miré a todos lados- Qué, buscamos el cadáver de la chica o te dejo aquí para que tu seas ese cadáver.

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Lun Dic 06, 2010 10:56 pm

-Así que un suicidio…- Willhelm me cogió del brazo y me empujó hacia el vacío, miré hacia abajo, ¿pero de qué iba?- Tal vez un suicidio sea el pretexto para deshacerme de ti de una vez por todas. Podría decir que el encuentro con Travis te tocó demasiado…- aflojó un poco mi muñeca.

-Dominique no se lo creerá, cobarde.


Se echó a reír y me llevó a tierra firme de nuevo. Maldito fuese mil veces.
-Lo he tenido que hacer lo siento… no podía dejarte caer ahí, no sin mí claro está.
Me cogió en brazos y saltó al vacío. Grité durante toda la caída, aquello era terrorífico, aunque no quisiera me agarré fuerte a él, temía que me soltase. Parecía que habíamos tocado tierra ya, el imbécil comenzó a burlarse de mí con gritos.
-Eres más molesta que un pájaro carpintero. Qué, buscamos el cadáver de la chica o te dejo aquí para que tu seas ese cadáver.
Me dejó en el suelo, le miré con fiereza.

-Imbécil- miré hacia arriba estaba altísimo.
Me encaminé delante de él, refunfuñando por lo bajo, maldito lobo estúpido. Por no mirar por donde iba me caí desde una altura increíble. Gracias a Dios que había agua, aún así, me había dolido bastante. Me quedé un buen rato bajo el agua hasta que por fin subí. Me quejé del golpe. Miré al frente, había una cascada de la misma altura desde la que había caído. Aquello era increíble. Miré por donde podría subir, no había ningún sitio. Miré a Willhelm, cogí aire y me introduje bajo el agua. Abrí los ojos, parecía haber un camino bajo el agua, no me adentré por miedo a no encontrar aire.
-¡Hay un camino allí abajo!

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Lun Dic 06, 2010 11:23 pm

La vi caer por la cascada y corrí hasta el borde para verla sumergirse en el agua. Patosa, como se haya matado la resucito y luego vuelvo a matarla. Respiré más tranquilo cuando vi su cabeza salir a la superficie.
-Eres una patosa- le grite desde los alto. Luego de mirarme, volvió a sumergirse para después volver a la superficie.

-¡Hay un camino allí abajo!- me gritó Angelica. Esa era una clara indirecta de que quería que saltara allí abajo. Tenía que hacerlo, no podía dejarla allí a mi pesar..
Salté de cabeza al agua y nadé hasta el lugar donde estaba ella

- Espérate aquí, voy a ver…- Me sumergí y buceé hasta la entrada del camino submarino. A pocos metros podía ver como la luz entraba. Volví junto a Angelica saliendo a la superficie a su lado- No hay mucha distancia, pero coge mucho aire por si acaso- Conté hasta tres y ambos nos sumergimos y buceamos en dirección a aquella cueva submarina.

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Lun Dic 06, 2010 11:38 pm

Spoiler:

Willhelm fue a comprobar la distancia que tendríamos que completar para llegar a algún sitio, si había algún sitio.
-No hay mucha distancia, pero coge mucho aire por si acaso.
Asentí y cogí aire. Nos sumergimos bajo el agua y buceamos por aquella cueva bajo el agua. Al principio todo era muy bonito, pero luego, la respiración me estaba jugando una mala pasada. Cuando por fin, vi luz y la posible subida, lo hice lo más rápido que pude. Al salir, respiré aliviada, recuperando el aire y volví a hundirme para recuperarme. Me mantuve bajo el agua unos segundos y volví a salir. Respiré de nuevo, miré a Willhelm.
-Ya me siento mejor...- dije con una sonrisa.
Eché un vistazo a aquel lugar. Se veía con tonos azulados y gracias a algunas grietas hacia el frente que dejaba pasar la luz del sol, podía verse claro. Había zonas no cubiertas de agua, de una roca color grisacea, en el techo, bastante alto, se veían estalactitas muy voluminosas. El agua era cristalina, de tonos azules celestes y oscuros.
-Este lugar es precioso...- admiré toda la belleza del lugar.
Me acerqué a Willhelm.
-¿Has pensado cómo vamos a volver? No pienso dejar allí mi caperuza, la tengo mucho cariño- dije con el ceño fruncido.
No me lo pensé dos veces y me propuse a hundirle bajo el agua. Al no tocar suelo, fue inevitable. Me reí bastante. Cuando salió...
-Emm... ten perseverancia, por favor...

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Lun Dic 06, 2010 11:49 pm

Será traicionera, por no llamarla de otra forma. La miré entrecerrando los ojos y me hundí. Cogí uno de sus pies que aleteaban para mantenerse a flote y tiré de el hacia abajo, haciendo que se hundiese. Cuando llegó a mi altura, la empujé aún más abajo colocando mi mano sobre su cabeza e impulsándome hacia la superficie.
Seguimos jugando a las hundiditas hasta que comenzamos a salpicarnos con el agua para poder recuperar un poco la respiración.
Las Paredes de la ruta submarina nos devolvía el eco de nuestras risas. Aprovechando su incapacidad por un ataque de risa, volví a hundirla sin previo aviso.
Sacó la cabeza del agua y por una vez desde que nos habíamos encontrado en aquella torre del bosque, me fijé en el físico de Angelica. Su pelo estaba empapado pero lo recordaba riso y con algo de volumen. Sus ojos eran de color azul algo más intenso que los míos y unos labios muy carnosos. Ahora comprendía algo el encaprichamiento de Travis.
Sin quererlo, mi análisis había provocado un incómodo silencio que solo se rompía por el mecer del agua.
-Creo que deberíamos buscar una salida… nos quedaremos arrugados como pasas.

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Mar Dic 07, 2010 12:05 am

Nos hundimos unas cuantas veces más, por una vez me estaba divirtiendo con ese lobo cascarrabias, con afán de perfección y... ¡viejo! Si bueno... viejo pero atractivo. ¡Pero qué dices! No digas eso, nunca digas eso. Nos quedamos en silencio, un silencio incómodo, me miraba y eso hacía que me sintiese violenta.
-Creo que deberíamos buscar una salida… nos quedaremos arrugados como pasas.
Asentí.

-Creo que la única manera será por donde hemos venido... si sabes escalar, claro está. ¿Nunca piensas en las consecuencias de tus actos?
- puse cara de resignación- Nunca Aprenderás De Tus Errores- y le hundí riéndome otra vez.
Una vez salió me agarró para hundirme, supliqué que no lo hiciera pero no sirvió para nada, de nuevo estuve bajo el agua. Me cogió del brazo y me subió hacia arriba. Esta vez no le miré furiosa, ni con enfado, ni nada. Solo le miré a los ojos. Unos ojos azules preciosos. Acerqué mi rostro muy despacio y cuidadosamente al suyo, si me rechazaba al acercarme, ya se habría acabado y no quedaría en ridículo. Pero no sentí rechazo, aún estando a escasos centímetros de sus labios. Le miré una última vez a los ojos y los cerré. Junté mis labios a los suyos. Primero fue un pequeño beso, en el que finalmente separé un poco mis labios de los suyos. No había rechazo, ¿lo aceptaba? Volví a besarle, esta vez un beso más largo. Me separé de sus labios finalmente, le miré a los ojos y desvié la mirada.
-Bueno... ¿sabes escalar o no?- dije intentando no tartamudear del nerviosismo.

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Mar Dic 07, 2010 12:27 am

Aquel beso podría haberlo rechazado. La lentitud de sus movimientos y su propia incertidumbre me daban tiempo de sobra para detenerla, pero me quedé mirándola sin decir nada hasta que llegó el beso inevitable. Fue cortó, pero cuando se dio cuenta que no la rechacé, volvió a besarme con un poco más de valor, un beso un poco más largo.
Luego se separó y desvió la mirada.
-Bueno... ¿sabes escalar o no?
Sonreí de mala gana y miré las paredes que nos rodeaban. Tal vez no hiciera falta tener que volver por donde habíamos venido.
Metí mis manos bajo el agua y comencé a desabrocharme los pantalones. Me los quité no sin dificultad y se los lancé a Angelica a la cara.
-Toma, sujeta mis pantalones- más tarde los iba a necesitar. Nadé hasta un montón de piedras que quedaban cerca de la pared y comencé a transformarme.
Una vez convertido, me sacudí el agua salpicando todo a mi alrededor. Hice algunas pruebas, clavando mis garras en la pared y escalando sin dificultad en una pared totalmente vertical. Podría hacerlo sin dificultad. Me dejé caer sobre el montón de piedras y comencé a ladrarle a Caperucita. En esa forma no podía hablar y necesitaba que se acercase.
No parecía muy segura de querer hacerlo, puede que el miedo a morir ahogada o de hipotermia le dieron un poco de valor.
Yo mismo hice que se subiera a mi lobo y ella por instinto se aferró a mi cuello con fuerza.
Comencé a escalar la pared todo lo rápido que podía para que no se cansara de agarrarse y cayera al vació.
Mis garras se hundían en la piedra como si estuvieran echas de mantequilla. Salimos por fin por uno de los agujeros.
Comencé a galopar en dirección a la cascada donde habíamos dejado nuestras cosas y cuando vi por fin la el límite, no me detuve y continué hasta dar un poderoso saltó que nos hizo acabar en la profundidad de la charca.
A la superficie salieron dos jóvenes y no se vio rastro alguno de la criatura gigantesca.
-¿Se escalar o no?

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Mar Dic 07, 2010 12:39 am

-Toma, sujeta mis pantalones- me lanzó sus pantalones a la cara, ¿pero y este?
De romántico no tenía ni un pelo, no era más que un idiota. No le dirigí la mirada en ningún momento, me asusté cuando escuché un pequeño rugido y miré en aquella dirección. Estaba Willhelm... pero estaba transformado. Me daba miedo, era un lobo enorme y terrorífico... Volvió a rugirme. ¿Quería que fuese allí? La llevaba clara, con un simple golpe me mataría. Pero si me quedaba allí... no me quedaba otra opción. Nadé hacia él y subí a la roca con algo de inseguridad. Hizo que me subiera a su lomo, me aferré a su cuello, más aún cuando empezó a escalar. Mi cuerpo colgaba del suyo, un solo afán de soltarme y me caería al vacío. Cerré los ojos en todo el trayecto. Pronto, esa sensación vertical se esfumó, estaba corriendo en dirección a la charca y... ¡no! Se tiró hacia allí, solté un grito que se difundió hasta que el agua cubrió mi cabeza.
Salí a la superficie lo más rápido que pude y vi a Willhelm, pero esta vez en forma humana.
-¿Se escalar o no?

Le miré furiosa y le tiré los pantalones a la cara.
-He pasado un miedo espantoso, idiota.
Le di la espalda y nadé hacia dónde había dejado la caperuza roja. Escalé por las piedras hasta llegar arriba. Me escurrí el vestido todo lo que pude y me senté en la roca, mirando hacia la cascada.
Ahora venían las dudas, ¿por qué le había besado?...

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Mar Dic 07, 2010 12:49 am

-He pasado un miedo espantoso, idiota.- reí mientras me apartaba los pantalones de la cara y la veía alejarse hacia la cascada.
Mientras ella estaba ocupada escalando la cascada, a mi me dio tiempo a escurrir los pantalones y a ponérmelos, colocarme las grebas y las botas y ponerme la camisa de lana tintada. La coraza me la eché a la espalda y comencé a subir por las piedras de salto en salto.
Cuando llegué al lugar donde Caperucita parecía embobada, me deshice el nudo de la coleta y comencé a escurrirme el pelo.
-Te quejarás, hoy has tenido un gran día con tu aburrido protector ¿verdad?- me dejé el pelo y me senté en frente de ella, dejando la coraza a un lado.
El sol hacía rato que había dejado de estar en lo alto del cielo, sería la primera hora de la tarde y Dom aún estaría cazando por el bosque y Travis… muerto o al cuidado de Gorca.
Sin previo aviso, me alcé un poco hasta llegar a Angelica y la besé en los labios. No fue un beso corto, todo lo contrario y ella no pareció querer apartarme. Luego me separé y volví a sentarme como antes- Deberíamos hablar sobre esto y lo de antes ¿no crees?- dije mientras me volvía a hacer la coleta y dejaba algunos mechones caer sobre mi cara.

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Mar Dic 07, 2010 12:59 am

-Te quejarás, hoy has tenido un gran día con tu aburrido protector ¿verdad?- ñañaña ñaa... Tonto rematado. Se sentó enfrente de mi.

-Me has quitado la bonita vista que tenía- dije enfurruñada.
No dijo nada, bien por él, mantuve la mirada desviada, pero cuando la posé sobre él, Willhelm se alzó y me besó. No le rechacé el beso, parecía necesitarlo. Se acabó separando de mí y se sentó tal y como estaba en un principio.

-Deberíamos hablar sobre esto y lo de antes ¿no crees?


-¿Y por qué hablar sobre ello? ¿Por qué no mejor evitar una conversación incómoda? No sé ni lo que hago...
- me levanté y cogí la caperuza para ponérmela.- Deberíamos volver...- dije sin mirarle y emprendiendo el camino.
Estaba atenta al suelo y a las charcas hasta que... ajá, la encontré. Cogí un abuela sapo y me acerqué a Willhelm.
-Es tu hogar, tú debes hacerlo, sino no funcionará.- dije enarcando las cejas.
Le tendí el abuela sapo, su cara parecía decir: "¿te has vuelto loca o qué?", eso era lo que más gracia me hacía.

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Mar Dic 07, 2010 1:18 am

-Es tu hogar, tú debes hacerlo, sino no funcionará- ¿Estaba loca?

-Yo no necesito nada de eso- dije cogiendo el sapo y lanzándolo por encima de mi cabeza hacia atrás. Al rato se escuchó el chapoteo del agua- Y no sigas chupando sapos, no debe ser bueno para la salud. Para moverte en este bosque, solo debes saber donde mirar- Comencé a mirar las rocas que pisábamos hasta que vi una recubierta de musgo- Puede que en este bosque no puedas fiarte de los árboles y es verdad… no consigo utilizarlos de referencia. Cuando creo haber encontrado uno característico, al rato ya no está allí… pero las rocas siempre son las mismas.- le señalé la roca y me acuclillé- El campamento se encuentra en la parte norte del bosque, solo tenemos que encontrar el norte y seguir la dirección ¿Ves el musgo? Solo crece en la parte norte de las rocas y árboles así que andando- me enderecé comenzamos a caminar en dirección al campamento.
Tal y como yo había previsto, en cuestión de casi una hora, llegamos a nuestro destino. Miré a Angelica con cierta superioridad y luego comencé a reír- Vamos caperucita roja, en la tienda nos espera ropa seca que sustituir a estas húmedas. Supongo que también tendrás hambre- de camino a la tienda, vimos a Travis, que junto a Gorca, se encargaban de traer leña para la noche. Instintivamente pasé un brazo por encima de los hombros de Angelica y la mantuve pegada a mí.
Cuando entramos en la tienda, mis hermanos habían dejado un plato de carne para cada uno, yo conseguí un par de pieles para poder ponérnoslas.
Me quité las botas y las grebas y las lancé a un lado, luego me quité la camisa y por último los pantalones. Me cubrí con la piel el cuerpo, pero no me la llegue a poner. En estos momentos me apetecía estar tumbado o sentado mientras me comía el plato de carne que me tocaba.
Me rondaban cosas en la cabeza que no me gustaba dejar pendiente, era un hombre quisquilloso que le encantaba ver todo solucionado y con respuestas enseguida.
Me levanté del suelo y me rodeé la piel entorno a la cintura. Fui directo a la parte de la tienda que utilizaba Angelica para cambiarse y estiré la cortina de golpe. La encontré vestida.
-No quiero evitar la conversación ni dejar de hablar de ello- la atraje a mi y la volví a besar con algo de pasión que carecían los otros besos- ¿Qué demonios es esto?

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Mar Dic 07, 2010 1:33 am

Me comentó sobre las rocas del bosque, que no cambiaban y que el musgo indicaba el Norte, justo donde estaba el campamento. Me encogí de hombros, esperaba que se equivocase pero... de eso nada, llegamos al cabo de una hora. Willhelm me miró con aires de superioridad, apreté la mandíbula, el maldito comenzó a reír. Y yo que quería que chupase el sapo...

-Vamos caperucita roja, en la tienda nos espera ropa seca que sustituir a estas húmedas. Supongo que también tendrás hambre.- Asentí.
Dirigiéndonos a la tienda, pude divisar a Travis, desvié la mirada al suelo al instante, Willhelm pasó un brazo por mis hombros y me acercó a él. ¿Por qué hacía aquello? Empezaba a pensar cosas raras, como si fuera el mundo animal. "Esta hembra es mía, y si te acercas te mato" como ciervos en celo. Alucinante.
Al entrar en la tienda vimos un plato de comida, Willhelm trajo pieles para que pudieramos ponérnoslas. Nunca me había puesto nada parecido, no sabía cómo iba. Pero, tapándome todo lo posible para que el lobo no me viera, me lo conseguí poner. Debía reconocer que era más cómo y calentito que el otro vestido. De pronto, la tela de la tienda que nos separaba a Willhelm y a mí se abrió. Le miré lleno de rabia.

-¿Y si estaba desnuda qué? Estúpido.- Estiré el vestido desviando la mirada de la suya.

-No quiero evitar la conversación ni dejar de hablar de ello- me atrajo a él y volvió a besarme, pero aquel beso fue distintos a los otros.- ¿Qué demonios es esto?

-N-no lo sé, ¿vale?
- dije con voz afectada, le separé de mi con una mano.- Seguro que tienes es poder que tienen los gnomos, un poder de engaño... Estás haciéndome mal con ello... ¡no lo sé! Tú tienes tropecientos años y yo no tengo ni veinte, lo nuestro es imposible...- me senté en el suelo dándole la espalda.

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Mar Dic 07, 2010 1:47 am

-N-no lo sé, ¿vale? Seguro que tienes es poder que tienen los gnomos, un poder de engaño... Estás haciéndome mal con ello... ¡no lo sé! Tú tienes tropecientos años y yo no tengo ni veinte, lo nuestro es imposible...- dijo ella sentada en el suelo, dándome la espalda.

-Tengo exactamente 295 años…- me senté también en el suelo y la dejé que quedara delante de mi, sin mirarme- Tenía 13 años cuando Ailín y su grupo de lobos me raptó para llevarme con ellos ¿Sabes? No es obligatorio quedarnos en la manada, para nada. Cuando somos suficiente mayores, Ailín nos da la oportunidad de irnos para poder crear nuestra propia historia y los brazos de la familia siempre estarán abiertos si queremos regresar… yo no quise irme. En mi aldea jamás fui un niño destacado, no era mejor que los otros… pero cuando Ailín me llevó con ella me sentí especial, diferenta… encajaba- no tenía ni idea de porque le estaba contando todo aquello, pero seguí- Fui entrenado y educado hasta que estuve preparado para recibir el don. Cuando ya fui un licántropo echo y derecho, me juré proteger el lugar en el que encajaba. Y llevo haciéndolo desde hace tantos años… tal vez sí que soy un tanto viejo, pero tiendo a proteger las cosas que aprecio y amo- me levanté del suelo y salí de la tienda con el plato de carne en la mano, se me había pasado el apetito. Lo dejé junto a un grupo de hermanos que hablaban entretenidos y me alejé de ellos para quedarme solo.
Necesitaba comprender que era lo que había sucedido en la tienda.

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Angelica Grimm el Mar Dic 07, 2010 2:01 am

Comenzó a hablar, su edad, cómo era y su secuestro, encajaba en aquel lugar... Le escuché con atención, al fin y al cabo, me estaba contando algo importante de su vida. Los lobos de aquella manada podían irse si querían, y también volver.
-Cuando ya fui un licántropo echo y derecho, me juré proteger el lugar en el que encajaba. Y llevo haciéndolo desde hace tantos años… tal vez sí que soy un tanto viejo, pero tiendo a proteger las cosas que aprecio y amo
¿Aquello había sido una indirecta? No lo sabía, solo me había dado una punzada en el pecho, me había echo un pequeño mal estar. Willhelm se levantó y salió de la tienda, pretendí detenerlo pero no lo hice. Me quedé pensativa, ¿me amaba? ¿y yo a él? Solo nos conocíamos de dos días, ¿el odio nos había unido? ¿o desde un principio nos queríamos? Maldita sea, necesitaba despejarme...

Salí de la tienda, quería ver a Dominique, pero no se hayaba allí, le busqué en su tienda, incluso en la antigua. Paseé hasta llegar a un lugar vacío y tranquilo. Me senté en una roca y me quedé aún meditando.
No había calculado el tiempo, pero parecía tarde. Me encaminé de nuevo hacia la tienda, pero me encontré de frente con Travis, a unos tres metros, con el supuesto lobo que le vigilaba. Di un paso hacia atrás por instinto. Aunque aquel lobo me protegería, ¿no?

Mientras tanto...

-Hey, Willhelm, ¿qué te ocurre? Pareces desganado- era Dom, dio una palmada en el hombro de Will y se sentó a su lado- ¿Y Angelica? ¿Qué tal ese lugar?


Tragué saliva y caminé hacia delante, pasando al lado de Travis, no sin esfuerzo.
-En lo que habíamos quedado ¿verdad Gorca?
¿Cómo? Travis me cogió del brazo y tiró de mi hacia delante.

-¡Suéltame!- se dio la vuelta y le di tal bofetada que se le volvió la cara roja de ira.

-Más te vale que corras, muchacha...

Di unos pasos hacia atrás, Travis comenzó a transformarse en lobo, yo salí corriendo, hacia delante sin dilaciones.
-¡Ayuda!- grité desesperada...

Angelica Grimm
Humano - Clase Baja
Humano - Clase Baja

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Willhelm el Mar Dic 07, 2010 2:23 am

-Hey, Willhelm, ¿qué te ocurre? Pareces desganado ¿Y Angelica? ¿Qué tal ese lugar?- Era Dom. Parecía que ya había llegado de cazar, la verdad es que su presencia conseguía mejorar mi ánimo.

-Es un lugar que consigue cambiar todo lo que parecía normal en ti…- dije simplemente- Aunque si intentara llevarte sería casi imposible porque…- en ese momento escuché el grito de auxilio de Angelica. No hizo falta nada más. Dom y yo nos transformamos al instante.
Como cabía esperar, incluso en la forma de licántropos, Dom era mucho más voluminoso que yo. Era una suerte tenerlo a mi lado.
Con todas las fuerzas de mis pulmones, aullé todo lo alto que pude rezando a cualquier dios que estuviera allí arriba que Ailín lograra captar aquel mensaje.
Dom había comenzado a galopar en dirección al grito y yo lo seguí cuando termine de enviar el mensaje.

Vi a Angelica correr en nuestra dirección, gracias al cielo estaba bien, pero pegada a sus talones corría Travis en su forma lobuna. Maldito seas Gorca ¿Qué coño has hecho? ¿Cómo te atreves a quedarte con los brazos cruzados?
Cargué con un poderoso salto, pasando a Dom y a Angelica y chocando contra el otro licántropo. El golpe fue tremendo y los dos comenzamos a rodar soltando mordiscos y arañazos que solían acertar en el blanco.
Dom había chocado contra Angelique, protegiéndola con sus fuertes brazos e intentando escapar del lugar, pero Gorca no se quedó quieto.

-Quédate donde estás Dominique y suelta ala chica- Dominique le rugió y entrecerró a aún más ala muchacha entre sus brazos. Gorca comenzó con su propia metamorfosis y pronto tuvimos delante un enorme hombre lobo de pelaje gris. Dominique estaba en apuros, si apartaba a Caperucita para atacar, ella podría resultar herida y si continuaba protegiéndola, Gorca acabaría con él en menos que canta un gallo. Maldita sea, yo no podía hacer nada por ayudarlo. Travis no me daba un momento de respiro y no iba ganando, la verdad.
Cuando Gorca despegó sus patas del suelo, lanzándose contra la pareja con las garras por delante, pareció que todo estaba perdido… Pero un borrón de color rojizo se interpuso entre el depredador y sus presas. Un enorme borrón que arrancó la cabeza del lobo gris de un solo zarpazo. Ante Dom, la preciosa licántropa de pelaje rojo se iba transformado en nuestra lider Ailín. Lo mismo ocurría con el cadáver de Gorca cuya cabeza mutilada estaba a unos cuantos metros de distancia.

-Siempre me diste pena Gorca… solo te tenía a mi lado por que no eras del todo estúpido en la cama- dijo ella con resignación.
Aprovechándome de aquella intrusión en la que Travis estaba atentó, cerré mi mandíbula con fuerza entorno al cuello del Licántropo rasgando piel y músculos hasta llegar al hueso que con un poco más de fuerza crujió al partirse, quedando el licántropo medio decapitado.
Jadeante, recobré mi forma humana y caí al suelo. Tenía todo el cuerpo magullado y de las heridas no paraba de brotar sangre.
Ailín se quedó mirando a la pareja que seguía mirando incrédula los dos cadáveres.

-¿Pero a qué esperáis? ¿Vais a dejar que se consuma ahí tirado?

Willhelm
Licántropo - Clase Baja
Licántropo - Clase Baja

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 30/11/2010
Edad : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: En los bosques de Kassel [libre]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:46 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.